jueves, 23 noviembre 2017

Formación y apoyo para las micropymes

La CEN clausuró ayer la primera edición de un programa piloto de formación dirigido a gerentes de micropymes, para dotarles de las herramientas necesarias para afrontar los cambios y retos del futuro, y en el que participaron catorce firmas navarras.

Belén Armendariz
Pamplona - 14 noviembre, 2017

Primera fila (abajo): Javier Iradiel (Coordinador del proyecto de  CEN), Miguel Laparra (vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra) y José Antonio Sarría (presidente de CEN).
Segunda fila (en medio): Alberto Marfil (Farmacia Yanguas), Laura Torres (Intor), Paqui Fernández (Lebal), Antonio Monzó (Tradisna), Aitor Uriarte (Uriarte Industrial) y Francisco Berjera (Ingeniería Iradi).
Tercera fila (arriba): Eduardo Escalera (Instalaciones Inesa), Ana Ciganda (Lebal), Carlos Suescun (Construcciones Suescun) e Iván Sanz de Galdeano (Electricidad Robert) (FOTOS: CEN)

Primera fila (abajo): Javier Iradiel (Coordinador del proyecto de CEN), Miguel Laparra (vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra) y José Antonio Sarría (presidente de CEN). Segunda fila (en medio): Alberto Marfil (Farmacia Yanguas), Laura Torres (Intor), Paqui Fernández (Lebal), Antonio Monzó (Tradisna), Aitor Uriarte (Uriarte Industrial) y Francisco Berjera (Ingeniería Iradi). Tercera fila (arriba): Eduardo Escalera (Instalaciones Inesa), Ana Ciganda (Lebal), Carlos Suescun (Construcciones Suescun) e Iván Sanz de Galdeano (Electricidad Robert) (FOTOS: CEN)

Reforzar la figura del director gerente en una micropyme, dotándole de las herramientas y la formación adecuada, es el objetivo que perseguía la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) a través de un novedoso proyecto piloto, bautizado como ‘Desarrollo de perfiles estratégicos en las micropymes’ y cofinanciado por el Servicio Navarro de Empleo. Y, a tenor de los resultados, la iniciativa ha cumplido con las expectativas. Al menos así lo manifestaron los responsables de las catorce empresas participantes, quienes reconocieron el valor de este tipo de programas en organizaciones como las suyas en las que el reducido tamaño limita la disponibilidad y las inversiones económicas destinadas a formación.

El 92% del tejido empresarial lo configuran pymes de menos de diez trabajadores.

El panorama empresarial navarro, tal y como describió el responsable del proyecto de CEN, Javier Iradiel, se caracteriza por una gran atomización. El 92% del tejido empresarial lo configuran pymes de menos de diez trabajadores. “Todos sabemos que el tamaño es un factor clave de competitividad y, por eso mismo, queríamos centrarnos en estas empresas. Y, dentro de ellas, en la figura del director gerente, que es el corazón de la empresa y, en muchos casos, un hombre orquesta. Es el propietario, dirige, sabe del producto, conoce a sus clientes, debe saber de finanzas y también de selección de personal”, explicaba Iradiel. Para ellos idearon un programa específico pensado en aportarles ciertas bases en áreas clave como la gestión económica y financiera, el desarrollo de la organización y los recursos humanos, la estrategia comercial y de marketing y la digitalización.

En concreto, las catorce empresas seleccionadas fueron Electricidad Robert, Farmacia Yanguas, Ingeniería Iradi, Intor, Lebal, Coepra Comuncación (Radio Tudela), Uriarte Industrial, Irizar Navarra, Construcciones Suescun, Tradisna, Air Ron, Urvaca, Instalaciones Inesa y Grupo Axium.

CONSULTORES EXTERNOS

Una veintena de consultores fueron los encargados de orientar a los gerentes en esta tarea. Con la colaboración de la Asociación Navarra de Empresas de Consultoría (ANEC) y de la Asociación de Oficinas y Despachos, la CEN elaboró un listado de 22 consultores dispuestos a participar en la iniciativa. Finalmente, fueron 17 los expertos que trabajaron codo con codo y de manera individualizada con cada una de las empresas seleccionadas.

El grueso buscó apoyo en las áreas de organización y finanzas. Tras un “análisis profundo”, tanto de la situación de la empresa en como de las competencias del director gerente, y con un seguimiento de 30 horas por cada área elegida, los directivos tuvieron la oportunidad de “pararse y reflexionar”, tal y como reconocieron, y adquirir conocimientos fundamentales para la toma de decisión.

TRES EXPERIENCIAS

CEN-Micropymes-Encuentro

En el acto de clausura del programa, tres de estos gerentes tomaron la palabra para resumir cuál había sido su experiencia.  Para Iván Sanz de Galdeano, de Electricidad Robert, el proyecto “ha sido un punto de inicio para plasmar cuáles son nuestra debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, para crear una hoja de ruta y seguirla”. El gerente de esta empresa de servicio técnico para la industria y la construcción reconocía que el proyecto le ha ayudado “a distinguir entre lo importante y lo urgente”.

El reducido tamaño de las empresas limita la disponibilidad y las inversiones económicas destinadas a formación.

En una línea similar se expresó Laura Torres, de Intor, pyme familiar dedicada al mecanizado de piezas. “Me ha aportado una formación muy individualizada con una aplicación práctica en la empresa”, esgrimía, al tiempo que detallaba que, en su caso, la orientación se encaminó al área de finanzas y de organización. “Me ha servido para entender la cuenta de resultados de una manera práctica y a ser consciente de la situación de la empresa, pero también me ha ayudado a gestionar mejor los trabajos, los procesos y los perfiles profesionales que necesitamos”.

Paqui Fernández, impulsora de la escuela de baile Lebal, fue la última en tomar la palabra. “Me alegro mucho de que trabajéis con pymes, porque somos las que más lo necesitamos. No nos dejéis de la mano. No nos olvidéis. El proyecto merece la pena”, solicitaba.

“El programa es un ensayo que estamos realizando, pensando en qué era lo que necesitaban las empresas y después de un año de conversaciones con pymes y consultoras”, reconoció José Antonio Sarria, presidente de la CEN, quien animó a las empresas a “aplicar energía desde dentro a través del trabajo, el esfuerzo y la creatividad para cambiar y crecer, porque, si no, la empresa siempre se deteriora irremediablemente”. “Y nosotros vamos a seguir trabajando y mejorando la capacidad de nuestros pequeños empresarios para hacer frente a ese futuro”, destacaba, haciendo un guiño a posteriores ediciones.

APUESTA DEL GOBIERNO FORAL

Como responsable último del Servicio Navarro de Empleo, a la clausura también acudió el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, quien reconoció que el Ejecutivo foral también quiere nuevas ediciones de este proyecto: “Independientemente de que puedan cambiar los mecanismos, hay que mantener y promover lo que funciona, como esta iniciativa”. Asimismo, Laparra hizo un ofrecimiento a las empresas: “El Gobierno de Navarra y el Servicio Navarro de Empleo estamos abierto para recibir vuestras demandas y necesidades y tratar de canalizarlas con los recursos disponibles”. En este sentido, recordó que centros como el de Iturrondo pueden canalizar “proyectos singulares” de empresas o grupos de empresas, que tengan necesidades de perfiles profesionales específicos.

“Me quedo con que tenéis ganas de hacer más cosas, algo positivo, porque todo lo encaminado a aumentar la productividad, la supervivencia y el crecimiento de las empresas, también en términos de empleo, es importante”, concluyó, no sin antes recordar que el Gobierno foral ha aumentado un 50% la partida para cursos formativos este 2017 y animarles a hacer uso del programa de formación con compromiso de contratación.

To Top