martes, 24 octubre 2017

Ayerdi asegura que la Industria 4.0 es ya “una realidad imparable”

El diseño de las estrategias empresariales en un entorno nuevo y cambiante, la formación de las personas y la ciberseguridad son los principales retos.

Redacción
Pamplona - 6 octubre, 2017

Manu Ayerdi, durante las Jornadas Industria 4.0 en el Hotel Tres Reyes. Pamplona.

Manu Ayerdi, durante las Jornadas Industria 4.0 en el Hotel Tres Reyes. Pamplona.

El vicepresidente económico destacó en la clausura de una jornada organizada por la revista Negocios en Navarra que, ante el reto “imparable” que supone para las empresas navarras su transformación hacia la industria 4.0, se hace imprescindible la capacitación del personal y la mejora en la ciberseguridad de los sistemas informáticos.

Un estudio demuestra que las empresas consideran primordial engancharse a la Industria 4.0.

En su intervención, Ayerdi relacionó los beneficios que aporta la transformación digital, como la dinamización, la flexibilidad en la producción, la personalización, la optimización, la productividad, la eficiencia o las nuevas oportunidades de negocio. Una transformación que trae muchas oportunidades pero también incertidumbres. Por ello, insistió en la necesidad para las compañías de diseñar estrategias que les permiten moverse en un entorno nuevo y cambiante: “Vemos cómo las empresas tienen que pasar de una estrategia que pone el foco en la producción a una estrategia centrada en los servicios que resuelven las necesidades de sus clientes. Es decir una fuerte orientación al cliente y adaptarse a sus necesidades”.

Recordó que la industria 4.0 está en el corazón de la estrategia de su Departamento para el tejido productivo navarro y que “esta estrategia requiere un entorno innovador. Esa innovación exige inversiones. Necesitamos saber dónde están las necesidades, los recursos y el conocimiento”.

EL RETO DEL CONOCIMIENTO Y LA CIBERSEGURIDAD

El vicepresidente habló también de los principales obstáculos a los que se enfrentan las empresas: “No pueden minimizarse. Quiero destacar el problema del conocimiento”. En ese sentido, destacó que la digitalización requerirá mayor cualificación del personal, que no será fácil encontrar el perfil adecuado y que se tratará de personas que deberán renovar sus conocimientos continuamente.

Además es cierto que existen en Navarra grandes empresas que pueden ejercer un efecto “tractor” para acelerar la transformación digital de las demás empresas. Para estas empresas, la industria 4.0 ya es una realidad. Pero es verdad también que las PYMES, principales protagonistas del tejido productivo navarro, tienen más dificultades y tienen que entrar, poco a poco, en esta realidad digital.

La industria 4.0, la cuarta revolución industrial, pretende la optimización de los sistemas de fabricación y prestación de servicios mediante la digitalización y la interconexión proveedor-cliente.

Otra dificultad para las empresas es la seguridad de su información digitalizada. Como ha explicado, “mayor conectividad, más facilidades y mayor riesgo”, especialmente para las empresas medianas y pequeñas. “La ciberseguridad –ha continuado- es un mecanismo de seguridad pero, sobre todo, un elemento base para la continuidad del negocio”.

Para finalizar, recordó los recursos que ofrece su Departamento en el apoyo a las empresas, como el programa Activa Industria 4.0, que ofrece asesoramientos individualizados por consultoras homologadas por el Ministerio de Industria, Economía y Competitividad. En el caso de Navarra, prestan este apoyo la Asociación de la Industria Navarra y Zabala Innovation Consulting. Cabe destacar el alto nivel de respuesta a la convocatoria, en comparación con el resto de CCAA.

To Top