domingo, 22 octubre 2017

Plastic Repair System - PRS

Plastic Repair System - PRS

El coste laboral por trabajador en términos brutos fue en Navarra de 32.382,69 euros en 2014, lo que supone un aumento del 1,2 por ciento en relación al año anterior, según se desprende de la Encuesta Anual de Coste Laboral elaborada por el Instituto de Estadística de Navarra. Dicha cifra, además, se queda en 32.177,18 euros si se deducen los 205,51 euros brutos recibidos de subvenciones y deducciones públicas. De este modo, la Comunidad foral ocupa la tercera posición en coste de la fuerza de trabajo justo por debajo de Madrid (36.300,40 euros) y País Vasco (36.042,53).

Por sectores de actividad, el mayor coste laboral neto en 2014 correspondió a la Industria, con 38.512,78 euros, seguida de la Construcción (33.807,73 euros) y los Servicios (29.180,98 euros). Asimismo, las empresas de mayor tamaño, con 200 o más trabajadores, pagaron mayores sueldos por trabajador que las empresas medianas y pequeñas (de 50 a 199 asalariados y de menos de 50, respectivamente). Por tanto, también las cotizaciones a la Seguridad Social de las primeras fueron mayores.

De las partidas que componen el coste bruto (32.382,69 euros) destacaron los sueldos y salarios (23.732,45 euros) y las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social (7.824,72 euros) que comprenden entre ambas el 97,45  por ciento del coste laboral bruto. Las cotizaciones voluntarias, que recogen las aportaciones del empleador a circuitos privados de seguros sociales u otras entidades de seguros, ascendieron a 167,25 euros de media por trabajador y representaron el 0,52 por ciento del coste bruto.

Los costes por prestaciones sociales directas, que son los pagos que la empresa abona directamente al trabajador o a su familia, o también al antiguo trabajador para asistirle en determinadas circunstancias y como complemento de prestaciones sociales, ascendieron a 243,11 euros por persona y año, lo que representó un 0,75 por ciento del coste bruto total.

Otros datos complementarios tienen que ver con las indemnizaciones por despido que ascendieron a 228,81 euros por persona considerando el total de trabajadores (no sólo los despedidos), lo que supuso el 0,7 por ciento del coste laboral bruto. En concepto de formación profesional se gastaron 74,24 euros por trabajador, el 0,2 por ciento del total.

Finalmente, la mayor parte de los centros (94,9 %) y sus trabajadores (85 %) en Navarra estuvieron regulados por convenios colectivos en el año 2014. De este modo, del total de trabajadores, un 4,7 por ciento vieron modificadas sus condiciones de trabajo respecto a lo que se establecía en el convenio colectivo de referencia.

To Top