miércoles, 18 octubre 2017

anel-cocoworking

Las cooperativas de trabajo y las sociedades laborales han creado el 42,7 por ciento del empleo privado de Navarra en el último trimestre, según los datos de la Encuesta de Población Activa, EPA. Se trata, como ha indicado Ignacio Ugalde, presidente de Asociación Navarra de Empresas de Economía Social, ANEL, “de una progresión constante que sigue demostrando que la creación de empleo de este modelo empresarial no es algo coyuntural, sino que es una característica propia de unas empresas que creen e invierten en las personas”. 

Cooperativas y sociedades laborales se distinguen porque la mayor parte del capital social de la empresa pertenece a socios-trabajadores. Están presentes en toda la geografía de Navarra, en todo los sectores de actividad, desde pymes a grandes empresas líderes a nivel nacional e internacional. A pesar de las dificultades económicas, este modelo empresarial “no solo no ha perdido empleo, sino que ha sido capaz de aumentarlo”. Así, desde el inicio de la crisis, el empleo de las cooperativas y sociedades laborales se ha incrementado en un seis por ciento en la Comunidad foral. 

Además, el peso de estas sociedades basadas en las personas frente al resto de empresas no ha dejado de crecer en el mercado laboral navarro. “La proporción que representan las cooperativas y sociedades laborales sobre el empleo privado se ha incrementado en un 21 por ciento desde 2008”, indica Ugalde.  Como explica el presidente de ANEL, la asociación que las representa,  “este alza del nivel de empleo se ha producido tanto por contratación por parte de las empresas ya existentes, que están demostrando día a día su compromiso con el territorio en el que desarrollan su actividad, como por la puesta en marcha de nuevas iniciativas”.

Una características destacable de cooperativas y sociedades laborales es que generan un empleo estable y de calidad. De esta forma, el 80 por ciento de los contratos son indefinidos, frente a únicamente el 4,97 por ciento del conjunto de las empresas navarras. “Apoyar a cooperativas y sociedades laborales supone luchar contra la precariedad”, afirma Ugalde.  En la actualidad, cooperativas y sociedades laborales dan trabajo directo a 10.237 personas en Navarra. 

Precisamente, el máximo responsable de ANEL destaca que van a seguir trabajando para que Navarra siga siendo pionera en emprendimiento a través de la Economía Social. Ugalde explica que, como asociación, también han innovado creando la primera Cooperativa de Emprendedores y promoviendo Ley de MicroCooperativas, “un planteamiento que realizó nuestra asociación a los distintos grupos parlamentarios y que fue aprobado por unanimidad por el Parlamento Foral”. La Ley, además de agilizar trámites, posibilita que en Navarra los emprendedores puedan crear una sociedad cooperativa a partir de dos socios-trabajadores.

Creemos que hay una demanda por parte de la sociedad de que las empresas sean más participativas, democráticas, responsables y humanas. Hoy más que nunca necesitamos proyectos que nos permitan sentirnos orgullosos de formar parte de ellos. Las cooperativas y sociedades laborales responden a esta necesidad, a la vez que han demostrado ser competitivas”, añadió.

PRESENTACIÓN EN EL COCOWORKING

Por otro lado, la sede de CocoWorking, en la calle San Pedro, número 43, acogió en estas últimas horas una sesión informativa sobre la Cooperativa de Emprendedores de la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social, ANEL.

Dicha sesión forma parte del ciclo de presentaciones, conferencias y actividades de promoción que realiza la citada entidad para dar a conocer qué ayudas puede encontrar un emprendedor que quiere desarrolla su empresa o idea de negocio desde el ámbito de la economía social.

Esta acción formativa fue dirigida por la técnico de la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social, Elena Zabalza, quien informó a los asistentes sobre algunas de las ventajas y oportunidades que hoy puede aportar la economía social y, en particular, la Cooperativa de Emprendedores de ANEL a aquellas personas que quieren desarrollar de forma autónoma su idea de negocio.

Igualmente, trató sobre las últimas novedades introducidas en la reciente Ley foral de Microcooperativas y que se resumen, grosso modo, en que ya es posible poner en marcha un proyecto de empresa cooperativa o una sociedad laboral limitada con solo dos socios promotores cuando, hasta que se introdujo el cambio, el número mínimo era de tres personas.

To Top