miércoles, 18 octubre 2017

miguel-ceballos-5
miguel-ceballos-5

De izq. a dcha, Mikel Benet (Navarra Capital), Miguel Ceballos, jefe de gabinete adjunto de la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmstrom, Mikel Irujo, delegado del Gobierno foral en Bruselas, y Tito Navarro (Navarra Capital)

Una información de Mikel Benet para Navarra Capital 

Un equipo de Navarra Capital viajó a Bruselas del 23 al 25 de febrero para presentar el Anuario Capital de Economía y Empresa navarra 2015. Sin embargo, la estancia en la capital comunitaria fue también una oportunidad de conocer dos de los centros de poder de Bruselas: la Comisión y Consejo de Europa. Dos órganos que influyen de manera crucial en todas aquellas empresas que deciden salir de sus fronteras naturales, pero también en las que se quedan contextualizadas en nuestra geografía. Un mundo cada vez más global supone más oportunidades, pero también más competencia.

Martes 23 de febrero

Miguel Ceballos es el jefe de gabinete adjunto de la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmstrom. Es uno de los funcionarios españoles de más alto rango dentro de la Comisión Europea, el órgano que propone la legislación europea y también controla su ejecución. De orígenes cántabros, Ceballos transmite seriedad y rigor. Nos recibe sin una agenda de preguntas concretas y dentro de un encuentro que responde a una de las obligaciones de todo funcionario comunitario: divulgar la acción de las instituciones comunitarias. Sorprende la vocación confesa de todos los funcionarios de hacer proselitismo de la utilidad de Europa, cuando la mayoría de sus habitantes le achacamos lejanía.

Al encuentro, nos acompaña Mikel Irujo, delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas. El diálogo pronto se adentra en la actualidad de una comisaria que se encarga de negociar los tratados de comercio con terceros países y, por tanto, las reglas de juego con las que negocian nuestras organizaciones en el exterior.

miguel-ceballos-3

De izq. a dcha, Mikel Irujo, Mikel Benet y Miguel Ceballos

CANADÁ, ABIERTA A EUROPA

La agenda actual viene marcada por el tratado de libre comercio con Canadá. Se espera que entre en vigor hacia finales de año, ya que se encuentra muy avanzado –si bien aún hay intensos debates al respecto en el Parlamento Europeo-. El país norteamericano reconoce en el acuerdo las indicaciones geográficas protegidas y permite que las empresas comunitarias puedan participar en las licitaciones de las regiones canadienses –aspecto hasta ahora vetado incluso a las firmas estadounidenses-.

El país norteamericano reconoce en el acuerdo las indicaciones geográficas protegidas y permite que las empresas comunitarias puedan participar en las licitaciones de las regiones canadienses”

El futuro tratado es toda una oportunidad para la industria agroalimentaria, ya que los canadienses son grandes importadores de productos primarios de alta calidad. Además, otros sectores, como el de la automoción, también pueden beneficiarse especialmente de un país que se encuentra a tan sólo quince días de navegación desde Bilbao.

Esta negociación es un ejemplo claro de lo que supone Bruselas, un actor económico de primer orden a escala global. Otra muestra es la firma hace tres años de un pacto bilateral similar con Corea del Sur. En este breve periodo las exportaciones europeas al país asiático han crecido un 50 por ciento.

TRATADO DE LIBRE COMERCIO CON EEUU

Sin embargo, el tratado de libre comercio con EEUU es el asunto más crucial en este capítulo.  Se estima que podría generar más de 300.000 empleos si llega a buen puerto. Con todo, todavía hay importantes escollos que salvar ya que la cultura americana y la europea difieren sustancialmente en materias como el bienestar animal o los controles en la producción de alimentos.

Ahora bien, si los acuerdos bilaterales o multilaterales de libre comercio exigen años de tiras y aflojas en torno a una mesa, Ceballos recuerda que en Europa estamos a tiempo de establecer juntos las “reglas del futuro” y decidir conjuntamente los estándares globales de los productos del siglo XXI. Esta posición está en línea con lo que defiende el Real Instituto Elcano, que asegura en sus informes al respecto que “en la medida en la que el TTIP logre fijar estándares regulatorios en las áreas del comercio y la inversión con mayor potencial de crecimiento y débilmente regulados por la OMC, como los servicios, la protección de inversiones y los estándares técnicos y sanitarios, los países emergentes se verán presionados a adoptarlos también para asegurar su acceso al mercado transatlántico”

Se estima que el Tratado de Libre Comercio con EEUU podría generar más de 300.000 empleos”

Un debate, el del libre comercio, que a menudo genera una intensa polémica sobre proteccionismo sí o proteccionismo no. Desde la Comisión Europea tienen clara la respuesta hace tiempo. La Unión Europea apuesta por un mercado interior flexible y liberalizado con una vocación de apertura global.

bruselas-navarracapital-feb2016-11

Hagemann, Garcia y Manu Ayerdi conversan en una de las sedes de la Comisión.

Miércoles 24 de febrero

Navarra hace tiempo que dejó de ser una región pobre dentro de la Unión Europea, por eso ya no puede acceder a los fondos de cohesión. Sin embargo, la Comunidad Foral sigue siendo beneficiaria, en el marco del periodo 2014-2020, de otros importantes programas, como el de apoyo al empleo, formación y educación –FSE-, el de desarrollo rural –FEADER- o el de los fondos FEDER.

Los fondos FEDER se concentran en aquellos aspectos relacionados con la I+D+i, la competitividad de las Pymes, las TIC o la reducción de la huella de carbono. En el actual periodo, Navarra ha sido adjudicataria de 126 millones de euros, de los que la administración foral debe cofinanciar el 50 por ciento.

El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, y la directora general de Política Económica, Izaskun Goñi, se reunieron el miércoles 24 de febrero con los funcionarios de la Comisión Europea encargados de la supervisión de la gestión de estos fondos para Navarra, Laura Hagemann y Antonio García. Al finalizar el encuentro, Hagemann destacaba la “voluntad” del Gobierno de Navarra de estar presentes en Europa.

Navarra es una región pequeña y debe necesariamente optimizar sus recursos”

En una charla distendida con posterioridad al encuentro, García recordaba la importancia de que la colaboración público-privada y de las universidades con los centros tecnológicos en materia de I+D+i se intensifique. Navarra es una región pequeña y debe necesariamente optimizar sus recursos.

[ot-gallery url=”http://www.navarracapital.es/gallery/bruselas-tan-lejos-y-tan-cerca/”]

Esta recomendación coincide con la política que está defendiendo públicamente el Gobierno de Navarra y que desde Bruselas también afirmaba Goñi durante la presentación del Anuario Capital:Hay que priorizar y elegir cuáles son nuestros puntos fuertes”. Sin olvidar que los poderes regionales deben mantenerse alerta para detectar las prioridades que marca la Unión Europea. En estos momentos, la UE apuesta decididamente por la economía circular, una economía sostenible con valores como el reciclaje, la reutilización y el rediseño como señas de identidad, reutilizar, rediseñar. Las prioridades de la unión suelen ser sinónimo de oportunidades empresariales.

Asimismo, el Gobierno foral considera clave buscar redes de colaboración con otros territorios que faciliten el acceso a los programas europeos y generen conocimiento de utilidad. Esta es sin duda una de las claves que explican la apuesta del Ejecutivo Barkos por la Eurorregión con Aquitania y la CAV.

bruselas-navarracapital-feb2016-17

Cristobal Irazoqui

PROGRAMAS 2020

Si las ayudas a las regiones son cuantiosas, no lo son menos las destinadas a empresas. Dos funcionarios navarros que trabajan en el Programa Horizonte 2020, un programa que concentra el apoyo a todas las actividades de investigación e innovación con el objetivo de promover el liderazgo industrial en Europa y reforzar su base científica, nos acogen en la Comisión Europea. Horizonte 2020 tiene un presupuesto para el periodo 2014-2020 de 76.880 millones de euros.

En concreto, Cristobal Irazoqui, especializado en el apartado de Smart Cities –las Smart cities buscan impulsar la competitividad mediante la aplicación de sistemas tecnológicos que repercutan en una optimización del uso de la energía y el cuidado del medio ambiente-, y Ramón San Martín, funcionario en el capítulo de políticas de envejecimiento saludable, nos atienden con el afán de divulgar los capítulos en los que trabajan y a los que las empresas y centros tecnológicos navarros pueden optar en competencia con otros proyectos europeos.

Horizonte 2020 concentra el apoyo a todas las actividades de investigación e innovación con el objetivo de promover el liderazgo industrial en Europa y reforzar su base científica”

Ambos funcionarios coinciden en el alto nivel de todos los proyectos financiados, de hecho un reciente informe de la Comisión dice que sólo el 14 por ciento de los proyectos que se presentan consiguen financiación. La Comunidad Foral tiene sin duda un capital humano y un tejido empresarial importante, pero la competencia en un mercado maduro como el europeo es altísima. Por este motivo, la conclusión parece clara: es necesaria una estrategia de especialización de los territorios y, con ellos, de su tejido empresarial.  Sólo así se puede ser puntero y, además, debe ser una “apuesta” con continuidad.

Cena informal de la delegación de empresas y centros universitarios que acudieron a Vanguard. En la imagen, también están Mikel Irujo, delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas, y Pablo Zalba, único eurodiputado navarro.

Cena informal de la delegación de empresas y centros universitarios que acudieron a Vanguard. En la imagen, también están Mikel Irujo, delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas, y Pablo Zalba, único eurodiputado navarro.

VANGUARD

En todo caso, Navarra no parte de cero. De hecho, el vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno Foral participó el mismo 24 de febrero en la reunión anual de la red Vanguard Initiative, que aglutina a las 27 regiones más industrializadas del Viejo Continente, entre las que está Navarra. Además del encuentro a nivel político, representantes de 14 empresas y centros tecnológicos participaron el jueves 25 de febrero en una cita de networking e intercambio de experiencias.

Allí, en Vanguard Initiative, hubo representación el Centro Nacional de Energías Renovables CENER, la corporación de centros tecnológicos de Navarra Aditech, la Universidad Pública de Navarra, la Universidad de Navarra, el Centro Tecnológico L’Urederra, el Instituto Smart Cities, y las empresas Eversens, Laneko, Nadetech Innovation, Nanoresist, Naweco Consorcio, Pilotos Adma Energy, Tecnan y Trasa.

bruselas-navarracapital-feb2016-46Con todo, cuando hablamos de Europa no hablamos sólo de oportunidades para empresas innovadoras y tecnología punta, la Unión Europea supone el 71 por ciento de las exportaciones y el 80 por ciento de las importaciones de las empresas navarras. Las reglas de juego que marca nos interesan y mucho, pero también y, sobre todo, las líneas de negocio que desde allí se generan.

Todavía Europa tiene mucho que avanzar en la liberalización de los servicios, la flexibilización del mercado interior, la eliminación de la reglamentación excesiva, la expansión internacional de las firmas europeas o la mejora en el acceso a la financiación. Todos ello, son retos que la Unión Europea tiene “claramente acotados”, como nos comentaba Víctor Flavián, contacto con la prensa sobre Competitividad del Consejo de Europa.

El continente puede que a veces sea lento en moverse y sus decisiones complejas, pero ello no debe nublar la vista de las compañías: el movimiento se produce y las oportunidades que se generan son enormes.

 

 

To Top