viernes, 28 abril 2017

LIBRO UN asociaciones empresariales

Es un libro pionero en España puesto que es el primero que se basa en una investigación que relaciona asociaciones empresariales (AE) con innovación. El estudio “Las asociaciones empresariales como agentes impulsores de la innovación” desarrollado por la Universidad de Navarra y financiado por la Fundación Caja Navarra revela la necesidad de impulsar el papel de las asociaciones empresariales navarras como motor de cambio así como las claves para hacer de éstas las principales potenciadoras del tejido empresarial navarro.

Las 21 asociaciones navarras relacionadas con 10.000 empresas navarras y procedentes de 17 sectores diferentes, nos han acompañado en todo el proceso de investigación mediante la técnica de investigación ‘Action Research’, ha explicado el investigador principal, José Antonio Alfaro.  El estudio constituye el primer paso en el desarrollo de otros trabajos de investigación sobre intermediarios de innovación y en la configuración de una red internacional de investigadores especializados que permitirá el desarrollo de proyectos de investigación internacionales.

El grupo de investigación “Innovation decision in business environment” de la Facultad de Económicas y Ciencias Empresariales de la Universidad de Navarra ha presentado las conclusiones del estudio recogidas en el libro Las asociaciones empresariales como motores de la innovación estratégica en las empresas”. Este equipo está formado por José Antonio Alfaro, director del estudio y profesor de la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra; Mónica Recalde, investigadora y profesora de la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra; Andrés Mejía Villa, profesor Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas. Universidad de La Sabanda Doctorando, Facultad de Económicas de la UN; y María Isabel Rodríguez Ferradas, profesora de Tecnum, Escuela de Ingenieros de UN.

MOTOR DE CAMBIO

“Las asociaciones empresariales navarras deben fortalecer su papel entre las empresas socias como motor del cambio”, ha destacado José Antonio Alfaro, director del estudio “Las asociaciones empresariales como agentes impulsores de la innovación”.

El 90% de las AE navarras son intermediarias de la innovación para sus empresas. Según el profesor, un 81% de las asociaciones empresariales considera la innovación como parte fundamental de su planteamiento estratégico, no obstante, solo el 19% lleva a cabo acciones de innovación dentro de su dirección estratégica. De este modo, “las actividades de estas entidades podrían obtener una mayor atracción para el sector empresarial”, según afirma Mónica Recalde, investigadora del proyecto:La comunicación y liderazgo son parte esencial de las asociaciones. Estas deben trabajar para que los servicios ofrecidos se muestren de forma atractiva y creativa”.

Las asociaciones empresariales navarras nacieron con un papel de representación y apoyo entre sus socios, sin embargo, Alfaro ha reclamado que este papel debe adaptarse a las nuevas necesidades del sector: “Deben tomar un papel más activo para mejorar la competitividad del sector, adaptarse a las nuevas posibilidades que ofrecen las tecnologías, la digitalización, etc.”.

Asimismo, los agentes en los que más se apoyan las asociaciones empresariales para adaptarse al cambio son las empresas de consultoría, otras asociaciones empresariales y los clusters, según revela el estudio. De este modo, las asociaciones aportan un valor añadido de forma principal en el establecimiento de redes de contactos y negocio, servicios al cliente y compromiso con este. En cambio, el estudio revela que su apoyo es más reducido en innovación de modelos de negocio, marca y proceso.Las asociaciones son muy buenas en actividades de networking, negociación y adaptar ideas de otros sectores, hacen una labor muy positiva para sus empresas socias”, ha señalado Alfaro.

La búsqueda de soluciones a los problemas de las empresas socias y del sector empresarial, la localización de expertos que mejoren la competitividad del sector y la identificación de las necesidades de gestión que tienen las empresas son las tres percepciones que predominan sobre la capacidad de innovación de las 21 asociaciones navarras que han sido analizadas.

INNOMEDIATION MODEL”

Los investigadores han expuesto así mismo en el libro los siete pasos propuestos como modelo para que las AE mejoren la competitividad del sector y aporten a las empresas servicios de valor adaptados a las nuevas oportunidades empresariales como nuevas tecnologías, nuevas tendencias o la organización de personas. El método “Innomediation Model” se presenta como la respuesta a las necesidades a las que se enfrentan las empresas hoy día. “A través de siete pasos la asociación aprenderá a relacionarse de manera más efectiva con sus empresas socias para impulsar sus actividades innovadoras, ha explicado Mónica Recalde. Así mismo, con este modelo, los empresarios pueden aplicar un proceso sencillo y concreto para buscar soluciones creativas a sus retos de innovación.

Este modelo de intermediación para la innovación fundamenta la innovación empresarial en la creatividad como habilidad humana, la cual acompaña todo el proceso innovador. El proceso se basa en siete pasos: Evaluación de la situación, exploración de la visión, formulación de desafíos, exploración de ideas, formulaciones de soluciones, exploración de la aceptación y formulación de un plan. Este modelo permite a la asociación implementar procesos específicos, funciones, prácticas, una propuesta de valor y unos objetivos relacionados con su rol de intermediaria de innovación frente a sus empresas asociadas.

 

 Pie de foto: de izquierda a derecha, Mónica Recalde, José Antonio Alfaro, Andrés Mejía y María Isabel Rodríguez.