jueves, 19 octubre 2017

bbva-informe-economico2014

BBVA Research apunta a un crecimiento sostenido de la economía de Navarra que se situará en el 1,4% en 2014 y en el 2,2% en 2015, en ambos casos por encima de la media de crecimiento de España (+1,3% y 2% en 2014 y 2015, respectivamente), según el informe Situación Navarra-Zertan den Nafarroa presentado este martes por Miguel Cardoso, Economista Jefe para España en BBVA Research , y Jorge Sáenz-Azcúnaga, Director de la Territorial Norte de BBVA. De este modo, se consolida un entorno de mayor crecimiento y perspectivas de creación de empleo para la economía de esta región.

Diversos factores han afectado a la economía navarra desde la presentación en abril del 2013 del anterior número de esta publicación, que confirman la recuperación de la economía regional. En concreto, la demanda interna prosigue con su proceso de recuperación y el consumo privado ha continuado acelerándose apoyado en los incentivos fiscales a la compra de automóviles, el incremento de la riqueza financiera o el punto de inflexión que se ha observado en el mercado laboral.

Asimismo, la inversión en bienes de equipo también refleja una senda positiva, apoyada en la mejora de la confianza, el incremento de las exportaciones y el  aumento de la competitividad. De acuerdo con las previsiones de BBVA Research, en términos desestacionalizados, las importaciones de bienes de equipo en Navarra en el 3T14 se podrían situar un 22,1% por encima de las observadas en 3T13, anticipando una mejora de la inversión.

POLÍTICA FISCAL

La política de ajuste fiscal durante la crisis ha permitido que esta región mantenga niveles de deuda y déficit relativamente bajos en términos relativos, y que haya podido financiarse en los mercados sin necesidad de recurrir a los mecanismos de provisión de liquidez del Gobierno central. Los datos de agosto reflejan que la diligencia en el compromiso con los objetivos fiscales continua, y por tanto, resulta probable que Navarra cierre 2014 cumpliendo con su objetivo de estabilidad (-1% del PIB).

Para 2015, el anteproyecto de Ley de presupuestos prevé que Navarra continúe con la política de reducción de costes hasta cerrar dicho ejercicio cumpliendo con el objetivo de estabilidad (-0,7% del PIB regional). El informe considera que este objetivo es factible siempre y cuando se confirme la consecución del objetivo de 2014. En este sentido, la menor necesidad de implementar ajustes fiscales en los próximos años supone una ventaja para la Comunidad Foral. Por otro lado, el sector inmobiliario tiende a la estabilización, tras el ajuste experimentado en los últimos años.

FORTALEZA SECTOR EXTERIOR

El servicio de estudios de BBVA destaca que la economía de Navarra se caracteriza por ser una de las regiones con mayor peso de las exportaciones de bienes, que superan el 40%, y por el fuerte peso del sector automóvil en las exportaciones de bienes, que alcanza el 45% del total. Los datos desestacionalizados disponibles del 2014 indican que el crecimiento de las exportaciones regionales, un 5,7%, estaría por encima del observado para el conjunto de España (2,2%).

El informe Situación Navarra-Zertan den Nafarroa afirma que la aportación de la demanda externa al crecimiento de Navarra seguirá siendo positiva, como lo ha sido en los últimos años, apoyada en la evolución al alza de las exportaciones de bienes y, en menor cuantía, de servicios. El abaratamiento relativo que supone la depreciación del euro, la diversificación hacia mercados de mayor potencial y unos costes laborales que se han incrementado menos desde 2007 son algunos de los factores que favorecerían la aportación de la demanda externa. En particular, como se analiza en la revista, la depreciación del tipo de cambio podría compensar el efecto sobre la economía navarra del empeoramiento de las expectativas de crecimiento de la eurozona.

En lo que respecta al turismo, pese a que este sector tiene un peso inferior al de otras regiones, muestra una evolución superior a la media de España tanto en viajeros como, especialmente, en pernoctaciones. En 2014, con datos hasta septiembre, el crecimiento es el 11,2%, si bien la previsiónes que crezca un 8,5% en el año, frente al 2,4% de España, gracias a un incremento tanto de clientes españoles como extranjeros.

PREVISIÓN 2015
De cara a 2015, Navarra volverá a crecer por encima de la media española, ya que el efecto de las menores expectativas de crecimiento para la UEM tendrá un impacto prácticamente neutro, gracias a la depreciación del tipo de cambio. Contribuyen a ello los menores desequilibrios generados antes y durante la crisis, una posición relativamente favorable en la sobreoferta inmobiliaria, el menor apalancamiento de empresas y familias y una ventaja en términos de desequilibrio fiscal (a expensas de que se alcancen acuerdos con el gobierno central).

En cualquier caso, BBVA Research estima que los retos de la economía navarra, al igual que los de la española, son de largo plazo. Navarra precisa mejorar la productividad por empleado y incrementar la actividad laboral, para reducir la tasa de paro. Y además, obtendría importantes beneficios si implementa medidas que favorezcan la unidad de mercado y la adopción de mejores prácticas en la regulación de los servicios.

 

PIE DE FOTO: De izquierda a derecha, Jorge Sáenz-Azcúnaga, Director de la Territorial Norte de BBVA, y Miguel Cardoso, Economista Jefe para España en BBVA Research.

To Top