sábado, 18 noviembre 2017

Foto de familia de los ganadores del premio 'Futuros Profesionales' de AER.

Foto de familia de los ganadores del premio 'Futuros Profesionales' de AER.

Un compostador-macetero para viviendas particulares creado por los alumnos de la Escuela de Artes de Corella, Estibaliz Aguinaga, Julio Jiménez y Eider Jiménez, se alzó con el premio de 500 euros concedido por la Asociación de Empresarios de la Ribera, AER, en la XVI edición del certamen ‘Futuros Profesionales’ donde también colaboran la Confederación de Empresarios de Navarar, CEN y Caixabank.

El ganador se impuso en una disputada final a otras cuatro propuestas similares realizadas por 24 alumnos. En concreto, fueron finalistas:

  • Hela, cementerio de animales (un proyecto con crematorio y eutanasia animal);
  • Fabricación de moldes para empresas en 3D,
  • Copas rotas (un negocio de hostelería en el que los platos se piden a través de una tablet); así como
  • una mesa de iluminación para el aprendizaje de los más pequeños.

Todos estos trabajos obtuvieron un galardón de 300 euros entregados en un acto que se celebró en la propia sede de la AER en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela y a la que asistieron la consejera foral de Educación, María Solana; el primer edil de Tudela, Eneko Larrarte así como el presidente de la Asociación de Empresarios de la Ribera, Domingo Sánchez; Javier Iradiel, en nombre de la CEN y Pablo Andoño, de Caixabank.

Cabe recordar que ‘Futuros Profesionales’ es un certamen dirigido a estudiantes de Formación Profesional de la Ribera para incentivar su espíritu emprendedor.

AER FUTUROS PROFESIONALES 2

 

To Top