domingo, 20 agosto 2017

El hombre que susurraba a los flamencos

Hablamos con Miguel Morán, organizador del Flamenco On Fire que, gracias a una imagen profesional y a un trabajo silencioso pero muy bien rematado, ha hecho de Pamplona una referencia obligada dentro del mundo de la cultura en época de grandes festivales de verano. Sin embargo, como en toda buena historia, siempre hay un pero...

Jesús Jiménez
Pamplona - 12 agosto, 2017

Miguel Morán, organizador de Flamenco On Fire (Foto: Víctor Rodrígo).

Miguel Morán, organizador de Flamenco On Fire (Foto: Víctor Rodrígo).

Uno le escucha y se pregunta: “pero este hombre, ¿se habrá enfadado alguna vez en su vida?” Es Miguel Morán, la cabeza pensante del Flamenco On Fire que cumple su cuarta edición y que ha situado a Pamplona como referencia obligada dentro del mundo de los grandes festivales del verano.

Este año, lo vuelve a hacer. Miguel Poveda, Rafael Riqueni, Tomasito... Grandes entre los Grandes y todos desfilando en nuestra ciudad del 22 al 27 de agosto sin darnos cuenta. Así, como es él, con un tono de media voz, tranquilo, achinando los ojos cuando sonríe pero con un trabajo profesional y unos carteles bien rematados que, como él mismo reconoce, hacen que su móvil empiece a recibir llamadas de gente importante en esto del cante y la guitarra que quiere estar ahí. Venirse al norte. A pasar frío. Porque el Flamenco On Fire es trabajo bien hecho y producto serio.

Sin embargo, como en toda buena historia, siempre hay un pero…

PREGUNTA (P): ¿Es ésta es la mejor edición de las cuatro?
RESPUESTA (R): Es una edición muy importante por lo que supone de consolidación y asentamiento total del proyecto. Ahora, para nosotros, las cuatro ediciones, todas, han sido las mejores. 

(P): En la presentación, Javier Lacunza (NICDO) ha alabado su papel como “emprendedor cultural” ¿Se siente cómodo con esa etiqueta? ¿Cómo lo valora?
(P): Son unas palabras que agradezco de una persona que fue la primera que apostó claramente por Flamenco On Fire y que, desde su posición, ha hecho y hace mucho por la cultura en Pamplona. ¿Si me siento cómodo? Pues puede que sí, pero para mi lo más importante es hacer lo que te gusta y a mí me apasiona la cultura y el flamenco y es lo que buscamos todo el equipo -no sólo yo- que estamos al frente de este proyecto.

“Para nosotros sería muy importante que el proyecto que ha nacido aquí, se consolide y se mantenga aquí”

(P): ¿Qué hay detrás de Flamenco On Fire? ¿Cuándo se pone en marcha? ¿Cómo se diseña el programa? …
(R): Nuestro trabajo empieza casi al mismo tiempo que concluye el festival. En octubre ya nos reunimos todo el equipo junto con la gente que colabora con nosotros y a los que, por cierto, quiero agradecer su dedicación porque el festival, sin ellos, no sería lo que es. Por ejemplo, la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra, Gaz Kalo, es una de esas entidades. Su presencia es importante porque representa a todo el pueblo gitano que vive en la región y, sobre todo, porque ayuda a su integración, un aspecto imprescindible del Flamenco On Fire y del mundo del flamenco.

Con esas reuniones empezamos a mirar los artistas, la cartelería… Continuamos, más tarde, con las instituciones y las empresas privadas, cuya ayuda es clave también. Ahora, lo que esperamos, sobre todo del sector privado, es que haya más empresas a las que les pueda interesar el festival. Que conozcan lo que representa así como la promoción y la imagen que ha logrado Pamplona a nivel nacional en el ámbito de la cultura gracias a nuestra actividad. Si lo logramos, creo que será importante para que, todos juntos, trabajemos y este proyecto pueda continuar y seguir adelante. 

flamenco-on-fire2017-14

 

(P): Efectivamente, si algo ha logrado transmitir Flamenco On Fire ha sido una imagen muy buena, profesional, con carteles bien rematados… ¿Miguel Morán empieza a recibir muchas peticiones de artistas que le dicen: “Oye, yo quiero ir a Pamplona“?
(R): Sí, sí, sí… La gente quiere estar porque la proyección que ha logrado el festival fuera de Pamplona ha sido muy buena. Igual desde aquí no se termina de apreciar pero la repercusión mediática ha sido enorme. Sin ir más lejos, en la última edición, durante la semana en que se desarrolla nuestra actividad, tuvimos 42 apariciones en televisión. O sea, que Flamenco On Fire aporta y mucho a la imagen exterior de Pamplona como un lugar donde se reconoce y aprecia la cultura.

(P): Está claro que en el apartado artístico hay interés, ¿y en el económico? ¿Flamenco On Fire tiene novias “celosas” de Pamplona?
(R): Ha habido algún comentario y alguna posibilidad, pero no nos hemos movido tampoco porque para nosotros lo importante sería que el proyecto que ha nacido aquí, se consolide y se mantenga. No sé, tampoco, si existe la opción de hacer alguna otra cosa pero ahora mismo no manejamos otra opción que la de quedarnos.

“En 2016, superamos los 5 millones de euros en repercusión mediática y contabilizamos 42 apariciones en TV”

Porque Flamenco On Fire forma parte de Pamplona y porque Sabicas es una figura muy reconocida, uno de los mejores guitarristas -si no el mejor- de la historia del flamenco y era de aquí de al lado, de la calle Mañueta. Para nosotros, por lo tanto, es muy importante Pamplona pero sí que es verdad que se necesita un poco más de apoyo tanto publico como privado. 

(P): ¿Por qué esa falta de apoyo? ¿Qué les falta? ¿No han sabido dar con el mensaje adecuado?
(R): Puede ser que ese mensaje, esa imagen que hemos mencionado antes, no haya llegado o no haya sido percibida así por el sector privado o; igual, tenemos que hacer nosotros un examen porque no lo hemos vendido bien del todo.

También es verdad que la empresa privada entra cuando se trata de un proyecto totalmente consolidado porque cuando aportas un patrocinio o una imagen también buscas un retorno y que sea de calidad.

Creo, igualmente, que falta una visión en clave de apuesta, es decir, una reflexión que pudiera expresarse en plan: “Flamenco On Fire es un proyecto interesante para Pamplona y queremos colaborar con él para que se consolide y se quede aquí”. Pero bueno, pese a todo esperamos que, poco a poco, la empresa privada también lo vea como algo interesante para sus intereses con vistas a proyectar su imagen fuera. 

flamenco-on-fire2017-8

 

(P): Pues aproveche la oportunidad que le ofrece este medio. Diríjase al sector privado. ¿Qué cifras demuestran que el Flamenco On Fire es un proyecto interesante para la empresa privada?
(R): En primer lugar, lo que ya representa para Pamplona como festival consolidado en el ámbito de la cultura. En 2016, en repercusión mediática se superaron los 5 millones de euros. Es una cifra importante y, sobre todo, lo que ya he comentado de apostar por un proyecto.

“Ahora, lo que esperamos, sobre todo del sector privado, es que haya más empresas a las que les pueda interesar el festival”

¿Qué sucede? Que quienes estamos detrás a veces no somos capaces de ver hasta dónde podemos llegar y ésa es la mentalidad del empresario y del emprendedor. La de ver más allá de lo que ya tengo para, con esos recursos, saber a dónde puedo ir. Eso es en lo que tenemos que trabajar y trasladárselo a esos posibles patrocinadores. Que vean, aparte de lo que ya somos, lo que Flamenco On Fire puede llegar a ser y con eso conseguiremos que la empresa privada apueste un poco más por este proyecto.

PAMPLONA, EL DUENDE

 

(P): Pero, poniéndonos en la piel de un potencial patrocinador, ¿podría concretar de qué cifras estamos hablando?
(R): Depende. Porque lo que siempre proponemos y en lo que trabajamos es ver hasta dónde puede llegar una empresa privada para plantearles una propuesta totalmente personalizada. Y ahí puede ser desde el patrocinador principal a un simple colaborador. Se puede hablar desde 1.000 ó 2.000 hasta 15, 20, 30 o 50.000… La idea sería siempre trabajar una propuesta en conjunto y encontrar el punto medio donde estén satisfechos los intereses (el retorno) de la empresa privada y los del Festival.

 “Para mi lo más importante es hacer lo que te gusta y a mí me apasiona la cultura y el flamenco”

(P): Volvamos a la edición de este año. Miguel Poveda, Martirio, Rafael Riqueni al que han definido como “el mejor guitarrista flamento vivo”… Si no fuera el organizador, ¿cuál sería la actuación que no se perdería?
(R): Yo voy a ir a todo (risas). Cualquiera de los conciertos que hay son fantásticos, pero destacaría el tablao en el hotel Tres Reyes por un doble motivo. Porque se trata de una empresa que sí ha apostado, que aportan y patrocinan y, fundamentalmente, porque los teatros y el auditorio de Baluarte están muy bien, pero el flamenco es cercanía. Y lo que se siente cuando estás a dos metros del artista es… algo diferente.

El ciclo del Tres Reyes, para nosotros, es lo que en realidad mantiene la esencia de lo que era el flamenco que siempre se ha vivido en círculos muy pequeños, en cuartos, en estancias  y ahí es donde se notaba la fuerza de este arte total. 

“Ofrecemos propuestas en conjunto para encontrar el punto donde estén satisfechos los intereses de la empresa privada y los del Festival”

(P): Ahí es donde aparece “el duende” ¿no? ¿Cómo es? ¿Cómo lo definiría?
(R): ¡Uy! Eso sí que es difícil porque hasta a los propios flamencos le cuesta definirlo (risas).  Yo creo que se puede describir como parte de inspiración y parte de magia que siempre está en el escenario pero que, como hemos visto en el Tres Reyes, también aparece después. En ese momento en el que todo el mundo está allí, los artistas, el público y uno se suelta y sigue otro y el tiempo se detiene… Yo creo que “el duende” es eso: la magia que actúa como fuente de inspiración y que hace que todo cambie de repente.  

(P): ¿Pamplona tiene ‘duende’?
(R): Creo que sí. Pamplona para mí era una gran desconocida hasta que pusimos en marcha el festival y lo que me he encontrado es muy buena gente. Es especial. Pamplona y Navarra. Merece la pena estar aquí.

(P): ¿Y qué diría a esa ‘buena gente’ de Pamplona?
(R): Que disfruten y que se acerquen al flamenco. Que descubran su magia incluso a través de nuestra actividad “Flamenco en los Balcones” que apareció de repente y ya forma parte de nuestro festival. Que lo vivan..

(P): … Y que lo apoyen
(R): Por supuesto. Sin apoyo será prácticamente imposible poder realizarlo.

To Top