lunes, 20 noviembre 2017

Apto para ‘geeks’ (locos por la tecnología)

Junto a los invitados habituales como Facebook, Tinder, Nintendo o Uber, la Web Summit ha convocado a "líderes" que la convertirán en un "pequeño centro de poder" del 6 al 9 de noviembre.

Redacción
Lisboa - 4 noviembre, 2017

Web Summit se celebrará en Lisboa del 6 al 9 de noviembre.

Web Summit se celebrará en Lisboa del 6 al 9 de noviembre.

Sin olvidarse de los invitados habituales a este tipo de encuentros como Facebook, Tinder, Nintendo o Uber, la Web Summit ha decidido ampliar este año en Lisboa el número de políticos en sus charlas hasta situarse en lo que ha sido calificado como una suerte de “mini Davos”.

La cita, que se celebrará del 6 al 9 de noviembre en la capital portuguesa, es todo un fenómeno y más tras conocerse que, para esta edición, algunos de sus oradores serán el secretario general de la ONU, António Guterres, François Hollande, Al Gore, el ajedrecista Garry Kasparov o Yorgos Papandreu, nombres que chocan con lo que es habitual en este cónclave para ‘geeks‘ (locos por la tecnología). En el caso español, su representante más destacado será Xabi Uribe Etxeberría, fundador y CEO de la startup Sherpa. 

Web-Summit-Lisboa-2

Web Summit Lisboa

Una gran novedad del encuentro es el espacio Woman in Tech con el que se quiere dar visibilidad a las mujeres en el ámbito tecnológico.

“Este año tenemos un reparto particularmente fuerte de políticos, líderes en tecnología y representantes de gobiernos”, admite su organizador Paddy Cosgrave, que considera “importante” que la relación entre tecnología y política se potencie también a través de los debates de este foro.

MAYOR PRESENCIA DE LA MUJER

Un intercambio que se dará de manera muy especial en el espacio bautizado como Forum, donde 500 “destacados asistentes” al encuentro, que se estima contará con 60.000 participantes en total, compartirán “puntos de vista” y podrán “discutir soluciones para nuestro cada vez más incierto futuro”.

Los políticos no constituyen la única novedad que se introduce en la edición de este año con respecto a sus precedentes. Así, habrá nuevas conferencias, algunas de ellas de preguntas y respuestas básicamente, con las que se espera fomentar un tipo de interacción más directa, y se potenciará el espacio dedicado a la visibilidad de mujeres en el ámbito tecnológico, uno de los principales objetivos de los organizadores.

“En la Web Summit de 2016 el 42% de las asistentes fueron mujeres, casi el doble del porcentaje obtenido el año anterior. Este año estamos expandiendo nuestra iniciativa Woman in Tech, explica Cosgrave.

El programa contempla la posibilidad de hacer negocios con la celebración de encuentros ad hoc al margen del rigor del día a día, como la Night Summit o la Sunset Summit.

El reto, de nuevo, será no perderse en esta marea de charlas simultáneas, que reunirán 1.000 oradores y grandes conferencias repartidas en nueve escenarios. Los temas: desde la inteligencia artificial a la política y la tecnología, pasando por coches voladores o medioambiente.

“Van a ser unos días repletos y uno de los consejos más importantes que puedo dar es que se descarguen la aplicación de la Web Summit para ver el horario y planificar el día“, recomienda Cosgrave.

CITA CON LOS NEGOCIOS

Facebook, Tinder, Nintendo, Uber, Amazon, Renault, Lloyds e incluso IKEA, amén de figuras procedentes del mundo del deporte como Luís Figo, modelos como Sara Sampaio, y activistas como Caitlyn Jenner, forman parte de un completo programa de actividades que, recuerda su responsable, no se limita a las horas de oficina. “La Web Summit no es una conferencia que comienza a las 9 y termina a las 17.00, a menudo los mejores contactos y reuniones se realizan por la noche”, avisa.

Nations-Park-Altice-Arena-Lisboa

Altice Arena, situado a las afueras dela capital portuguesa

Se ha dotado al encuentro de una red de Internet de última tecnología capaz de garantizar la conexión simultánea vía WI-FI de más de 67.000 dispositivos.

Así, está la posibilidad de hacer negocios por la mañana en el recinto de la Feria Internacional de Lisboa, FIL y el MEO Arena, a las afueras de la ciudad, y por la noche a través de citas ad hoc paralelas que toman el centro de Lisboa, como la Night Summit o la Sunset Summit.

Son opciones en las que se han cerrado tratos que forman parte del imaginario de los asistentes a este congreso como, por ejemplo, la inversión de 26,5 millones de dólares que consiguió Uber entre copas en la edición de 2011 o la compra de Humin por parte de Tinder en 2015. Como siempre, dichos “acuerdos” forman parte ya del imaginario o la leyenda que acompaña a la celebración del Web Summit.

DE DUBLÍN A LISBOA 

En suma, del 6 al 9 de noviembre habrá numerosas posibilidades de negocio en múltiples rincones de Lisboa, cuya alcaldía ya ha avisado, por cierto, que habrá “condicionamientos” en el tráfico en buena parte de la ciudad, con el refuerzo añadido, también, de sus transportes públicos.

Se espera la participación de 60.000 asistentes a una Web Summit que parece haber encontrado en Lisboa el lugar que necesitaba para su crecimiento.

No obstante, las cifras de negocio que se aventuran están ahí y tienen como símbolo más notorio el despliegue de una red de Internet de última tecnología en los recintos de la FIL y MEO Arena con capacidad para garantizar la conexión simultánea vía WI-FI de 67.000 dispositivos, muchos de los cuales pertenecerán a los cerca de 3.000 periodistas acreditados, procedentes de más de 150 países.

La capacidad está ya al máximo, reconoce Cosgrave, que trasladó el evento de su Dublín natal a Lisboa precisamente por el crecimiento constante de este congreso, que se celebrará en la capital portuguesa, al menos, hasta 2018.

To Top