miércoles, 18 octubre 2017

Asesor de Estrategias de Marketing 360

Asesor de Estrategias de Marketing 360

Como bien conocemos el Inbound Marketing es un método de atracción de potenciales clientes a través de un proceso donde el valor fundamental es el contenido para captar leads calientes y/o cualificados, obtener datos y guiar al visitante de nuestro sitio hacia la conversión.

Este es un proceso que puede ser más o menos largo y que depende de cuando el usuario hace click en nuestro contenido, se dirija hacia una landing page, deje sus datos para descargarse algún tipo de información útil y luego continúe el proceso hasta la conversión definitiva. Puede que el usuario sea la primera vez que visite nuestro sitio o no. También desde el momento que deja sus datos hasta que llegue a convertir puede que pase algún tiempo.

El Inbound Marketing es un proceso que lleva un tiempo hasta que un usuario convierta (esta conversión será una venta o cualquier otro tipo de objetivo que hayamos identificado en nuestro “Plan de Marketing”)

Qué pasa con la compra programática, el Real Time Bidding (RTB) o la publicidad programática, depende del punto que se mire puede ser de entrada o salida y de ahí uno u otro enfoque. Este es un proceso que igual es más corto, no hablamos si es más o menos efectivo, decimos que un usuario busca algo en la red y de repente a través de un proceso de retargeting o remarketing es como que un anuncio empieza a seguirle. Es uno de los puntos de inicio de la automatización del marketing y también de la publicidad programática.

La publicidad programática es una técnica que en los últimos años ha avanzado mucho, tal es así que para un futuro más bien próximo s se esperan grandes inversiones en esta línea* (ver nota a pie de página), pero va más allá del retargeting. Este tipo de acción se puede gestionar desde una base de AdWords pero hay empresas y plataformas (AdEchange) que ofrecen procesos con técnicas más avanzadas y efectivas.

Google, eBay y Facebook ya se han subido al carro de RTB. Procesos que en milésimas de segundos ofrece uno u otro anuncio en relación a los intereses del navegante. Un ecosistema programático de pujas en tiempo real para ver quién se queda con el espacio publicitario.

Imaginemos la vinculación entre las veces que miramos el móvil, nuestra ubicación y nuestros intereses, solo con estas tres variables se puede realizar una campaña de publicidad e identificar potenciales clientes para nuestro negocio. Las pujas de las empresas por estar en ese momento es asombroso, el negocio de la publicidad programática va en aumento.

Todos estos procesos es mejor que lo realice un algoritmo adecuado, se conjugan datos, procesos, herramientas software y hardware. Una variable importante es la cantidad de información que se debe procesar en tan poco tiempo, puesta en valor del BIG DATA y sus técnicas. Uno de los puntos en contra es el AdBlock (el bloqueo de la publicidad), aquí hay mucho para comentar y un enfoque que tiene que evolucionar para no interrumpir al usuario con tanta publicidad, entra en juego también la estrategia.

Este tipo de pujas llegará a la TV. Ya se realizan test de cómo llegar al consumidor con el anuncio concreto para el salón de su casa a través de la Smart TV. Destacar la sincronización con los diferentes dispositivos y nuevos canales como el emailbidding  para optimizar las campañas de e-mail marketing.

Con estos dos enfoques bien diferentes para captar a un potencial cliente se abre un abanico de oportunidades para las empresas y el sector del marketing. ¿Qué es mejor?, seguro que hay opiniones para todos. El Inbound Marketing no es agresivo ni intrusivo, igual la publicidad programática si lo es en algunos casos, pero en algunas ocasiones viene muy bien. Son puntos de partida muy diferentes, que quizás también se buscan objetivos distintos, en el caso de Inbound Marketing igual se busca una fidelización del cliente u obtener otro tipo de datos para otra acción. Pero uno de los puntos en común es captar clientes y aquí la diferencia se marca, uno igual es a mediano o largo plazo y el otro es a corto y tan a corto.

Una empresa debe plantearse qué necesita en cada momento, igual es una combinación de ambas propuestas o para determinados productos es mejor una estrategia firme en RTB. Lógicamente y depende del sector de la empresa, sus productos y servicios se adapte una u otra estrategia. La clave, como casi siempre, es un buen análisis, definir objetivos claros y realizar un “Plan de Marketing” adaptados a las necesidades y objetivos de cada empresa.

Roberto Irisarri
Asesor de Estrategias de Marketing 360
withmarketing.es
@with_marketing 

* Según un informe de eMarketer se espera en EE.UU. para el 2017 una inversión de $ 9 mil millones en RTB. En España, según datos de IAB Spain en 2013 la compra programática fue de 15,7 por ciento  frente a 84,3  por ciento de compra negociada. Sin embrago, aclara que hay grandes expectativas de crecimiento para los próximos años. 

To Top