viernes, 28 abril 2017

Video de la cata histórica de Bodegas Chivite

 

Una cata vertical supone descorchar el mismo vino de distintas añadas; es un ejercicio complejo y pocas bodegas pueden hacerlo, bien por la falta de añadas antiguas o bien porque los vinos no tienen esa capacidad de guarda, de envejecimiento. Una cata vertical supone enfrentarse al tiempo, valorar un trabajo hecho, saber si las decisiones tomadas han sido las correctas pero ante todo, es un ejercicio valiente y de humildad

En esta ocasión han sido un total de 15 añadas de tres vinos, todos de la gama Chivite Colección. Las más antiguas procedentes del botellero familiar dado que no hay existencias para la venta. Los vinos que se han catado son las añadas 1994, 2000, 2004, 2005, 2009, 2011 del Chivite Colección Reserva;  1996, 2000, 2005, 2007, 2009, 2014 del Chivite Colección 125 Chardonnay y las añadas 1998, 2002, 2010 del Chivite Colección 125 Vendimia Tardía.

Entre los asistentes, los “padrinos” de estas añadas excepcionales como

  • Miguel Ángel Barón, presidente Asociación de Periodistas de Navarra),
  • Cristina Lecumberri (Reyno Gourmet),
  • Iñaki Idoate (Presidente Restaurantes del Reyno y Premio Anual de la Academia Navarra de Gasstronomía 2016),
  • Mikel Ceberio (Presidente de la Asociación de Sumilleres de Navarra),
  • Julián Suberviola, Dtor Estación de Viticultura y Enologia del Gobierno de Navarra,
  • Ana Laguna (Presidenta Academia Navarra Gastronomía), así como
  • periodistas y como escritores Jorge Sauleda o José Antonio Cruz, entre otros.

En esta cata excepcional se ha contado con la inestimable colaboración de diez alumnos de hostería del CI Burlada FP, encargados de realizar el servicio en el que se ha utilizado casi 1000 copas y se descorcharon más de 100 botellas.

Las copas utilizadas han sido de la casa Riedel, uno de los fabricantes de copas más importantes del mundo, que fueron lavadas con equipo osmosis para conseguir copas brillantes, transparentes y sin olores

El director enológico del Grupo Chivite, César Muñoz fue el encargado de presentar el terroir de la Finca de Legardeta. En su discurso ha tratado de “tender un puente entre las causas y los efectos, entre el terroir y los vinos“. En esta línea, ha afirmado que “las coordenadas agroclimáticas propician que la variedad del Tempranillo alcance una madurez completa de forma lenta y suave, siendo esto fundamental para la consecución del equilibrio, la elegancia y la longevidad de la Colección125”.

Los asistentes destacaron cómo algunos de los vinos blancos catados (de la variedad Chardonnay) se pueden equiparar a alguno de los mejores blancos de Borgoña en términos de clase, elegancia y su asombrosa capacidad de envejecimiento

Durante la cata los asistentes pudieron ver el mensaje de vídeo que Josep Roca, sumiller de restaurante de Can Roca, Mejor restaurante del mundo, envió a Julián Chivite con motivo de la primera cata vertical, en el que habla de su relación con los vinos de la gama Chivite Colección 125. Para Roca el Chardonnay de Chivite Colección 125 : “es maravilloso, modificó la forma de entender el vino, que pasó de ser vino de a ser vino de terroir”.

SOBRE GRUOP CHIVITE

Está integrado por tres empresas: Viña Salceda, en el Elciego, un referente en la Rioja Alavesa. Bodegas Gran Feudo y sus vinos de la marca Gran Feudo, y  J. Chivite Family Estates, que elabora los vinos de las gamas Chivite Colección 125 y Chivite Finca de Villatuerta. Se completa el portfolio con la distribución en exclusiva en España del champagne Taittinger.