sábado, 27 mayo 2017

belen-hevia-chavarri

Una noticia de Cristina Altuna para Navarra Capital

Escándalos financieros como el de Bankia, Pescanova o Gowex han contribuido a manchar la imagen de un sector como el de la auditoría. Casos muy sonoros que contrastan, sin embargo, con los datos: de los más de 60.000 informes de auditoría que se firman en España, las sanciones del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) por faltas graves o muy graves no llegan a 40. Se trata, en definitiva, del 0,06 % del total de la actividad de los auditores. Por ese motivo, el desprestigio que generan esos casos a la profesión es “injusto” para Belén Hevia, socia fundadora de Hevia Chávarri Auditores Asesores.

Para Hevia existe, además, un gran desconocimiento sobre lo que es la auditoría, “no se conoce mayoritariamente qué es ni qué hace un auditor”. Frente a eso, esta auditora navarra explica que “la sociedad está sustentada en la economía, si la economía va bien, la sociedad está contenta y quien da transparencia y fiabilidad a la economía y a las empresas es el auditor, él es quien certifica que lo que se está diciendo refleja la situación real.

Sin esa transparencia que aportan los auditores, Hevia opina que la crisis “habría sido mucho más dura”. Pese a ello, muchas pymes, golpeadas por esta crisis que les ha obligado a recortar gastos, rechazan realizar auditorías en un momento en el que “este tipo de controles se hacen más necesarios”.

belen-hevia-chavarri-12LA AUDITORÍA

El auditor analiza la información financiera de las empresas y concluye si esa información que se aporta refleja la imagen de la empresa, porque la información financiera habla de lo que le está pasando a una empresa. Para ello, los profesionales de este sector detectan cuáles son las posibles debilidades que existen en el control interno de las organizaciones, uno de los aspectos más importantes para que una empresa sea lo más eficiente y productiva posible. Con esos datos, la empresa puede anticiparse, si fuera necesario, a los problemas. Las empresas “son números y se tienen que garantizar esos números para mantenerse, señala Hevia.

Uno de los mayores problemas que puede existir en una empresa es que los controles no existan dentro de una organización, que todas las figuras de la dirección de una empresa se concentren en una misma persona. Se trata de una situación muy común en las pequeñas empresas, en la que el empresario puede rechazar que alguien ajeno a la empresa les diga en qué están fallando. La auditora Belén Hevia recuerda, sin embargo, que “el auditor no es un enemigo de la empresa, es un colaborador y aliado que puede ayudarle mucho; no somos el poli malo, nuestro trabajo no es detectar fraudes”.

TRANSPARENCIA

En su experiencia, cuenta la auditora navarra, “hemos trabajado con empresas que estaban financieramente muy tocadas y a las que les hemos ayudado a encauzar esa gestión”. La clave está en la confianza y la colaboración de ambas partes para conocer en qué se está fallando y construir acciones que corrijan esos fallos y se trasladen a la información contable.

De esta forma, el sector ha ayudado a muchas empresas a que no cierren, porque el análisis de un auditor aporta mucha más transparencia y fiabilidad a las cuentas de la empresa de cara a los mercados. Gracias a ello, se han podido llevar a cabo procesos de refinanciación en los últimos años, porque “la imagen de unas cuentas auditadas no es la misma que unas cuentas que no se sabe lo que tienen”. Esto, por tanto, puede ser determinante para que una entidad financiera conceda o no un préstamo a una organización.

EMPRENDIMIENTO E INTERNACIONALIZACIÓN

Hevia Chávarri Auditores Asesores se constituyó en 2012, dando continuidad a la actividad que Sagrario Chávarri Azcona venía realizando desde los años 70 como auditora y asesora independiente. En la actualidad, la firma cuenta con 9 profesionales del sector de la administración y dirección de empresas, abogacía e ingeniería, así como varios auditores.

Consolidada ya en el mercado, el objetivo de la firma en los próximos meses es crecer, “potenciando nuestra rama de asesoría”. Se trata de dar respuesta al creciente interés que existe por emprender. Cada vez más personas “tienen la inquietud de crear un negocio, pero están perdidos, no saben por dónde empezar”. El apoyo se traduciría en ver las posibilidades que tiene el negocio o las alternativas de financiación, dentro de “una asesoría integral”, para asesorar en aspectos contables, fiscales o, incluso, laborales.

Desde el año pasado, además, Hevia Chávarri pertenece a ANTEA Alliance of Independent firms, una asociación internacional de firmas independientes de auditoría, consultoría y asesoría jurídica y fiscal. Con miembros de 60 países y más de 200 oficinas su presencia está garantizada por todo el mundo. De esta forma, Hevia ayuda a las empresas navarras que quieran salir al extranjero, poniéndoles en contacto con los socios de esta asociación para que les asesoren en asuntos tales como las oportunidades de negocio en un determinado país, así como su legislación o posibilidades de financiación.

To Top