viernes, 20 octubre 2017

gasolinera-5

El III Plan Energético de Navarra horizonte 2020 tiene entre sus objetivos, en línea con los retos marcados por Europa de reducir un 20% el consumo de energía, fomentar un consumo eficiente de energía, que genere ahorro económico y aumento de la competitividad. En concreto, se prevé reducir un 18% la intensidad energética en relación a 2009, y en un 31% el consumo, es decir 11 puntos más que el 20% de la Unión Europea.

Estos datos se han puesto de manifiesto esta mañana en una jornada organizada por el Ejecutivo Foral y el IDAE con el objeto de presentar las diferentes líneas de ayudas que este último ha puesto en marcha en el ámbito energético por un importe de 168 millones de euros, como continuación de las medidas desarrolladas entre 2006 y 2012 y que en los dos últimos años habían estado suspendidas por las limitaciones presupuestarias consecuencia de la crisis económica.

En la jornada, celebrada en la sede de Aditech y en la que han participado alrededor de 40 personas, han intervenido el director general de Industria, Energía e Innovación, Iñaki Morcillo, así como representantes del IDAE. En concreto, José Enrique Borrell ha explicado las ayudas para actuaciones de eficiencia energética dirigidas a pymes y grandes empresas; Ángel Sánchez de Vera ha presentado la línea de ayudas para la renovación de instalaciones de alumbrado exterior municipal; Angel Cediel, las subvenciones para un uso eficiente de los modos de transporte; y Fernando García Mozos, el programa de ayudas para la rehabilitación energética de edificios existentes.

Cabe recordar que, entre 2006 y 2012, el Gobierno de Navarra en colaboración con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, introdujo medidas para incentivar el ahorro y la eficiencia energética que permitieron más de 50.000 actuaciones en todos los sectores (industria, transporte, edificación, alumbrado público, equipamiento doméstico, agricultura y cogeneración), con ayudas públicas de cerca de 30 millones de euros y una inversión acumulada de más de 143 millones.

Destacan las ayudas a la rehabilitación de viviendas, con porcentajes del 40% para la mejora del aislamiento térmico de los edificios residenciales, el fomento y difusión de los certificados de eficiencia energética o la reciente aprobación de un programa de gestión energético en los edificios de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra.

To Top