lunes, 25 septiembre 2017

BSH España mantiene ventas, pero incrementa sus beneficios

La empresa en España cerró 2016 con unas ventas de 1.576,67 M€, similares al año anterior; pero los resultados antes de impuestos se incrementaron un 6,15%.

Redacción
Pamplona - 5 septiembre, 2017

Inauguración de una fábrica BSH en la India.

Inauguración de una fábrica BSH en la India.

La compañía BSH Electrodomésticos España, S.A., subsidiaria del grupo Bosch para el ámbito electro a través de BSH Hausgeräte, concluyó el pasado ejercicio de 2016 con unas ventas netas de 1.576,67 M€, una cifra ligeramente inferior a la cosechada en 2015 (-0,22%), cuando obtuvo 1.580,24 M€.

Concluyó 2016 con unas ventas netas de 1.576,67 M€.

Si bien una gran parte de su negocio se realiza en el mercado español, con el 49,81% de los ingresos (en 2015 el mercado nacional aportó el 48,03%) y en donde solo en el mercado de gama blanca ya cuenta con una cuota del 39,4%,en su actividad industrial, la exportación también tiene un gran peso. El pasado 2016, las ventas al exterior se situaron en el 50,2% (791,33 M€), correspondiendo el mercado intraeuropeo el principal destino (765,79 M€).

No obstante, si bien los ingresos de la subsidiaria española se mantuvieron estables con respecto al año anterior, la evolución de los resultados fue mucho más favorable. Los resultados antes de impuestos durante el pasado ejercicio fueron de 89,7 M€ frente a los 84,5 millones del ejercicio previo, lo que ha supuesto un incremento del 6,15%.

MÁS EXPORTACIÓN

BSH-Fabrica2

Fábrica de BSH

El resultado de exportación fue de 95,50 M€ frente a los 86,86 M de 2015, lo que representa un alza del 9,9%. Desde la compañía, expresado a través de su Informe de Gestión, se señala que buena parte de la consecución de dichas cifras, a pesar del duro contexto económico en que ejerce su actividad la empresa, son consecuencia del “esfuerzo de racionalización de los procesos en aras de una mayor eficiencia y eficacia de los mismos, así como de un exhaustivo control y seguimiento de los gastos. Estas medidas son piezas fundamentales de las políticas estratégicas de la Sociedad, que culminan con la obtención de resultados positivos”.

BSH España está llevando a cabo desde 2015 (y hasta 2018) inversiones por valor de 80 M€ en su planta de Montañana (Zaragoza) dirigidas a la fabricación en dichas instalaciones de placas de inducción así como a la puesta en marcha de una nueva planta de hornos, un proceso que supone, a su vez, el abandono de la fabricación en dicho centro de lavavajillas.

PERSPECTIVAS PARA 2017

De cara al ejercicio en curso, BSH señala en su Informe de Gestión que las primeras previsiones para el mercado de gama blanca en su conjunto apuntan a que este podría crecer en torno al 2% o 3%, evoluciones que hacen que el año sea visto por la empresa: “con prudencia, pero con optimismo”.

To Top