miércoles, 26 abril 2017

joseantoniosarria-cen2015-2

Las empresas interesadas en contar con un titulado de Formación Profesional bajo la modalidad de prácticas no laborales contactan con CEN, a través del servicio CEN FP Empresa y detallan el perfil profesional solicitado, así como los plazos de incorporación y permanencia en la empresa.

A partir de ahí, desde el programa se encargan de la búsqueda y preselección de los candidatos de perfil requerido, la puesta a disposición de la empresa de uno o varios candidatos para su selección final y la preparación del convenio correspondiente entre la empresa y el Servicio Navarro de Empleo.

A lo largo de 2016, un centenar de empresas solicitaron información a CEN FP Empresa sobre esta modalidad de prácticas, que cuenta con un 75% de inserción. Asimismo, la propia Confederación de Empresarios ha gestionado el contacto con los jóvenes participantes a través de su agencia de colocación, en contacto con la red pública de centros de FP.

De las 26 prácticas ejercidas el año pasado, 19 provienen nuevos convenios firmados con empresas y siete de prórrogas de convenios firmados en el ejercicio anterior

PRÁCTICAS NO LABORALES

Dicha modalidad de formación en la empresa está regulada por el Real Decreto 1543/2011. Se dirige a titulados de Formación Profesional, entre 18 y 25 años, en situación de desempleo. Como requisito, estos jóvenes no deberán haber tenido relación laboral u otro tipo de experiencia profesional superior a tres meses en la misma actividad.

La duración de las prácticas podrá ser entre tres y nueve meses, y se desarrollarán en los centros de trabajo de las empresas o grupos empresariales, bajo la dirección y supervisor de un tutor

El período de formación y trabajo desarrollando no suponen relación laboral y conllevan un coste para la empresa que se desglosará en abonar una remuneración a los jóvenes de, como mínimo, el 80% del IPREM mensual (426 euros al mes) y la obligación de cotizar a la Seguridad Social en un epígrafe específico para estos casos (41 euros al mes, según las bases de cotización vigentes).

RSC

En el acuerdo que suscriban empresa y alumno se recogerá la duración de las prácticas, la jornada y horarios para su realización, el centro de donde se realizarán, el sistema de tutorías y la certificación correspondiente. Además, estas acciones tienen la consideración de medidas de responsabilidad social empresarial y pueden ser descritas como tal en las respectivas memorias anuales.

La empresa también tiene oportunidad de dar continuidad, bajo el sistema de prácticas no laborales, a alumnos de FP que ya hayan realizado prácticas de modalidad dual o de Formación en Centros de Trabajo

Así, se pretende dar la posibilidad a los alumnos titulados de poder tener una estancia en una empresa como medida para la mejora de empleabilidad y futura incorporación al mercado laboral.

A continuación para todos los interesados en poder participar en esta iniciativa o, al menos, conocerla más en detalle pueden hacerlo a través de los siguientes canales de comunicación: