lunes, 25 septiembre 2017

Apoyo empresarial a la propuesta de Ayerdi sobre el TAV y críticas de los políticos

José Antonio Sarría y Javier Taberna dicen que el vicepresidente quiere implantar el TAV, algo que también creen y rechazan EH Bildu e Izquierda-Ezkerra, mientras UPN le pide que actúe.

Miguel Bidegain
Pamplona - 8 septiembre, 2017

Imagen de un tren de Renfe

Imagen de un tren de alta velocidad de Renfe.

El anuncio del vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, de que su Gobierno abrirá un proceso participativo “no vinculante” sobre el Tren de Alta Velocidad, en paralelo a la respuesta que debe dar el Gobierno de Navarra a la propuesta de Convenio planteada por el Estado y que, según el vicepresidente, “estamos ultimando”, ha recibido el apoyo de las organizaciones empresariales navarras y críticas de los partidos políticos.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), José AntonioSarría, tras insistir en que, a su juicio, “es imprescindible para Navarra un tren de alta velocidad, de doble vía, para pasajJOSE-ANTONIO-SARRIA2eros y mercancías”, señaló que el vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno “sabe perfectamente la importancia que este tren tiene para la economía de Navarra, no tiene ninguna duda de que hay que implantar el tren de alta velocidad”.

El problema, según Sarría, está en los grupos que apoyan al Gobierno de Navarra, “que no quieren el tren de alta velocidad como no querían el Canal de Navarra, el pantano de Itoiz, la autovía de Leitzaran o mil cosas”. El presidente de la CEN cree que es un error que el Gobierno someta a “un proceso participativo” una infraestructura estratégica para el futuro de la Comunidad. “Eso no me parece correcto, porque gobernar es tomar decisiones y si el partido que sustenta al Gobierno cree que debe poner en marcha el tren de alta velocidad, lo que no puede decir es que, como tengo mi soporte parlamentario que se opone y me amenaza con determinadas cosas, voy a declinar mi poder de decisión en manos de la ciudadanía”.

El presidente de la Cámara de Comercio, Javier Taberna, valoró positivamente las declaraciones del Tabernavicepresidente de Desarrollo Económico, “dado que reflejan que este sigue otorgando importancia al proyecto y que lo considera un elemento fundamental en la estrategia de desarrollo económico de Navarra, tal y como fue recogido en la Estrategia de Especialización Inteligente”. Taberna añadió que “el vicepresidente, así mismo, sigue reconociendo la importancia de la firma del convenio y la necesidad de que este sea el mejor para Navarra”.

El presidente de la Cámara de Comercio también valoró favorablemente que, tras las reuniones celebradas con sus socios de Gobierno, “el vicepresidente sigue mostrando su compromiso con el proyecto, dado que la actual infraestructura ferroviaria en Navarra incumple los estándares de la Red Básica Europea”. En cuanto a la apertura  de un proceso participativo no vinculante, Javier Taberna consideró apropiado “facilitar un mecanismo para dar más información a la sociedad y recoger inputs que puedan enriquecer el proyecto, siempre que no entorpezca o ralentice el proceso de la firma del convenio con el Estado, que tiene que ser lo más rápido posible”.

Javier Taberna: “El vicepresidente sigue mostrando su compromiso con el proyecto”.

El presidente de www.upn.org, Javier Esparza, mostró su “extrañeza” por el hecho de que se haya planteado el proceso participativo “justo cuando el Gobierno de Navarra debe dar una respuesta al Gobierno central, y no antes, lo que parece que es una concesión a la desesperada a alguno de sus socios“. En este sentido, tras recordar que dicho proceso ha sido criticado por EH Bildu y por Izquierda-Ezkerra, consideró que “en ningún caso debe servir para posponer una decisión que ya se debería haber tomado“.

Esparza anunció que pedirá este lunes al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, “el impulso inmediato del TAV para poder licitar obras antes de que acabe este año 2017 y cumplir así el acuerdo presupuestario con UPN“. “Llevamos meses y meses hablando del TAV y ha llegado el momento de la verdad, se ha terminado la incertidumbre y ya vale de marear la perdiz y de jugar con el interés general de la sociedad navarra“, argumentó el presidente regionalista.

Para Esparza “ha quedado demostrado que EH Bildu, Podemos e I-E no quieren la alta velocidad para Navarra“, por lo que, “ante esta actitud“, ha urgido al vicepresidente Manu Ayerdi a que “se sume al Gobierno de España y entre ambos desarrollen esta infraestructura“.

Adolfo Araiz: “Se confirma que el Gobierno de Navarra tiene la ciega intención de firmar el convenio”.

El portavoz de EH Bildu, Adofo Araiz indicó que las declaraciones del vicepresidente Manu Ayerdi confirman que, “por desgracia“, se confirma que el Gobierno de Navarra tiene la “ciega intención de firmar el convenio“, y aseguró que un posible acuerdo del Gobierno foral con el Estado sobre el corredor navarro del TAV sería una “hipoteca política” de cara a futuros acuerdos con Geroa Bai.

Araiz, que afirmó que no tienen “ninguna esperanza” de que la posición del Gobierno de Navarra sobre el TAV vaya a cambiar, señaló que la firma del convenio con el Estado sería una “hipoteca” tanto para apoyar los Presupuestos de Navarra de 2018 y 2019 como para llegar a acuerdos con Geroa Bai tras las elecciones de 2019. De hecho, para la coalición sería “harto difícil” apoyar a un Gobierno que tuviese que hacer frente a los costes financieros de las obras del TAV hasta el año 2023.

Para Izquierda-Ezkerra, el borrador que prepara el Gobierno de Navarra no altera sustancialmente la propuesta de junio del gobierno central “ni modifica el proyecto técnico del TAV que ya conocemos, se limita fundamentalmente a incluir referencias al concepto de corredor y a financiar las obras vía Convenio Económico”.

Izquierda-Ezkerra advirtió que “antes de concretar el contenido de un posible nuevo Convenio con el Estado es necesario analizar entre diferentes alternativas cual es el modelo ferroviario y el proyecto técnico que nos permita modernizar nuestra infraestructura ferroviaria (para pasajeros y mercancías) con el menor coste económico, el menor impacto medioambiental y una suficiente vertebración del territorio”.

Por otra parte, la coalición opinó que el Gobierno no plantea un proceso participativo, sino “un mero proceso informativo” sobre el proyecto del TAV y la propuesta de Convenio que ha elaborado el Gobierno de Navarra. “Una cosa es un proceso participativo donde se puedan presentar, estudiar, debatir y contrastar diferentes alternativas de modelos ferroviarios y de proyectos de infraestructuras, y otra muy diferente un calendario de jornadas donde informar sobre una propuesta concreta (el TAV y el Convenio planteado por el Gobierno de Navarra)”.

To Top