jueves, 19 octubre 2017

Imagen de un operario de MAPSA en Orkoien

Imagen de un operario de MAPSA en Orkoien

El Gobierno de Navarra ha elevado la previsión de crecimiento del PIB  para este año 2015 hasta el 2,6 por ciento, 6 décimas más de lo previsto inicialmente, debido a la mejora de la situación económica, una coyuntura en la que Navarra se encuentra en una posición de partida más favorable que otras regiones.

CONFIANZA

La revisión al alza se fundamenta en varios indicadores, como la evolución favorable de los indicadores de confianza empresarial en los dos últimos años, así como una importante mejora en la confianza de los consumidores, que ya se acerca a la que existía unos trimestres antes de que la crisis comenzase en 2007.

Estos indicadores de confianza se han traducido en una mejoría real de la evolución económica, tal y como confirman datos como el índice de comercio al por menor, con avances positivos consecutivos desde hace varios meses; la matriculación de vehículos; la industria manufacturera; y la recuperación de sectores como el de la construcción, un sector que ha sido el más castigado por la doble recesión vivida desde 2008 pero que inicia este año una recuperación progresiva. En cuanto al sector exterior, Navarra cerró el pasado año 2014 con el mayor superávit comercial en términos de PIB, y el segundo en términos absolutos de entre todas las Comunidades

CRECIMIENTO

La economía navarra cerró el año pasado con un crecimiento del 1,5 por ciento, frente a la caída del 1,3 por ciento del 2013. Además, desde la perspectiva trimestral, en la recta final del 2014 se observó que el avance va tomando intensidad, hasta un 2,1 por ciento interanual.

La vicepresidenta del Gobierno foral, Lourdes  Goicoechea, ha indicado cómo esta buena dinámica de la economía navarra ha recibido el refrendo de previsiones optimistas por parte de diversos organismos. Así, las previsiones de Hispalik sitúan a Navarra en un crecimiento del 2,2 por ciento para su Valor Añadido Bruto (VAB) en 2015, y del 2,5 por ciento en 2016, es decir, como la tercera región española que más crecería en este bienio. Por su parte, el Servicio de Estudios del BBVA coloca en ese mismo tercer lugar a la Comunidad Foral, pero lo hace con mayores ritmos previstos de crecimiento, ya que eleva la previsión para 2015 hasta el 3 por ciento y para 2016, hasta el 2,8 por ciento.

Por su parte, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, AIReF, que se encarga de avalar las previsiones de crecimiento de las administraciones territoriales de cara al cumplimiento de la estabilidad presupuestaria, consideró “cautelosa” la previsión de Navarra y la alzó hasta el 2,6 por ciento en 2015. Goicoechea ha calificado así la nueva previsión del Gobierno de Navarra como una previsión “realista y prudente”, alineada con los informes externos y con los datos del Servicio de Economía del Gobierno.

 

To Top