viernes, 28 julio 2017

jorge-labartaEn el análisis del 17 de Diciembre planteaba mi opinión, claramente bajista por la presumible rotura del rango lateral en el que llevamos inmersos 2 años (rango de los aprox 1,0600-1,1400), excepto que el precio volviese a cerrar por encima de los 1,0700.

Pues bien, esto último ha ocurrido, y veo necesario adaptarme a un nuevo posible escenario de mercado. De momento, y tal y como planteaba en el caso de que esto ocurriese, ya no contemplo un escenario bajista.

En mi opinión, el euro ha recuperado fuerza impulsado por la posibilidad de que amenazas como la radicalidad de los discursos de Trump y Theresa May fortalezcan la unión del Eurogrupo. Y considerando que el mercado financiero está penalizando desde hace años la falta de coordinación y dificultades políticas de la región europea, esto puede corregirse ahora en los modelos de valoración.

De todos es sabido que los vecinos con los que peleamos se convierten en firmes aliados en el caso de acechar amenazas exteriores. Entiendo que quizás el mercado descuente que los aceptables datos “Macro” europeos ahora vayan a tenerse más en consideración

Volviendo al análisis gráfico: el euro ha ganado en fortaleza en estas últimas semanas con respecto a varias divisas, no sólo el dólar, logrando volver a meterse en el rango lateral del que les hablaba.

EURUSDWeekly

Eso implica volver a pensar en términos de lateralidad (recordemos: actualmente la parte baja serán los aprox 1,0550-1,0600, mientras que la parte alta los aprox 1,1400-1,1500.

En mi opinión, la estructura formada por las velas semanales correspondientes a la 2ª, 3ª y 4ª semana de diciembre dan credibilidad a un escenario alcista del euro/dólar. Por otro lado, para que esta opción fuese válida, la cotización debería consolidar niveles de 1,0550-1,0650 durante entre 2 y 5 semanas, antes de subir con fuerza.

Este cambio de sesgo me viene a confirmar que para gestionar correctamente divisas, materias primas, o cualquier otro activo financiero, la probabilidad y el ratio pérdida/ganancia son extraordinariamente importantes; y me explico: a pesar de que hace unas semanas yo era un convencido de ver la paridad, mi opinión de que una empresa exportadora en dólares debía aprovechar los niveles de 1,0600-1,0700 para asegurar el tipo de cambio no era bien entendido.

En algún caso se me preguntó por qué mi opinión era ésa para los exportadores, si yo pensaba que veríamos la paridad. – ¿Por qué no esperar a que cayese más?– Pues aquí está la respuesta: Como el futuro es desconocido para todos, yo prefería basarme en la mayor probabilidad de que los 1,06-1,07 sostuviesen la cotización (al final llegó a caer algo más) como ha ocurrido en los últimos 2 años.

En cualquier caso, no les escondo mis dudas, todavía, respecto a la futura evolución de la cotización del Euro/Dólar. Así como estos meses atrás he tenido muy clara su posible evolución, está desarrollando una estructura bastante compleja y prefiero esperar e ir valorando.

Suerte con sus divisas.

Los análisis y estrategias planteadas en este y otros artículos del mismo autor representan únicamente opiniones personales, y en ningún caso y bajo ninguna circunstancia, una recomendación de compra o de cualquier otro tipo.

Jorge Labarta
 Economista, analista técnico bursátil y autor del libro “Así me hice trader” 

To Top