viernes, 26 mayo 2017

Azkoyen premio
Azkoyen premio

Juan Miguel Sucunza, 1º por la dcha. En el centro, el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Íñigo Fernández de Mesa. Foto: Enrique Villarino, de El Confidencial.

 

Azkoyen recibió ayer uno de los 12 galardones que el diario digital El Confidencial,  en  colaboración  con  la  consultora  KPMG,  concedió  a  las Mejores  Prácticas Empresariales en  2014.  En  esta  II  Edición  de  los  Premios,  la  compañía  con  sede  en  Peralta (Navarra) se alzó con uno de los tres galardones en la categoría de Innovación.

El  presidente  de  Azkoyen, Juan  Miguel  Sucunza,  recogió  el  premio  de  manos  de John  Scott, presidente  de  KPMG.  Sucunza, tras  agradecer  el  galardón, afirmó  que “este  premio  es  un reconocimiento al esfuerzo en I+D+i que lleva a cabo la compañía, que tiene como componente clave de su estrategia ofrecer a sus clientes los productos tecnológicamente más avanzados y de la mayor calidad”.

En la entrega de los reconocimientos, participaron también Íñigo Fernández de Mesa, Secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, y José Antonio Sánchez, presidente de El Confidencial.

En  la  categoría  de Innovación–que  reconoce  a  aquellas  empresas  que  dedican  parte  de  su esfuerzo  a  innovar  y  desarrollar  nuevos  productos  y  servicios  con  el  objetivo  de  mejorar  la actividad industrial-también resultaron premiadas las compañías Indra y Taiger.

El máximo  exponente  del  esfuerzo  en  investigación  de  Azkoyen  es  el dispositivo  de  pago automático Cashlogy POS 1000. Este dispositivo introduce mejoras en el servicio al cliente con un menor  tiempo  de  cobro: una  media  de 10 segundos  frente  a  los  27  segundos que  emplea  un empleado. Además,  cada  billete introducido  tarda un  segundo en ser  identificado  como falso.

Cashlogy  admite  todos  los  billetes  y  monedas  de  euro  y  existen  versiones  especiales  para  la gestión del dólar, libra británica y rublo. Este aparato permite que el pago sea realizado directamente por el cliente sobre la máquina, por lo  que  la higiene  en  locales  de  alimentos queda  garantizada,  al  no  tener  que  combinar  el vendedor el manejo de alimentos con la manipulación de billetes y monedas

To Top