viernes, 20 octubre 2017

Foto DO VINO

La ventas de vinos Denominación de Origen Navarra aumentaron por segundo año consecutivo. Así, en 2014 se superaron los 40 millones de litros comercializados, lo que supone un 5 por ciento más con respecto a lo alcanzado un año antes.

Sobre todo, la estrella en este movimiento ascendente fue el vino blanco cuya demanda se disparó por encima del 12 por ciento. Con estos números en la mano, el presidente de la DO Navarra, David Palacios, asegura que su próximo reto consiste en dar “el valor real que le corresponde” a nuestros elaborados.

En lo que respecta a la presencia en mercados, la comercialización interior acaparó el 63 por ciento de las ventas. La mayoría de estas se concentraron en lo que la propia Denominación define como “el mercado natural y su influencia más cercana” que corresponde a País Vasco, La Rioja, las provincias más orientales de Castilla y León y algo de Cantabria. Precisamente, esa área geográfica es donde la DO ha centralizado la mayoría de sus esfuerzos en materia de promoción y difusión de su imagen de marca mediante acciones dirigidas a un público joven de entre 25 y 40 años.

Más allá de nuestras fronteras, las ventas en el exterior subieron un 5,81 por ciento y se concentraron fundamentalmente en Europa (Reino Unido, Suiza, Alemania y Holanda) y Asia (China). Como ha ocurrido en el caso de las ventas en España, todos estos mercados que acabamos de comentar son objetivo prioritario de la acción de marketing de la DO Navarra.

Finalmente, por categorías, cabe destacar el incremento de las ventas en vino blanco, por encima del 12 por ciento. No obstante, si tuviéramos que establecer una clasificación, una vez más, los vinos navarros que más se venden son los tintos, rosados, los blancos y, finalmente, el vino dulce. 

To Top