jueves, 25 mayo 2017

panasa-berlys

La dirección de Berlys Corporación, empresa especializada en elaboración de masa congelada que cuenta con una delegación y un centro de fabricación en Navarra, explicó recientemente algunas de las claves del Plan Estratégico 2015-2017 que afrontará la compañía y en la que se prevén inversiones por un valor total de 55 millones de euros.

Así, en concreto, de acuerdo con la información transmitida por los rectores de Berlys, sus tres principales áreas de mejora de aquí a los próximos dos años serán: innovación y eficiencia a la que destinarán 39 millones de euros, diversificación y elaboración de nuevos productos “altamente innovadores”. Como ejemplo de esto último, cabe mencionar los que saldrán desde la nueva línea de actividad que proyectan implantar en el centro de trabajo que la compañía tiene en Noblejas, Toledo.

A partir de este trabajo, los nuevos objetivos marcados para la empresa son terminar el 2017 con un EBITDA de un ocho por ciento anual y, tal como expresó su Director General Corporativo, Carlos Redondo: “no solo contemplamos un crecimiento en ventas sino, también, un incremento en la rentabilidad sobre esas ventas hasta situarnos por encima del veinte por ciento”.

Para lograr esos resultados, las últimas actuaciones acometidas por Berlys Corporación han ido encaminadas a impulsar un crecimiento orgánico que les permita reforzar su actual canal de distribución. Es por ello, por ejemplo, que la compañía ha decidido comprar acciones de su filial canaria lo que le ha permitido hacerse con el noventa y uno por ciento de su capital social.

Gracias a esta adquisición hoy Berlys Corporación, empresa que fue adquirida hace cuatro años por los fondos N+1, Mercapital y Artá Capital, obtuvo en el año 2014 más de 223 millones de euros de beneficios, cuenta con diez centros de trabajo y sus productos llegan a cualquier parte de España, incluidas Baleares y Canarias.

To Top