viernes, 20 octubre 2017

Jornada mediadores

El Colegio de Mediadores de Seguros de Navarra ha acogido una jornada formativa de Asefa sobre su seguro de rehabilitación trienal, que cubre los daños materiales que se puedan producir en las intervenciones asociadas a inmuebles preexistentes. La sesión fue impartida por la directora de la Delegación Norte de la compañía, Isabel De Jorge.

Tal y como desgranó De Jorge, este producto está orientado tanto para el constructor, de cara a ofrecer una garantía a sus clientes, como para el promotor, que será siempre el beneficiario.

“El seguro de rehabilitación trienal es una novedad dentro de nuestro sector, dirigida a una tipología de obra que ha mantenido durante la crisis inmobiliaria un volumen de inversión estable, incluso creciente, a diferencia de la obra nueva. Por lo tanto, este seguro supone una oportunidad de negocio importante para el sector de la mediación”, explicó De Jorge.

GARANTÍAS

El seguro garantiza durante tres años los daños materiales que afecten a los elementos constitutivos de nueva ejecución de obra secundaria, debidos a errores de concepción, diseño, defecto de materiales o de ejecución de los mismos. “Resumiendo, este seguro da cobertura a obras de reforma o rehabilitación, en las que no hay intervención estructural o sobre la cimentación y, por consiguiente, no pueden ser objeto de garantía decenal. Ofrece cobertura tanto a las instalaciones como a la obra secundaria, incluyendo las impermeabilizaciones”, concluyó la directora de la Delegación Norte de la compañía.

Así mismo, este producto contempla una serie de garantías complementarias para gastos de demolición, desescombro y restitución, y para revalorizaciones automáticas de las sumas aseguradas.

El periodo de cobertura de la póliza es de tres años a partir de la recepción de las obras y sin periodo de carencia. Para que la póliza cubra la obra, ésta debe tener los siguientes condicionantes constructivos: que no contemple alteraciones, ampliaciones, reducciones, rehabilitación o refuerzo de la cimentación y/o estructura; que esté sujeta a un proyecto técnico; que no sea susceptible de ser asegurada bajo seguro decenal de daños; o la existencia de un Organismo de Control Técnico (OCT).

A modo de ejemplo, dicho seguro es de aplicación para rehabilitaciones y acondicionamientos acústicos o energéticos, obras de accesibilidad, instalaciones, obras secundarias o adecuaciones de locales, entre otras.

 

 

To Top