lunes, 23 octubre 2017

El desempleo de la población mayor de 55 años aumenta un 388,9%

La cifra de desempleo de este colectivo se ha incrementado desde 2007 hasta alcanzar las 4.400 personas, de las cuales un 63,6% son parados de larga duración y casi un tercio no cuenta con ningún tipo de cobertura o prestación social.

Redacción
21 julio, 2017

Jesús Santos, secretario general de UGT Navarra (izq) y Mariso Vicente, secretaria de Acción Sindical.

Jesús Santos, secretario general de UGT Navarra (izq) y Mariso Vicente, secretaria de Acción Sindical.

Los diversos cambios sufridos por el mercado laboral navarro desde el año 2007 han provocado efectos devastadores sobre las personas mayores de 55 años.

Según el informe “El colectivo de mayores de 55 años en el mercado laboral de Navarra”, elaborado por la UGT, entre los años 2007 y 2016 este grupo ha aumentado su cifra de desempleo en un 388,9%, pasando de las 900 a las 4.400 personas.

En palabras de Jesús Santos, “el principal problema es el aumento del paro“, ya que prácticamente se ha cuadruplicado.

Cabe destacar que, antes de la crisis, este grupo de población presentaba una tasa de paro del 2,42%, mientras que, en la actualidad ha alcanzado el 9,26%.

De este modo, ha pasado de representar un 6,2% a ser un 11,5% del total de parados de la Comunidad.

Según los datos arrojados por el informe, existe el riesgo de que este incremento del desempleo en los mayores de 55 se convierta en estructural, ya que los índices registrados superan a la media de Navarra en cuanto al paro de larga y muy larga duración. El 63,6% de las personas mayores de 55 años desempleadas lleva más de un año en paro y el 49,4% más de dos.

En palabras de Jesús Santos, Secretario General de la UGT en Navarra, “el principal problema es el aumento del paro“, ya que prácticamente se ha cuadruplicado. Pero, además, a esto se suman otros obstáculos como el descenso de la cobertura y la dificultad para reincorporarse al mercado tras la interrupción de la carrera laboral.

Por otro lado, la interrupción de la carrera laboral en la última fase de la vida activa podría llegar a provocar un descenso de las pensiones de hasta 768 € en algunos casos, lo que significa que la persona afectada recibiría solo el 60% de lo que le correspondería de haber seguido hasta la edad de jubilación ordinaria.

Respecto a la cobertura, los datos ofrecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal indican que, en 2016, el 32,3% de este grupo no percibía ningún tipo de prestación o subsidio, mientras que un 20,4% recibía la prestación contributiva, un 43,9% el subsidio y un 3,4% otro tipo de prestación.

La interrupción de la carrera laboral en la última fase de la vida activa podría llegar a provocar un descenso de las pensiones de hasta 768 €.

En términos de sociedad, el mayor efecto sería la pérdida de ingresos del sistema de Seguridad Social. El hecho de que 4.4000 personas no estén cotizando supone una pérdida para este organismo de alrededor de 30,9 M€ anuales, cifra que en el
conjunto de España asciende a 5.948 M€.

Por último, en cuanto a la ocupación de este colectivo, cabe mencionar que se ha registrado un incremento del 232,2% (8.200 ocupados
más) y que, el salario medio del colectivo de personas mayores (26.210,43 euros brutos anuales) es algo superior al salario medio de Navarra (24.863,98 euros), según los datos recogidos en 2015 por el INE.

Ltasa de temporalidad y la de de parcialidad han aumentado hasta situarse en un 9,9% y un 17,3% respectivamente. Aunque, cabe añadir que, un 47,7% de los contratos a tiempo parcial es involuntario, por no poder ser a tiempo completo.

PROPUESTAS DE LA UGT

A la vista de la situación, la UGT plantea a algunas medidas para el ámbito de Navarra:

  • Los desempleados mayores de 50-55 años deberán ser objeto de evaluación en el Servicio Navarro de Empleo, en un plazo de seis meses, para establecer posibilidades y planes de empleabilidad adecuados.
  • Poner en marcha itinerarios personalizados de asesoramiento, orientación laboral y recualificación profesional.
  • Mantener las ayudas de este colectivo, ya que, en este caso pueden servir como incentivo para las empresas.
  • Negociar e impulsar un plan especifico de contratación que cuente con el compromiso de la Confederación de Empresarios de Navarra y esté concretado en acuerdos patronal – sindicatos en los diferentes sectores y empresas, destinados a cubrir vacantes con personas mayores de 55 años.

Una información de Leyre García para Navarra Capital.

To Top