sábado, 20 enero 2018

Cáritas alerta de la falta de vivienda en alquiler

La entidad ha ofrecido los datos de 2017 en el que se ha atendido a 6.636 familias, lo que supone un incremento del 7,5% con respecto a 2016 y un total de 16.439 personas. El número de “sin papeles” está incrementándose “enormemente”.

Cristina Catalán
Pamplona - 21 diciembre, 2017

Ángel Iriarte, Director de Cáritas Diocesana

Ángel Iriarte, Director de Cáritas Diocesana

Cáritas Diocesana Pamplona-Tudela  ha subrayado en la presentación de los datos de 2017, la necesidad urgente de vivienda de alquiler a la que se están enfrentando las personas que atiende.

Si por un lado, Cáritas ha tenido un descenso del 31% en el proceso residencial de las personas atendidas, (76) la razón no es otra que la imposibilidad de estas personas a acceder a la vivienda, lo que provoca el colapso de los recursos residenciales.

Cuando entra una familia en nuestra residencia, o en uno de nuestros pisos tutelados es para cubrir una etapa en espera de un alquiler que puedan sostener. Si no hay alquileres a su alcance no pueden salir de nuestro recurso. Si los que están no salen, no podemos atender a otros”, ha explicado Ángel Iriarte, Vicario Episcopal de Pastoral Social y Director de Cáritas Diocesana.

Iriarte: “ El mercado de la vivienda de alquiler parece cerrado en estos momentos a nuestros usuarios, está colapsado”.

Según ha señalado, el VAIS (Vivienda de Integración Social en Alquiler) ha funcionado muy bien años pasados, “pero nos encontramos con que no hay viviendas para poder dar continuidad a este programa, a nuestro juicio imprescindible hoy. El mercado de la vivienda de alquiler parece cerrado en estos momentos a nuestros usuarios, está colapsado”.

Para acceder a un alquiler se exige la nómina y no se admite la percepción de una renta garantizada, “o una nómina humilde y no indefinida”, se exigen dos o tres meses de fianza y la cuantía no baja de 600€. “Se está dando una verdadera exclusión en vivienda. Esto está provocando el que vaya creciendo el número de familias que tienen que vivir en una habitación, con todos los problemas que esto provoca sobre todo a los menores”, ha recalcado Iriarte.

Por eso, desde Cáritas señalan que esta situación está afectando cada vez a más personas y contribuyendo a incrementar la exclusión. Por eso, señalan la necesidad de nuevas políticas de vivienda porque las actuales no están funcionando. “Urge que las VPO sean de alquiler. Y las políticas sociales tienen que ser mucho más que políticas de ingresos mínimos. Tienen que contemplar también políticas de empleo, de vivienda, de salud (en especial, de salud mental), etc.”, ha añadido Iriarte.

Ángel Iriarte Cáritas (1)

16.439 PERSONAS ATENDIDAS

Según los Datos de Atención de 2017 aportados, Cáritas ha atendido a 6.636 unidades familiares distintas, lo que supone un incremento del 7,5% respecto al año anterior (6.171).

El número total de personas que se han beneficiado de la intervención de Cáritas han sido 16.439. Respecto al año pasado ha habido un 10,4% de incremento.

En el proceso de Acompañamiento han atendido a 174 personas. Dentro del proceso residencial, se han atendido a 33 personas en la o Residencia Santa María de Burlada, a 25 personas (10 familias en  Residencia de Familias; y 18 personas en  pisos supervisados.

En el Centro Ocupacional han participado 250 personas, lo que supone un incremento del 6,4% respecto al año anterior. En el Comedor se han  atendido a 253 personas, casi un 8% más que el año pasado. En el Centro de Día San Miguel se ha prestado servicios a 146 usuarios, algo menos que el año anterior. En el Servicio de Empleo se ha atendido a 2.360 personas y se han conseguido cerrar hasta noviembre 274 contratos de trabajo.

CAMBIOS DE TENDENCIA

Según Iriarte, estamos asistiendo a un cambio de tendencia atendiendo a estos datos. Desde el año 2013 el número de unidades familiares que venían atendiendo iba disminuyendo. El año pasado la disminución se redujo y este año ha variado la tendencia. “Hemos aumentado en un 7,5% el número de unidades familiares y en el 10,4% el número de beneficiarios. El año pasado,  se daba un cambio de tendencia en el número de personas que acudían a nosotros por primera vez, aumentaba dos décimas. Este año ha aumentado dos puntos, son el 32% los que han acudido a nosotros por primera vez”.

Este año, casi el 40% de los atendidos por primera vez (2.130) viene directamente de su país de origen.

Igualmente, se consolida un cambio de tendencia que Cáritas apuntaba el año pasado, el de la procedencia de las personas que atienden por primera vez: “Este año, casi el 40% de los atendidos por primera vez (2.130) viene directamente de su país de origen (o llevan menos de 6 meses en Navarra).  Como ya veíamos el año pasado, el número de personas “sin papeles” va en aumento: el año pasado eran el 14% de los atendidos y este año son el 19%. Creemos que el efecto llamada y la renta garantizada pueden ser algunos de los motivos por los que acuden tantas personas a nuestra comunidad”, ha explicado.

Si se observa este dato de los que se han atendido por primera vez, el porcentaje se eleva al 33% (710 personas). Así mismo, las unidades familiares con menores que han atendido han crecido un poco, pasando de 2.158 a 2.376. En cuanto a las familias monoparentales atendidas, el año pasado descendían, y este año han pasado de 839 a 967.

Por otra parte, se consolida el cambio de tendencia en la proporción entre nacionales y extranjeros atendidos. El año pasado eran 38,32% los nacionales y 61,68% los extranjeros, y este año han sido 35,68% los nacionales y 64,32% los extranjeros.

SER LUZ PARA LOS DEMÁS

La Campaña de Cáritas para este año 2017‐2018 tiene por lema “Tu compromiso mejora el mundo”. A través del compromiso pone en valor una manera de ser y estar en el mundo: ser con los demás y para los demás. En palabras de S. Juan Pablo II, Sollicitudi rei sociallis, nº 38: “La solidaridad no es un sentimiento de vaga compasión o se superficial ternura hacia los males de tantas personas cercanas y lejanas; al contrario, es la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común, es decir, por el bien de todos y cada uno, porque todos somos verdaderamente responsables de todos”. Este compromiso en la Campaña de Navidad lo expresan en una invitación a “”Ser luz para los demás”.

 

 

To Top