jueves, 23 noviembre 2017

Aspira a convertirse en un referente europeo

Puesta de largo de una Unidad de Innovación Social de Navarra destinada al fomento de  iniciativas empresariales que generen empleo de calidad y tengan un impacto social positivo en nuestra región.

Redacción
Pamplona - 10 noviembre, 2017

La directora general de Política Económica, Empresarial y Trabajo, Izaskun Goñi y el coordinador de la Unidad de Innovación Social, Julen Etxebeste.

La directora general de Política Económica, Empresarial y Trabajo, Izaskun Goñi y el coordinador de la Unidad de Innovación Social, Julen Etxebeste.

El Palacio del Condestable ha acogido la puesta de largo de la Unidad de Innovación Social destinada al fomento de  iniciativas empresariales que generen empleo de calidad y tengan un impacto social positivo en nuestra región. Sus promotores confían en que el trabajo que se desarrolle desde dicho órgano sitúe a la Comunidad foral como “referente europeo” en materia de Innovación social.

La directora general de Política Económica, Empresarial y Trabajo, Izaskun Goñi, y el coordinador de la Unidad de Innovación Social de Navarra en la Corporación Tecnológica ADItech, Julen Etxebeste, han explicado la misión y las razones para su creación al mismo tiempo que han dado a conocer la página web de la Unidad como herramienta de difusión de la información y contacto con la ciudadanía.

La Unidad de Innovación Social cuenta con una página web destinada a facilitar información sobre su actividad e impulsar el contacto con la ciudadanía. Más información, AQUÍ

La Comisión Europea, según han trasladado, define la innovación social como “el desarrollo e implementación de nuevas ideas (productos, servicios y modelos) para satisfacer necesidades sociales y crear nuevas colaboraciones o relaciones sociales”.

El Comité Europeo de las Regiones, han continuado, defiende que la innovación social es un instrumento importante para afrontar todos los retos sociales como el desempleo juvenil, el cuidado y autonomía de las personas mayores, la integración de las personas con más dificultades para acceder al mercado laboral y revitalizar los territorios periféricos así como las regiones que han de hacer frente a distintos retos demográficos y las zonas urbanas en declive.

En esa misma línea, la innovación también puede impulsarse a través de la economía social, que aumenta la cohesión social, económica y territorial. Además, siguiendo lo dispuesto por el Comité Europeo de las Regiones, innovación social y tecnología son complementarias entre sí, lo que permite que se pueda lograrse resultados para la sociedad.

Se quiere reforzar la idea de que la innovación social mejora la creatividad, refuerza empresas y equipos de trabajo y, en definitiva, contribuye al desarrollo de Navarra.

PERSONAS, EJE CENTRAL

Por lo tanto, la Unidad de Innovación Social arranca con la misión de generar cambios sistémicos y estructurales que promuevan un desarrollo económico innovador, social y sostenible contribuyendo a avanzar hacia un modelo económico para, con y de las personas.

La innovación social es un instrumento importante ante el desempleo juvenil o el cuidado de las personas mayores, entre otras áreas que comprende.

En un plazo cercano, 2020, la Unidad de Innovación Social de Navarra será el órgano consolidado de referencia sobre Innovación Social, articulando el ecosistema en este ámbito, ejerciendo de nodo, impulsando proyectos significativos y generando conocimiento de valor sobre innovación social.

La Unidad, ha explicado Julen Etxebeste, trabaja con los valores de participación: “Cocrear con las personas en sentido ascendente, desde el respeto a la diversidad y a su libertad de elección”; acción: “contribuir a generar cambios significativos, trabajar con rigor y compromiso para crear empleo e impacto real” y trabajo en equipo: “construir equipo extendido a partir de aportar valor al resto de agentes del ecosistema, promoviendo la intercooperación”.

El propio Etxebeste, ha expuesto varios casos reales de innovación social identificados en Navarra. Ejemplos: un proyecto para la recuperación del plástico agrícola con empleo inclusivo, diseño y proyecto piloto de vivienda compartida para mayores; el desarrollo económico rural con metodologías colaborativas; la organización social de producción y consumo distribuido de energías renovables o la participación de las personas en el diseño y desarrollo de las smart cityentre otros que ha presentado.

To Top