viernes, 28 abril 2017

El pistoletazo de salida oficial será hoy lunes, 27 de marzo, con la celebración de la “Cata del primer espárrago” que este año conmemora su séptima edición homenajeando a María Marte, cocinera del Club Allard con dos estrellas Michelín

Según los datos proporcionados por el Consejo Regulador, este año la IGP Espárrago de Navarra prevé un incremento de la superficie inscrita de al menos 200 hectáreas sobre la del pasado año, que contó con 1.196 hectáreas inscritas, 1.282 parcelas y 395 agricultores. El producto certificado en fresco fue de 87.431 kg, distribuido por los cinco comercializadores inscritos, y el certificado en conserva, de 3.024.501 kg, que fueron fabricados por un total de 29 conserveras inscritas.

Hermanos Torres - Cata 1º Espárrago 2016 - LodosaSe prevé, además, una muy buena calidad del fruto debido, entre otros factores, a que van a entrar en producción las parcelas plantadas en 2015, que se encuentran en muy buenas condiciones. Así, después de que se produjera una bajada en la renovación de las plantaciones, en los últimos dos años han sido muchos agricultores los que se han decidido a recuperar el espárrago de nuevo, signo de que este tradicional cultivo navarro goza de muy buena salud. Hay que tener en cuenta que una esparraguera no entra en producción plena hasta el tercer año. El primer año se deja brotar, el segundo año se puede hacer una media recolección, o dejar brotar y el tercer año ya se recolecta normal.

Otro factor que ha ido ganando peso en los últimos años es la cantidad de espárrago que se dedica a su venta en fresco, aunque la conserva sigue siendo el destino de la mayoría de la producción. En cualquier caso, fresco o en conserva, para reconocer el auténtico Espárrago de Navarra hay que asegurarse de que el envase lleva el logotipo y contraetiqueta que garantiza su origen. Esta contraetiqueta numerada por el Consejo Regulador de la IGP Espárrago de Navarra certifica que es un espárrago auténtico, proveniente de las zonas adscritas a la misma (Navarra, Aragón y La Rioja), y que lo diferencia de los importados de terceros países.

ALCACHOFA DE TUDELA

En este caso, la campaña está a pleno rendimiento después de haberse superado ya las heladas de principio de año que exigieron un tiempo de espera para que la planta se recuperase y pudiera entrar en producción, ya se puede encontrar en el mercado, desde hace algo más de una semana, Alcachofa de Tudela certificada en fresco.

Alcachofa de Tudela en MercadonaSegún datos proporcionados por el Consejo Regulador, la superficie inscrita en este campaña es de 912 has, un 22% más que las 748 que se inscribieron el año pasado, que contó además con un total de 577 parcelas y 104 agricultores registrados. En total se certificaron más de dos y medio millones de kilogramos, 1.907.084 en fresco y 593.340 en conserva, que fueron distribuidos por 5 comercializadores y 10 conserveras, respectivamente.

Durante los últimos años, la Alcachofa de Tudela ha experimentado un importante incremento tanto en producto certificado en conserva como en fresco, aunque el aumento en este caso es considerablemente mayor. De hecho, para esta campaña el Consejo Regulador prevé que, si se mantienen unas condiciones meteorológicas adecuadas, los kilos de producto certificados en fresco podrían aumentar hasta un 15%

Para poder ser acogidas por la Indicación Geográfica Protegida, las alcachofas comercializadas en fresco deben ser la variedad Blanca de Tudela y presentar su forma característica, con su típico orificio en su parte central. Sus brácteas deben estar apretadas, con un aspecto fresco y firme. Se pueden adquirir en el mercado o bien en docenas con tallo y hojas o por kilos con un tallo como máximo de 10 cm. En cualquier caso las alcachofas deberán ir identificadas con la banda o contraetiqueta numerada que certifica que se trata de Alcachofa de Tudela.

Foto Principal: Juan Manuel Intxaurrandieta, director gerente INTIA-Reyno Gourmet