sábado, 22 julio 2017

El hombre de las mil novias

Con 25 años de experiencia José García Peluqueros nos habla de la importancia y gran responsabilidad que supone peinar a la novia en uno de los días más importantes de su vida.

Cristina Catalán
Pamplona - 3 junio, 2017

José García Peluqueros

Imagen de José García Peluqueros. Fotografías de Roberto Lechado

Soy capaz de entender el peso de un vestido de novia y nunca me he puesto uno. Soy capaz de entender la molestia de un recogido, de  un zapato de tacón… puedo sentir los nervios de una novia y le entiendo”. Al peluquero José García le gusta la calidad y es perfeccionista. Cuando trabaja con una novia se siente en su piel, se pone en su lugar, se identifica con ella. Una sala apartada e insonorizada en la peluquería, decorada con motivos nupciales, con mucho estilo y al detalle favorece  que la novia se encuentre relajada, tranquila y disfrute del momento, de su momento. “Peinar a una novia es el sumun para un peluquero. Ves a las novias  como diosas…ningún peluquero olvida el día en que peina a su primera novia. Quizá no sea el mejor de los peinados que haga en su vida profesional como peluquero pero sí lo recordará como un gran reto y responsabilidad”.

José García comenzó en el mundo de la peluquería hace 25 años y tres años después hizo su primer peinado de novia. “El recuerdo que tengo de mi primer peinado a una novia hace 22 años es el de no dormir. De levantarme, apuntar ideas, mirar revistas porque entonces no había internet, y no dormir, no dormir… el mayor miedo que tenía era el de quedarme dormido. Es una gran responsabilidad  porque la novia debe estar guapa, radiante y le debe durar el peinado…”.

VISAGISMO

La moda y tendencias nupciales han ido variando mucho a lo largo de los años. Antes, todas las novias llevaban velo. Actualmente, el velo es una cuestión  más opcional y el peinado depende más del estilo de cada novia. “Lo más complicado es que la novia entienda que el peinado debe ir acorde con ella y con el estilismo que haya elegido para ese día. Hoy día la novia pide naturalidad pero el problema que puede surgir es que pequen de poca peluquería. Con un peinado natural se ven guapas, a gusto, pero al ponerse el vestido de novia, parece que hay poca peluquería. Por eso, yo recomiendo que una novia vaya natural pero con un plus.

En José Garcia Peluqueros realizan un cuestionario previo a la novia que les permite conocer cómo suele vestir en las bodas como invitada, cómo se ve ella de novia, su estilo diario… “esto nos ayuda a saber cómo suele verse y cómo le gustaría verse… A veces, muchas novias traen de internet una foto pero luego esa imagen no la asimilan en ella. Por eso necesitamos información…”.

En José García Peluqueros trabajan mediante el visagismo, que es el estudio estético que más favorece a la persona

El acceso a internet ofrece a las mujeres mucha información  que ayuda a que las novias puedan llegar a la peluquería con una idea mucho más clara. La novia de Pamplona viene con una idea clara pero con la puerta abierta a dejarse aconsejar por el profesional. Está en el deber de los profesionales el asesorarles sobre si esa idea es la que mejor se ajusta a ellas. “Por ejemplo, el 80% de los peinados para novias son en cabellos rubios, porque dan un aire más dulce y se aprecian más los giros en el cabello… Esos mismos peinados pueden ser totalmente diferentes en cabellos castaños o morenos. Y eso debemos explicárselo a las novias. Para ello, les pido que me busquen peinados en cabellos morenos. Tenemos un programa que nos permite pasar peinados rubios a cabellos morenos de manera que podemos comprobar la diferencia de los resultados…”.

jose-garcia-peluqueros2

Por eso, en José García Peluqueros trabajan mediante el visagismo, que es el estudio estético que más favorece a la persona. “Esto les causa interés y confianza en nosotros y nuestra experiencia. Les da una gran seguridad a la hora de ponerse en nuestras manos”.

Mediante el visagismo, se tienen en cuenta una serie de características para elegir el peinado más adecuado y favorecedor. El tipo de cara (si es ovalada, cuadrada, etc.), el color y forma de los ojos, las cejas, orejas, la forma de cuello  la altura de los novios para que vayan compensados estéticamente…Pero también el tipo de vestido, el escote, el volumen de la falda, los tacones… Todo se tiene en cuenta.

TENDENCIAS Y PATRONES

José García explica que toda novia debería seguir un orden a la hora de preparar y elegir su estilismo para el día de la boda, algo que no se suele hacer correctamente en muchas ocasiones. Lo primero que hay que elegir es el vestido (no se puede elegir un peinado sin un vestido); después el calzado, los pendientes u otros complementos, peluquería, y maquillaje. “Los adornos florales y tocados siempre irán lo último. La novia nunca debería ir a una peluquería con un tocado comprado previamente porque entonces, las posibilidades de peinados se nos van a limitar muchísimo. Este es un error que se comete en muchas ocasiones. Los tocados deben adquirirse en función del peinado, no al revés”.

Los adornos florales y tocados deben elegirse lo último. Los tocados deben adquirirse en función del peinado, no al revés. Éste es un error que se comete en muchas ocasiones”. 

Los patrones de estilo en cuanto a peinados de novia prácticamente no cambian sólo se les introduce variantes. “Ahora por ejemplo, están de moda las trenzas ya sean abiertas, rotas, en forma de mariposa, coronas trenzadas, etc. todo ello lo podemos mezclar con pelo liso, rizado, pelo suelto…”

García también señala que prefiere el cabello recogido porque es difícil que un pelo suelto pueda soportar el peinado todo el día y además es más cómodo. “Nosotros hemos ideado una técnica en la que hacemos un recogido con una cámara de aire interna para que esté acolchado y no le moleste. Una novia debe estar impecable, cómoda y radiante todo el día. Para nosotros es lo primordial”.

AGRADECIMIENTOS

Las imágenes de este reportaje son de Roberto Lechado. Nuestro agradecimiento a Rosa Clará por colaborar en su edición. 

To Top