lunes, 18 diciembre 2017

Imagen de un viñedo DO Navarra

Imagen de un viñedo DO Navarra

Un mercado interior atomizado, con un consumo débil y con una gran profusión de marcas; el bajo precio; las campañas anti alcohol o la excesiva burocracia así como la falta de relevo generacional.

Éstos son algunos de los principales retos de futuro a los que se enfrenta el sector del Vino según el presidente del Consejo Regulador de la DO Navarra, David Palacios y el enólogo y patriarca de Bodegas Ochoa, Javier Ochoa.

Se trata de una serie de reflexiones que ambos realizaron como ponentes de la jornada “Realidades y problemas en la práctica en torno al vino” celebrada en Olite recientemente con motivo del curso “El Derecho y el Vino” promovidas por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra como parte del plan de formación promovido por dicha entidad.

El enorturismo o la apuesta por la sostenibilidad se plantearon como importantes oportunidades de futuro para el sector vitivinícola.

Así, tras situar algunas de las principales amenazas a las que se enfrenta su sector, Palacios y Ochoa indicaron posibles soluciones como, por ejemplo, la necesidad de impulsar programas de desarrollo rural que faciliten la incorporación de jóvenes que garanticen el futuro al sector agrario.  

OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

Igualmente, ambos consideraron imprescindible dotarse de un posicionamiento claro que ayude a diferenciar el valor de un vino desde su origen así como plantear innovadoras estrategias de promoción destinadas a captar un nuevo tipo de consumidor. 

Por último, en materia administrativa reclamaron la eliminación de duplicidades “siempre que se mantenga una especificidad normativa para la denominación de origen”, apuntaron.

Junto a estrategias de promoción que atraigan a un nuevo tipo de consumidor se reclamaron planes de desarrollo rural para facilitar el relevo generacional

Siguiendo esa misma línea, Palacios destacó la importancia de dotarse de estándares comunes que faciliten la venta en varios países, la defensa de la denominación en beneficio de sus adscritos y la toma de medidas preventivas encaminadas a minimizar el posible impacto del cambio climático. 

Cabe añadir, que, en dicho seminario se enumeraron como potenciales oportunidades de negocio para la industria vitivinícola el enoturismo, la apuesta por la sostenibilidad o el valor que aporta la pertenencia a una denominación de origen frente a otras indicaciones. 

 

To Top