domingo, 30 abril 2017

IE_Alumni1

“Participar en el AMP es compatible con la actividad profesional”, un punto importante, puesto que sus participantes son directivos con experiencia empresarial que pretenden ampliar conocimiento y visión para aplicarlo de forma horizontal en su compañía o para promocionar de forma vertical o incluso para dar un giro y emprender.

Hemos estado con Águeda Tortajada, directora financiera de Nafarco, cooperativa farmacéutica distribuidora de productos farmacéuticos y ex alumna del AMP de IE Business School, además de miembro del comité de Alumni; también con Carlo Bindoni, ex alumno del IE y actual presidente del Club Alumni, además de gerente en New Horizons, la empresa que fundó en Navarra tras muchos años trabajando en distintos países del mundo. Durante la charla, no paran de hablar de cómo cambió sus vidas profesionales el IE, uno para emprender y la otra para mejorar las posibilidades de su empresa.

VISIÓN 360º DE LA EMPRESA

El AMP en su edición Navarra se imparte en Pamplona desde el 25 de abril y hasta el 7 de noviembre con una metodología práctica que ofrece una experiencia de alto impacto para desarrollar una visión global y estratégica de la realidad empresarial de la que se han beneficiado, hasta el momento, más de 56.000 antiguos alumnos que ocupan puestos directivos en 165 países.

IE_Alumni3Agueda Tortajada participó en el AMP y es un ejemplo de cómo estudiar en el IE sirve para enriquecerse y mejorar la mirada sobre el negocio, algo que ha practicado en su propia empresa Nafarco. Así, por ejemplo, ha podido implementar proyectos de innovación para su organización en dos ámbitos, sobre todo: en la parte de asesoría saludable (facilitando el intercambio de información y conocimiento) y, a través de una banca saludable, creando un fondo de inversión ad hoc. “IE te da un nivel de formación que te revoluciona por dentro y ya no paras”, comenta.

Por su parte, Carlo Bindoni ha viajado y cambiado de puestos de trabajo en muchos países, “durante todos esos años, conocía a personas sobresalientes que me llamaban la atención y siempre terminaba descubriendo que habían pasado por el IE, lo que demuestra el reconocimiento internacional alcanzado por esta escuela”. En la actualidad, es gerente de su propia empresa, New Horizons, donde ayudan a las empresas, con herramientas de marketing estratégico, a hacer que sus ventas se incrementen.

Aunque no siempre es fácil apostar por el desarrollo del talento, la realidad es que un programa de estas características es totalmente compatible con la actividad profesional. Además, tal y como insiste Tortajada, resulta ser un instrumento muy eficaz  “para quienes tenemos ganas de aprender y, sobre todo, para aquellas empresas que consideran imprescindible potenciar el talento de sus empleados”.

CLUB ALUMNI, REFERENTE EN TODO EL MUNDO

“Cuando eres miembro de Alumni, toda la documentación se comparte, las actividades son transversales y los proyectos y todo lo que se hace en la comunidad del Instituto de Empresa es muy enriquecedor”, explica Bindoni.

En las ciudades grandes las cosas pasan al lado, pero Navarra es una región más periférica y es importante esta bombona de oxígeno, como es el Club de ex alumnos. Eso sí, “en Navarra siempre ha habido mucho interés desde las empresas por estar al día y por el emprendimiento, por eso son foros con mucha afluencia y participación, donde las ideas e inquietudes por seguir formándose, aprendiendo… se canalizan desde el club”.

Todos los alumnos que han cursado nacional o internacionalmente algún curso del IE forman parte del Club Alumni del IE en Pamplona, el más dinámico de toda España y referencia también a nivel internacional, como demuestra la multitud de actividades que se organizan gracias a una junta que, en sus ratos libres, se dedica a pensar cómo promocionar más y mejor.

Nace para suplir unas necesidades de los ex alumnos: Tenemos inquietudes y hambre de conocimiento, de seguir aprendiendo, innovando, renovándonos y, sobre todo, tenemos ganas de mejorar el entorno en el que vivimos , explica Carlo Bindoni, con quien está de acuerdo Águeda Tortajada.“Es bueno que haya un foro en el que todo el que busque ‘comida para el cerebro’ tenga un lugar al que acudir, donde sacar ideas, donde tratar de desarrollar proyectos en conjunto y donde encontrar la vía de devolver a la sociedad lo que ha aprendido”.

Hay una junta con cinco miembros que empujan todas las actividades de networking y que tienen tres grandes áreas de actuación:IE_Alumni2

  • Actividades para asociados: Eventos a los que viene un ponente de fuera y en los que se organizan cenas informales con directivos de empresas navarras, que no necesariamente han cursado en el IE, “porque lo más complejo para las empresas navarras es localizar el talento, individuarlo, fomentarlo y no perderlo. “Y aunque estas actividades son cerradas, tenemos ‘Amigos del IE’, personas afines que conocen a antiguos alumnos y pueden acudir a estos eventos organizados”.
  • Eventos abiertos a la sociedad: De los que organizan al menos uno al año, para el que traen a importantes ponentes. “El último fue sobre ‘Cómo gestionar tu carrera de directivo en Navarra’, con ponentes de tres empresas navarras del Ibex.
  • Emprendimiento: Cómo seguir avanzando en la carrera. Dirigido a intra emprendimiento, directivos que logran poner en marcha proyectos novedosos dentro de sus propias empresas; y los que son emprendimiento más puro y duro, como creación de empresas.

Unido a todo esto, están organizando un viaje a EEUU para finales de año donde poder visitar empresas norteamericanas punteras en las que hay antiguos alumnos del IE trabajando en posiciones directivas y que están dispuestos a abrir las puertas de sus empresas. “Nuestros actos no son eventos networking de simple cambio de tarjetas, son algo más, un intercambio de conocimiento. Los alumnos del IE han aprendido una forma de hacer las cosas, de abrirse al mundo y a través del club tratamos de canalizar y poner en valor todo ese tipo de conocimiento”.

“La libertad de cátedra fue para mí un criterio básico por el que elegí el IE

Además, están desarrollando una vía para aportar a la sociedad a través de los distintos Gobiernos que pueda haber en la Comunidad foral: “Nosotros somos apolíticos, pero tenemos un conocimiento que puede ayudar a la realidad empresarial navarra, dar soluciones puramente económicas y de negocios a problemas de la comunidad, desde cómo puedo crear una marca navarra en el mundo, porque hay ciudades que se venden fácilmente, pero Pamplona se asocia a San Fermín y poco menos al tema de negocio; hasta cómo ayudamos a empresas de tamaño medio a ser más competitivas; o empresas de aquí que son muy potentes y conocidas, pero no tienen la marca navarra”.

Una información de Yosune Villanueva Lucea para Navarra Capital. Fotografías de Miguel Ciriza