viernes, 28 julio 2017

La economía colaborativa existe de toda la vida. No es un concepto nuevo. Consiste en compartir, colaborar, co-crear entre varias personas. La esencia de la economía colaborativa es maximizar los bienes. Sin embargo, se habla mucho de ella últimamente por cómo está introduciéndose y revolucionando el mundo empresarial.

Adrián Miranda, emprendedor de Multihelpers y Manuel Alonso, doctor en ciencias económicas, profesor de marketing estratégico y transformación digital en IE Business School, son autores del libro “Economía colaborativa, la revolución de los mercados”, presentado en Madrid en noviembre y seleccionado entre los diez mejores libros de empresa de 2016 por directivos españoles, siendo los únicos autores españoles. “En comunidad, en conjunto, somos más fuertes que uno solo. La economía colaborativa está transformando todos los sectores y permite adaptarse a lo que está viniendo. Todo está evolucionando. El marketing, la estrategia, la innovación… por tanto ¿por qué no vamos a tener en cuenta a las personas en esta evolución?”, señala Adrián Miranda.

EL CAMBIO YA ESTÁ AQUÍ

Adrian MirandaUn ejemplo de economía colaborativa es Dectahlon. Esta empresa de artículos y ropa deportiva detectó que muchos clientes tenían la necesidad de compartir material deportivo que habían comprado y ya no usaban. Entonces creó Trocathlon. “Los ejemplos más grandes que tenemos de economía colaborativa son globales… Por ejemplo, Facebook es el medio donde más información se consume pero la empresa no genera contenido. Alí Babá es el que más vende y no tiene stock. Uber es la empresa de taxis más importante del mundo y no tiene taxis… Las empresas deben darse cuenta de que el cambio ya está aquí”, anuncia Miranda.

La economía colaborativa está suponiendo un importante cambio a  nivel empresarial y global. “Ningún sector se libra de la economía colaborativa. Pero hay que hacer las cosas desde otro enfoque y hacerlo de la manera más beneficiosa posible para el cliente final. La economía colaborativa busca un avance enfocado en la persona, que sea la persona la que te ayude a hacer crecer el negocio, como por ejemplo, colaborar de una manera más directa y eficiente con tu cliente”, explica Miranda.

Volkswagen o Toyota por ejemplo, no sabían cómo entrar en la economía colaborativa. Lo que hicieron fue participar con capitales millonarios en otras empresas de movilidad que ya lo estaban haciendo como es Get- Taxi y Uber . Mercedes por su parte, ha puesto los coches en Madrid para el Car2go. Al final vemos que las empresas grandes están apostando por la economía colaborativa”, subraya.

Según el autor del libro, las pymes de Navarra no se dan cuenta de que podrían hacerlo de una forma mucho más sencilla pero no están dando el paso. “En Navarra nos estamos dando cuenta de que la economía colaborativa tiene potencial y es imparable pero las empresas todavía no saben cómo actuar. No es sencillo para una empresa tradicional llevar a cabo este cambio. Es muy complicado entender que te digan que debes cambiar y prever cómo eso te va a afectar cuando llevas toda una vida actuando de una manera”.

INFLUENCIA EN TODOS LOS SECTORES

Con el libro Economía colaborativa, la revolución de los mercados”, Miranda y Alonso pretenden que cualquier empresa tenga las nociones básicas para entender la economía colaborativa y sepa cómo adaptarse a ese cambio. En el libro se analiza la aplicación de la economía colaborativa en las empresas actuales de un modo práctico para que los directivos o altos cargos puedan revolucionar sus compañías desde dentro, sin que tengan la necesidad de que venga nadie de fuera  de la compañía a hacerlo. El libro también es idóneo para aquellos emprendedores que tengan ideas de negocio en esta línea, ya que les puede servir de inspiración para establecer sus empresas. “Lo primero que deberían entender es cómo la economía colaborativa está entrando en su sector. Esto es lo que queremos mostrar con el libro. Enseñamos cómo la economía colaborativa está entrando en cada sector con casos prácticos para que conozcan qué está ocurriendo a su alrededor”, comenta Adrián.

Adrian MirandaPara mostrar el potencial de economía colaborativa que tienen las empresas, el libro cuenta con el SEI (sharing economy index) con el que cada empresa puede ver y comparar cómo se sitúa con respecto al resto de su sector y conocer así qué puntos debe mejorar.

Adrián creó Multihelpers hace un año y medio, una plataforma web que permite el contacto entre personas que ofrecen y solicitan la realización de pequeñas tareas. Liderar esta empresa ha tenido también mucha influencia en el libro. “Antes de la creación de Multihelpers leía mucho y me llamó la atención la economía colaborativa que en EEUU ya era muy habitual: por ejemplo, allí se comparte casa. Esto me picó la curiosidad y entonces me llegó la oportunidad de crear Multihelpers”.

LAS NNTT, UN  EJE BÁSICO

En este sentido, y en contra de lo que pudiera parecer, las Nuevas Tecnologías están jugando un papel muy importante a la hora de favorecer ese contacto entre las personas. “Las Nuevas Tecnologías son un eje básico en la economía colaborativa a diferencia de lo que podría pensarse que eliminan el contacto personal. Las NNTT permiten precisamente un contacto con cualquier persona en cualquier parte del mundo aunque este contacto no sea directo. Antes por ejemplo no nos imaginábamos que pudiéramos entrar a una web y elegir una casa de Australia para pasar unos días de vacaciones. Ahora sin embargo, podemos ver las diferentes casas disponibles en la otra punta del mundo. Justamente las NNTT favorecen que el contacto personal se establezca aunque no haya un contacto directo”, termina Miranda.

To Top