sábado, 22 julio 2017

El viaje de tus sueños

Se puede "viajar distinto". Realizar un viaje totalmente personalizado, disfrutando de experiencias nuevas y únicas, conocer  lugares exóticos y desconocidos por los touroperadores convencionales. Hay mucho mundo por descubrir....

Cristina Catalán
Pamplona - 24 junio, 2017

Helena Areta en Madagascar

Helena Areta en Madagascar

Antiguamente, los navegantes y viajeros se guiaban mirando las estrellas. Por eso, Nashira tomó el nombre de la estrella de Capricornio para refleja que, más que una agencia, son una asesoría de viajes, que guía al viajero desde el principio en la organización del mismo. Esther Urmeneta y Helena Areta

Sobrevolar un glaciar y que un grupo de Haskys con un trineo te esperen al tomar tierra. Vestirte con un kimono con su tradicional ritual, o que una maiko te  haga la ceremonia del té. Casarte en la Polynesia… Cualquier viaje soñado, lo pueden hacer realidad… cualquier viaje soñado…. o quizá nunca antes imaginado… Y es que se puede viajar distinto. Ésta es la máxima de esta asesoría, personaliza los viajes, ofrece ideas y experiencias nuevas que no se pueden encontrar en touroperadores convencionales. “No sólo buscamos un vuelo y un hotel, sino poder hacer realidad ese viaje soñado por el cliente”, explica Helena Areta, propietaria de esta empresa quien se siente afortunada por poder dedicarse a lo que le apasiona, se apasiona con cada viaje que organiza y consigue que sus clientes se apasionen con el viaje deseado.

La asesoría abre un wasap con el cliente para estar en continuo contacto durante el viaje

VIAJES EXÓTICOS Y ÚNICOS

Y es que las posibilidades son infinitas. En Sudáfrica, por ejemplo, llevan a sus clientes a una reserva privada, donde poder realizar safaris nocturnos con linterna en busca del leopardo algo muy diferente a los tradicionales safaris, disfrutando de un masaje en lo alto de un árbol y de una cena boma bajo las estrellas o realizan una combinación de islas donde relajarse prácticamente desconocidas… son experiencias diferentes y únicas. “Yo también me vestí con el traje típico  en Bali y en Japón. He acampado en el Hoshinoya Fuji que cuenta con unas cabañas de lujo donde los sherpas te llevan por la mañana el desayuno con unas vistas impresionantes del monte Fuji… Es lujo accesible. También he acampado en el desierto blanco de Egipto, el que para muchos es el más bello del planeta gracias a la ayuda de unos beduinos ó dormido en un auténtico palacio del Rajasthan. Tanto en Facebook como en instagram hay imágenes de nuestros viajes. Nosotras trabajamos con receptivos locales porque conocemos previamente los lugares que ofrecemos muy bien, por lo que al quitar intermediarios de la cadena, estos viajes tan personalizados y exóticos resultan más económicos. Todo nos tiene que dar absoluta profesionalidad y seguridad, si no, no lo ofrecemos”, recuerda Helena.
Navegando por Madagascar

El cliente tipo son parejas de novios que acuden para organizar su luna de miel o bien personas que quieren hacer el viaje de su vida, también grupos de amigos o familias pero siempre viajes exóticos y privados, nunca en grandes grupos. “Además, abrimos un grupo de whatsap con el cliente para estar en continuo contacto durante su viaje y se les hace entrega de un dossier con lugares y experiencias especiales que pueden realizar en el punto de destino. Ponemos el acento en experiencias originales: por ejemplo, si una chica va de viaje a Asia y se quiere hacer un vestido especial allí, pues le ponemos en contacto con un sastre de la zona o con instructores de buceo que hablen castellano o incluso euskera o catalán”, señala Helena Areta.

Iglú de lujo en los Alpes suizos En Nashira ofrecen lo que ya conocen y si no han viajado a un destino concreto, se informan exhuastivamente para conocer bien todos los detalles y la seguridad que presenta dicho país.  Así, Areta ha estado en China, Indonesia, Tailandia, Camboya, Malasia, Singapur, Emiratos Árabes, India, EEUU, Bahamas, Sudáfrica, Isla Mauricio, Egipto, Madagascar, Japón, Maldivas, Rusia, Países Bálticos y casi toda Europa y este verano viajará a las rocosas canadienses, Alaska donde con ayuda de un hidroavión podrá acercarse a ver cómo los osos pescan y a descubrir un México muy alternativo visitando la isla de Holbox y durmiendo en una cabaña overwater con acceso directo a la laguna de los siete colores.

Por su parte, Esther ha visitado Amazonas, Israel, Marruecos, Ecuador, Zambia, Zimbabwe, Namibia y estos días se encuentra de introspección por Sri Lanka recorriendo este país durante 19 días

LA PASIÓN HECHA DEDICACIÓN

Helena Areta, Esther Urmeneta y Letizia Ariztoy comenzaron este viaje juntas en Nashira en 2013. En la actualidad Adriana Bermejo es una colaboradora ocasional e imprescindible que les acompañó en  su último gran viaje de introspección recorriendo Madagascar durante 24 días el pasado noviembre donde cabe destacar la experiencia que vivieron a bordo de un dhow navegando por el archipiélago de las islas Radama y acampando en bellísimas islas vírgenes y su estancia en la isla privada de Tsarabanjina que el pasado año recibió el premio al mejor resort del Océano Índico.

 

Si la gente confía en nosotras y se dejan llevar, les podemos proponer unos viajes súper diferentes que quizá nunca hayan imaginado”

Son cuatro viajeras que no se conformaban con típicos viajes. Esther, licenciada en LADE trabajaba en banca y en consultoría. Letizia economista y Helena, Licenciada en Derecho, también dejó la banca para hacer realidad su sueño. Dedicarse a viajar. La radiante sonrisa y el brillo de sus ojos con el que nos recibe muestra lo feliz que está de dedicarse a su gran pasión,  y de poder ilusionar con sus propias experiencias a aquellas parejas que confían en ella su luna miel o para hacer “el viaje de su vida”.

En Fushimi Inari, JapónEllas han cambiado las cuatro paredes de la oficina por la libertad de no tener ninguna frontera que les pare los pies. Llevan dos años obteniendo la mejor valoración en bodas.net.  “Si la gente confía en nosotras y se dejan llevar, les podemos proponer unos viajes super diferentes que quizá nunca hayan imaginado. Compartimos con ellos su ilusión y les vamos ilusionando con nuestras propuestas. Queda mucho mundo por descubrir”, señala Helena y Nashira es la estrella que les guía.

To Top