jueves, 19 octubre 2017

Soplan vientos positivos para la economía, los principales indicadores macroeconómicos indican una lenta pero apreciable recuperación, y las previsiones de venta de las empresas empiezan a ser más optimistas.

En este contexto, las pymes navarras afrontan este nuevo año con la tarea de mantener y potenciar su presencia en los mercados (internos y externos). Para lograrlo, tienen que perseverar en la innovación, en la potenciación de sus estrategias comerciales y de marketing, y en una buena gestión global de su compañía. Pero para conseguirlo, se hace imprescindible contar con las TIC, un conjunto de soluciones tecnológicas que facilitan la consecución de los objetivos de manera más rápida, segura y eficaz.

La tecnología es hoy un aliado imprescindible para las pymes, tanto es así que sin ella las empresas se quedan literalmente fuera del mercado, su competitividad se reduce tanto que dejan de ser rentables.

Es más, durante las peores fases de la crisis, muchas empresas mantuvieron e incluso aumentaron sus ventas gracias a la utilización de soluciones tecnológicas en sus procesos productivos, administrativos y comerciales. Una vez más queda de manifiesto el alto retorno económico que tienen las inversiones en tecnología para la pyme.

Si en algo se distinguen las pymes navarras, sobre el resto dentro del ámbito nacional, es su fuerte apuesta por la incorporación progresiva de estas tecnologías en sus organizaciones. No obstante, también es una realidad que una gran mayoría de empresas reduce su inversión en TICs a la conexión ADSL, adquisición de dispositivos móviles y como mucho, utilización de algún tipo de software para uso caso exclusivo de los procesos administrativos/financieros. Y con esto, obviamente no es suficiente para afrontar los nuevos desafíos.

Hay que dar un paso más…

LEER ARTÍCULO ENTERO

To Top