lunes, 25 septiembre 2017

CIMA lidera una importante investigación contra el cáncer de pulmón

Dirigida por la Dra. Ana Rouzaut, supone una nueva vía en el uso de fármacos ya existentes en el mercado para impedir la metástasis o propagación de células cancerosas a otros órganos.

Redacción
Pamplona - 16 agosto, 2017

Centro de Investigación Médica Aplicada CIMA

Centro de Investigación Médica Aplicada CIMA.

Científicos españoles han descubierto una nueva vía para frenar la metástasis en el cáncer de pulmón. El estudio, dirigido por la Dra. Ana Rouzaut, del Centro de Investigación Médica Aplicada, CIMA, de la Universidad de Navarra, abre una oportunidad para emplear fármacos ya existentes que impidan la propagación de células cancerosas.

Los resultados se han publicado en la revista científica Plos One. VER AQUÍ

En colaboración con el Centro de Investigación Biomédica de la Rioja, CIBIR, los investigadores del CIMA han demostrado que el bloqueo de una proteína, la integrina β3, impide el desarrollo de estructuras asociadas a la metástasis.

Esta proteína es necesaria para la invasión de las células cancerosas. Nuestro trabajo ha confirmado que al bloquearla impedimos que se formen unas de las estructuras célulares asociadas a la metástasis en el pulmón (los denominados invadopodios)”, explica la Dra. Rouzaut, directora del trabajo.

Dra. Ana Rozaut. CIMA En el estudio del centro tecnológico navarro se han utilizado células de cáncer de pulmón con técnicas de ingeniería genética para quitarles la citada integrina β3. “Descubrimos que las nuevas células eran completamente incapaces de desarrollar los mecanismos de invasión, primer paso de la metástasis”, comenta el Dr. Rafael Peláez, investigador principal. Para demostrar que las células estudiadas no habían adquirido ningún otro defecto, los científicos volvieron a establecer la proteína sobre la que ha girado la investigación en las células y éstas recuperaron la capacidad invasora.

Por otro lado, validaron que el bloqueo farmacológico con un anticuerpo dirigido contra la integrina β3 impide la formación de las estructuras de invasión celular y, por lo tanto, “podría suponer en el futuro una nueva via para frenar el desarrollo de metástasis en cáncer de pulmón“, indicaron desde CIMA.

Se la puerta a líneas de trabajo más específicas para farmacéuticas que ya trabajan contra el cáncer de pulmón

Además, los experimentos se han llevado a cabo en células de cáncer de pulmón, pero tiene la ventaja de que este fenómeno podría ser común en otras células tumorales, ya que muchas de ellas pueden formar invadopodios, una de las estructuras responsables de la invasión”, concluyen los investigadores
.

To Top