lunes, 29 mayo 2017

20160527_120838

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

En 2007 la Unión Europea insistió en la idea de mejorar en eficiencia energética para alcanzar el objetivo en 2020 de ahorrar en un 20% la energía consumida. Para aprovechar todo el potencial de ahorro se hace un planteamiento integrado que abarca tanto el sector de suministro energético como el de los consumidores finales.

La reciente publicación del Real Decreto 56/2016 , que transpone parcialmente la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética, “constituye un impulso importante hacia la mejora de la eficiencia energética del tejido industrial y de servicios en España”, según señala una reciente publicación de AENOR al respecto.

Durante esta última sesión de los Viernes Económicos, iniciativa creada y organizada por el Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra,  participaron Jesús María Lasa, Servicio de Energía, Minas y Seguridad Industrial y Director  General de Industria, Energía e Innovación del Gobierno de Navarra, quien presentó la sesión. Ricardo García, Vicepresidente del Comité Técnico de  ATECYR (Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración) quien se centró en las nuevas obligaciones derivadas del Real Decreto 56/2016 sobre auditorías energéticas, servicios energéticos y eficiencia del suministro de energía. Antonio López-Nava, Gerente de A3e (Asociación de Empresas de Eficiencia Energética) por su parte, habló sobre las figuras del auditor energético y del proveedor de servicios energéticos en el R.D. 56/2016.

Elena González, Directora de ANESE (Asociación de Empresas de Servicios Energéticos) expuso la clasificación certificada de empresas de servicios energéticos de ANESE; José Alonso-Urquijo, de Giroa Veloa y de AMI (Asociacion de Empresas de Mantenimiento Integral y Servicios Energéticos)habló sobre el  Modelo de contratación de servicios energéticos con inversión. Y por último, Fernando Señas, Servicio de Energía, Minas y Seguridad Industrial-Dir. General de Industria, Energía e Innovación del Gobierno de Navarra dio a conocer  las diferentes actuaciones del Gobierno de Navarra en eficiencia energética.

20160527_120907AUDITORÍAS

El Real Decreto 56/2016 establece la obligatoriedad de realizar auditorías periódicas para las grandes empresas fijando además los requisitos que deben cumplir dichas auditorías para asegurar su fiabilidad y calidad.

Ricardo García, Vicepresidente del Comité Técnico de ATECYR se centró en este tema y señaló que la “Auditoría Energética es un proceso sistemático mediante el que se obtiene un conocimiento suficientemente fiable del perfil de consumos energéticos, se detectan los factores que afectan al consumo de energía, analizando las necesidades e integrando todos los equipos y sistemas que forman parte de ella y se identifican, valoran y ordenan las diferentes oportunidades de ahorro de energía en función de la rentabilidad. La Auditoria debe incluir un Protocolo de Verificación y Medida de las mejoras propuestas. Todo ello debe conducir a un buen plan de gestión energética, destacó García.

Según el RD 56/2016, esta normativa de auditorías se aplica a las grandes empresas o grupos de Sociedades y debe cubrir, al menos, el 85% del consumo total de energía final del conjunto de instalaciones. Se debe repetir cada cuatro años y la primera debe realizarse antes del 14  noviembre 2016. Como alternativa a la auditoria se puede aplicar un sistema de gestión energética o ambiental, certificado por un organismo independiente con arreglo a las normas europeas o internacionales correspondientes, siempre que el sistema de gestión de que se trate incluya una auditoria energética.

ACTUACIONES DEL GOBIERNO

Fernando Señas, Servicio de Energía, Minas y Seguridad Industrial-Dir. General de Industria, Energía e Innovación del Gobierno de Navarra dio un repaso de las diferentes actuaciones del Gobierno de Navarra en eficiencia energética a lo largo de los últimos años.

Como dato, señalo que en el año 2014 se consumieron en las empresas, vehículos, hogares y otros edificios de Navarra 1.799.200 TEP (toneladas equivalentes de petróleo). Esta energía equivale a casi 38 millones de depósitos de gasóleo de 55 litros. Durante el año 2016 el gobierno está trabajando en la elaboración de un nuevo Plan Energético de Navarra horizonte 2030. El objetivo de este Plan es maximizar la contribución de la producción, transformación y consumo de energía a la sostenibilidad de Navarra, en sus aspectos social, económico y ambiental. De este modo, se pretende fomentar un consumo eficiente de la energía, avanzar en la gestión inteligente de la energía e impulsar la producción renovable de energía a partir de todas aquellas fuentes en que resulte competitiva”, comentó Señas.

El Gobierno de Navarra adoptó en febrero de 2015 un acuerdo por el que se probó el Programa de gestión e impulso de los servicios energéticos en la Administración Foral, que estima un ahorro de más de 1,5 millones de euros hasta 2020, lo que supondrá reducir el consumo un 20%.

El programa pretende que al menos quince empresas navarras especializadas en eficiencia energética gestionen contratos de servicios del gobierno de Navarra. Cada una de las licitaciones se hará cargo de uno o varios edificios de la administración foral y llevará a cabo tareas de gestión energética y mantenimiento de las instalaciones. Además, deberán proponerlas inversiones precisas para conseguir ahorros energéticos en los edificios.

Las Empresas de Servicios Energéticos ESE, deberán comprometerse en su oferta a obtener unos ahorros energéticos respecto a la situación de partida, de forma que el pago de los servicios consistirá en una cuota periódica según la oferta realizada y cada año se calculará una prima o penalización en función de la obtención o no de los objetivos. “En cualquier caso, se deberá garantizar un ahorro económico mínimo anual del 4% en relación con el gasto de referencia en combustibles más mantenimiento”.

CLASIFICACIÓN DE EMPRESAS DE SERVICIOS ENERGÉTICOS

ANESE(Asociación de Empresas de Servicios Energéticos) crea en 2014 un grupo de trabajo en el que se establece como uno de sus objetivos el lleva a cabo un esquema que sirva para Clasificar Empresas de Servicios Energéticos, que permita de este modo la diferenciación y sirva para asegurar la fiabilidad y rigurosidad de las ESEs que lo cumplan frente al mercado. Para ordenar el mercado y diferenciar unas ESE de otras se tienen en cuenta el factor Indicador de Especialidad Tecnológica, el factor de Volumen Gestionado y el factor de Ahorro”, señaló Elena González, Directora de ANESE.

ANESE ha establecido una clasificación definida en 2014 y puesta en marcha en febrero de 2015 que dirigida a todas las ESEs que se deseen clasificar, aporta claridad en el mercado, distingue a las empresas especializadas y profesionales e indica el horizonte empresarial. Sello ANESE cumple con RD 56/2016.

Por otra parte Elena González ha hablado sobre las Empresas de Servicios Energéticos de las que se hace referencia en el RD 56/2016, según el cual señala que las ESE deben ser garantía de ahorros energéticos y esto se garantiza gracias a un análisis previo y durante el proyecto, con metodologías rigorosas de medición, aportando un conocimiento previo del sector a través de referencias de éxito, utilizando personal cualificado y certificado y medios técnicos de calidad y asegurando la garantía del rendimiento a lo largo de todo el contrato. “El fundamento de empresarial de una ESE es que basa su negocio en la existencia del ahorro energético. Si no existe ahorro, la ESE no puede compartir el rédito económico o bien será penalizada. La gestión de la instalación es vital e imprescindible para la contabilidad energética”, citó González

To Top