lunes, 18 diciembre 2017

El reporting no financiero, clave para liderar el cambio en la empresa

Una nueva directiva europea, pendiente de ser integrada en nuestro marco jurídico, obligará a las organizaciones de más de 500 empleados a presentar, junto a sus cuentas anuales, un 'informe' de su actividad en RSC.

Jesús Jiménez
Madrid - 4 agosto, 2017

Imagen del encuentro sobre 'reporting no financiero' celebrado en ESADE Madrid.

Imagen del encuentro sobre 'reporting no financiero' celebrado en ESADE Madrid.

“El informe de reporting no es lo más determinante para ser una empresa responsable, pero sí la herramienta que permite a los líderes conocer si sus compañías avanzan en esta materia”.

Son declaraciones de Ignasi Carreras, director del Instituto de Innovación Social de ESADE durante la conferencia “Nuevas tendencias en reporting no financiero y rendición de cuentas” organizada por la Fundación SERES y la citada escuela de negocio.

Además de la RSC, el reporting no financiero pone el foco en la lucha contra corrrupción y el soborno, entre otras

En dicho encuentro han participado directivos de Adecco, MAPFRE y Fundación Garrigues, entre otras firmas destacadas, y en él se ha analizado cómo afectará la última directiva europea de información no financiera a España.

Una legislación que, aunque no ha sido integrada en nuestro marco jurídico, obliga a entidades de interés público y con más de 500 trabajadores a presentar, junto a sus cuentas anuales, un informe detallado de sus acciones en materia de RSC (cuestiones medioambientales, sociales, culturales) así como de respeto a los derechos humanos, lucha contra la corrupción y el soborno. 

OPINIONES SOBRE LA DIRECTIVA EUROPEA

Ana Sainz, directora general de Fundación SERES, ha señalado que “la información no financiera debe ser igual de fiable que la financiera para que los inversores puedan tomar decisiones mejor informados“.

Otras oportunidades que, en su opinión, aporta a la empresa este tipo de seguimiento de las acciones de RSC tienen que ver con una mejora de la eficiencia y, sobre todo, con un incremento de la confianza entre consumidores y sociedad en general”.

Por su parte, el director de la Fundación Garrigues, Jesús de la Morena, ha lamentado que todavía no se haya producido la trasposición porque “nos dirige a una situación de incertidumbre en la que surgen asuntos complejos que deberemos ver cómo solucionar”, ha señalado.

El encuentro formó parte de las conferencias de Fundación SERES y ESADE sobre la acción social como medio para crear valor en la empresa

Siguiendo ese mismo argumento, de la Morena ha confiado en que el reporting no financiero “definirá el horizonte en el que se moverán las compañías en el futuro”.

Mientras Clara Bazán, directora de Responsabilidad Social y Reputación de MAPFRE ha valorado “los riesgos que puede suponer no tomar en consideración un tema que sí es relevante para la empresa”. 

Por eso, ha añadido, “necesitamos saber cómo quiere la directiva que expongamos los temas para tener la certeza de que lo que contamos, lo hacemos de una manera adecuada y que proporcionamos la información suficiente“.

La mesa redonda ha finalizado con la intervención de Marc Ponce, responsable de reporting de Adecco e Ignasi Carreras, director del Instituto de Innovación Social de ESADE.

El primero ha recordado que en su organización “tenemos integrada y alineada la RSC con el negocio y nuestros grupos de interés“; frente a un segundo que ha subrayado que “sin transparencia no hay confianza y no se puede avanzar en materia de responsabilidad corporativa”. 

 

To Top