martes, 19 septiembre 2017

Amplia presencia de la agroalimentación navarra en el Salón del Gourmet’17

Conservas vegetales y platos preparados, confitería y pastas, productos de pato y lácteos son los sectores que acudirán a la Feria del Gourmet en representación de la agroalimentación navarra. En total, 16 firmas de varios sectores alimentarios con distintas actividades, con las verduras de la huerta navarra como protagonistas.

Navarra Capital
Pamplona - 21 abril, 2017

Reyno-Gourmet-Salón-de-Gourmets-680x450

Son dieciséis las empresas navarras que, en esta ocasión, acuden a la nueva edición del Salón de Gourmets que se celebra del 24 al 27 de abril en el recinto IFEMA de Madrid. Prácticamente todas ellas pertenecen además a la marca Reyno Gourmet, y proceden de muy diversos sectores alimentarios. Así, Anko Conservas Artesanas, Impex Medrano, Conservas El Navarrico, Conservas Pedro Luis y Ubidea Alimentación pertenecen al sector de las Conservas Vegetales y Platos Preparados. Hacienda Salinas y Confitería-Cerería Donézar al de Confitería y Pastas; Etxenike y Katealde al de Productos del Pato; y Goshua al de Postres Lácteos. Pero además, estarán la Bodega Inurrieta, la empresa FrutaChok con su innovador producto de fruta fresca bañada en chocolate, el aceite de Hacienda Queiles, el Pacharán Navarro de Azanza y la empresa Cárnicas Lasarte-Arbeondo.

ALCACHOFAS, ESPÁRRAGOS Y ‘GOURMET QUESOS’

Gourmet-FoodAdemás de las empresas que participan en el stand de Navarra, en el espacio Gourmets Quesos participará con stand propio Quesos Larra de Burgui. Gourmet Quesos, que celebra su octava edición, constituye el Campeonato de Los Mejores Quesos de España en el que se premiará a los mejores quesos nacionales en 15 categorías diferentes en función de la leche, la textura o la pasta, entre otros parámetros. Han quedado finalistas los quesos navarros de las siguientes queserías: Categoría 7, quesos de oveja semi: Ricardo Remiro de Eulate, SC balda Artola de Unanua y Quesos Larra de Burgui. Y en categoría 9, quesos de oveja añejo: Ricardo Remiro de Eulate.

Pero en el stand de Navarra, situado en Pabellón 6 Stand B12, estarán representados además otros muchos productos pertenecientes a las diferentes Certificaciones de Calidad como la Ternera y el Cordero de Navarra; los Quesos Roncal e Idiazábal; el Aceite de Navarra; el Piquillo de Lodosa; y, cómo no, las estrellas de la huerta navarra que en estos días viven su máximo esplendor: la Alcachofa de Tudela y el Espárrago de Navarra. Y el broche final lo pone el Pacharán Navarro.

PROBAR LAS DELICIAS NAVARRAS

De esta manera, los visitantes del Salón de Gourmets tendrán ocasión de degustar una selección de estos productos elaborados por el chef navarro Enrique Martínez Burón y catar además la Selección Mejores Vinos D.O. Navarra 2017 y el Pacharán Navarro. Está previsto además que en el espacio destinado a show-cooking se lleven a cabo demostraciones de pelado de Espárrago de Navarra y Alcachofa de Tudela.

2014-700x340Pero además, este año el stand va a acoger dos actividades muy especiales: por un lado la empresa navarra Frutachok enseñará a confeccionar ramos, cestas y cajitas de fruta fresca tallada con originales formas y recubiertas de chocolate blanco o negro. Un producto artesanal, saludable e innovador que sorprende por su color, su sabor y su espectacular presentación. La demostración será el martes 25 de abril a las 11:30 de la mañana en el stand de Navarra.

Y al día siguiente, el miércoles 26 de abril a las 17:00 horas de la tarde, será la centenaria Confitería-Cerería Donézar, la que se encargará de realizar una demostración muy especial: la fabricación de los bolaos. El bolao es una elaboración de confitería desconocida por muchos y que sin embargo fue una pasta tradicional muy consumida en España, especialmente en el norte, desde el siglo XVIII hasta bien entrado el XX. Es una pasta con forma alargada, de color blanco y de ingredientes sencillos pero una peculiar elaboración. Según las crónicas de la época, durante la pandemia de gripe que asoló Europa en 1918, se aconsejaba a los pacientes consumir este tipo de dulce para recuperar las fuerzas perdidas por la convalecencia. En Madrid los bolaos eran conocidos como “azucarillos”.

 

To Top