viernes, 20 octubre 2017

Eva Tobías, especialista en igualdad y responsabilidad social empresarial

Eva Tobías, especialista en igualdad y responsabilidad social empresarial

Una información de Cristina Altuna para Navarra Capital

Unas 40 personas asistieron ayer al taller “Mujeres Emprendedoras en Sectores Económicos Emergentes y Nuevas Oportunidades de Mercado”. Una jornada que se enmarca dentro de un proyecto financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y con la colaboración de la Fundación Incyde y la Cámara de Comercio de Navarra.

Entre los objetivos de este programa destaca el de “implicar a las mujeres en la creación de empresas”, destacó la coordinadora del proyecto, Eva Fontecha. Esta es la segunda edición de este programa que incluye 32 horas de formación y 300 horas de consultoría individual para un máximo de 25 proyectos.

EMPRENDIMIENTO

La sesión de ayer estuvo impartida por Eva Tobías Olarte, especialista en igualdad y responsabilidad social empresarial, que habló sobre el emprendedor como “la persona que es capaz de plasmar su idea de negocio en el mundo real, asumiendo los riesgos que el devenir del negocio les pueda acarrear”.

En el diseño de esa idea de negocio, la ponente aconsejó apostar por los sectores emergentes, “los que tienen futuro empresarial, satisfacen necesidades y demandas en crecimiento. Sectores que, en Navarra, se asocian al turismo, la mejora de bienestar y la calidad de vida, los servicios a las empresas, consultoría, I+D+i, servicios de eco-sostenibilidad y medio ambiente, así como servicios de información, formación y comunicación, entre otros.

El resultado final de esa reflexión debe plasmarse en un plan de empresa, el documento que “refleja toda la información relacionada con la empresa que se desea crear”. Se trata de la carta de presentación de cualquier negocio y en su elaboración “nos podemos dar cuenta de que igual no teníamos tan claro la idea de negocio”. Para ello, resulta necesario y fundamental tener claro qué demanda se va a satisfacer, porque “la principal cualidad de una idea es que debe satisfacer una necesidad”, afirmó la ponente.

CAPACIDADES EMPRENDEDORAS

En la ejecución y gestión de esa idea Tobías Olarte apeló al espíritu empresarial “combinando la asunción de riesgos, la creatividad y la innovación”. Todo ello, con una mentalidad “abierta, para saber adaptarse al cambio”. Un aspecto este último clave, “más en los tiempos que corren, con clientes que exigen cada vez más por menos”. En ese escenario, los emprendedores deben saber atender las demandas del cliente “readaptando” su negocio a las necesidades del mercado.

Eva Tobías también subrayó la necesidad de ser “capaces de explicar nuestra idea emprendedora de forma rápida, directa y clara”. Saber comunicar y vender la idea de negocio es cada vez más necesario, así como tener en cuenta a la competencia, saber qué hace y cómo lo hace para diferenciarse de ella.

ASISTENTES

La sesión de ayer atrajo el interés de un gran número de mujeres. Algunas de ellas en desempleo, con necesidad de “abrir los ojos y aclararme” contaba una de ellas, mientras que otra de las asistentes explicaba tener una idea en la cabeza y “busco orientación para hacer un proyecto de viabilidad”.

Algo más decidida se mostraba Lilian, una joven de 28 años y licenciada en ADE, que decía necesitar “asesoramiento para que me digan si la idea de negocio que tengo es viable”. Con experiencia en la elaboración de planes de empresa, esta mujer explicaba haber visto que “uno se enamora siempre de su idea, por eso prefiero que desde fuera me ayuden a ver las posibles debilidades del proyecto”.

To Top