sábado, 21 octubre 2017

Comisión Europea

Una información de Cristina Altuna para Navarra Capital

El objetivo principal de la Estrategia Europa 2020 de la Unión Europea para los próximos 7 años es fomentar el empleo y el crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Navarra, como España, “dispone de una buena infraestructura, por lo que ahora tiene que pasar a desarrollar la economía del conocimiento, del crecimiento y la competitividad”, explica Iñigo Urresti, miembro de la Dirección General de Empresa e Industria de la Comisión Europea.

La crisis ha evidenciado que las regiones que han mantenido el tejido industrial y han apostado por la innovación ha soportado mejor la crisis, con niveles de crecimiento económico más altos y tasa de paro más bajo. Por ello, “la vía de la competitividad europea pasa por la investigación, la innovación y la internacionalización; no podemos competir en precios, es el suicidio europeo frente a China”. Dentro de ese marco, la UE reconoce la importancia de las PYMEs para generar crecimiento, porque hay 20 millones de PYMEs en Europa, suponen el 99% del tejido industrial y representan 2/3 del empleo privado de Europa. “Es razonable”, por tanto, asegura Urresti, apoyar económicamente a las PYMEs.

COSME

COSME es “el primer programa europeo dedicado exclusivamente a las PYMEs” y cuenta con un presupuesto de 2.300 millones de euros hasta 2020. Está diseñado para promover el emprendimiento, impulsar la competitividad y, principalmente, facilitar el acceso de las PYME a la financiación en forma de instrumentos financieros de capital riesgo y de garantías para préstamos a través de intermediarios financieros. A esto último se dedica, precisamente, el 60% del presupuesto total del programa.

La CE “actúa como avalista, para que las entidades financieras den más fondos y haya un crecimiento real de préstamos para las PYME”, explica Urresti. La atribución de estos fondos es administrada por los Organismos Intermediarios de cada país y región, como Navarra.

Los resultados de este tipo de programas han sido “razonablemente buenos hasta el momento”, porque gracias a ellos más de 330 mil pequeñas y medianas empresas lograron acceder a créditos entre 2006-2013. El programa resultó “muy exitoso en España, ya que 1 de cada 4 de esos beneficiarios en Europa fue una empresa española”.

RED EUROPA EMPRESA

El programa COSME busca, asimismo, facilitar la internacionalización de las pyme, mejorando el acceso que éstas tienen a los mercados. Para ello la CE se ha propuesto “relanzar”, dice Urresti, la Red Europa Empresa que es quien presta los servicios de apoyo a la expansión de las empresas dentro y fuera de la UE para facilitar la búsqueda de un partner comercial, un socio tecnológico o favorecer la transferencia de tecnología entre empresas.

Se trata de una red en la que participan más de 600 organizaciones de 54 países tanto en Europa como más allá; en el caso navarro, los miembros de esta red son la Universidad de Navarra y la Asociación de la Industria Navarra (AIN). Estas dos instituciones “actúan como punto de referencia de la CE para apoyar a las PYME en todo lo que necesiten para acceder a programas de ayuda”. De esta forma, “la CE se instala en cada ciudad importante de Europa, para traducir la política de las PYME a los más de 20 millones de PYMEs que hay en Europa”.

HORIZONTE 2020

La UE concentra gran parte de sus actividades de investigación e innovación en el Programa Marco denominado Horizonte 2020. Se trata de un “programa para reforzar la excelencia en la ciencia, promover el liderazgo industrial en Europa y abordar los principales retos sociales”, explica Ignacio Puente-González, miembro de la Dirección General de Investigación e Innovación de la CE. El presupuesto total del programa es de 76.880 millones de euros, “la mayor inversión pública de I+D+i que existe en la UE”.

El programa incluye acciones concretas para la PYME, tales como el Instrumento para PYMEs en las que las empresas pueden participar directamente, sin necesidad de establecer un consorcio. Además Horizonte 2020 también facilita acceso a financiación dentro del programa InnovFin – EU Finance for Innovators– mediante capital riesgo y garantías para préstamos a través de intermediarios financieros. Las PYMEs interesadas en participar, deben tener potencial innovador y alto valor añadido, por ejemplo, aquellas que hayan patentado en los dos últimos años, hayan recibido premios o estén situadas en parques industriales.

El Instrumento para PYMEs está diseñado para aquellas PYMEs que quieran desarrollar un producto o servicio orientado a cubrir los retos sociales y mejorar el liderazgo industrial según establece el marco de Horizonte 2020. Se trata, dice Puente-González, de “un instrumento con un enfoque a demanda, la PYME es quien propone el proyecto”. Estas ayudas se convocan cada 3 meses y no es fácil acceder a ellas, aunque en la convocatoria de junio de 2014 España fue el segundo país que más propuestas presentó, con 419 de las 2.662 presentados, y el país que más ayudas recibió, 39.

Horizonte 2020 incluye, además, subvenciones o proyectos colaborativos con el “objetivo de mejorar la competitividad y el potencial de innovación de la PYME a través de la colaboración con empresas del mismo sector o complementarias de otros estado miembro, para mejorar las cadenas de valor debido a esa interacción”. Para acceder a estos programas las PYMEs suelen participar en consorcios con universidades, centros tecnológicos y otras empresas.

Entre los instrumentos financieros, Horizonte 2020 incluye préstamos directos a centros de investigación y universidades, capital riesgo, deudas, etc. La Comisión Europea trabaja con el Fondo Europeo de Inversiones, que se dedica a apoyar a la PYME para facilitar su acceso a la financiación, con organismo intermediarios, al igual que en COSME. Se ofrecen ayudas desde 25.000 hasta 7,5 millones de euros por proyecto.

EUROSTARS

Por último, la Comisión Europea también convoca el Programa Conjunto Eurostars, “que facilita acceso a la financiación a PYMEs que pretendan lanzar un producto al mercado con un periodo máximo de 2 años”, asegura Puente-González. Según los criterios EUREKA, puede centrarse en cualquier área tecnológica, pero debe tener un objetivo civil y estar orientada al desarrollo de un nuevo producto, proceso y servicio.

El proyecto Eurostars es “colaborativo, lo que significa que debe incorporar al menos dos participantes (entidades legales) de dos estados miembros diferentes”. El socio principal debe ser una PYME activa en I+D de un Estado miembro del Programa Eurostars. El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) es el organismo encargado de informar sobre este programa en España.

To Top