miércoles, 18 octubre 2017

Enrique Martínez 2

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Empezó como camarero y cocinero en el restaurante familiar Maher y se ha convertido en  uno de los Chefs más premiados y reconocidos del panorama nacional y un referente universal de la cocina navarra, llegando incluso a celebrar hasta 14 comidas para el Rey Juan Carlos. Enrique Martínez, propietario del Restaurante Maher de Cintruénigo, ha sido premiado con el reconocimiento a “Toda una Trayectoria Empresarial” que la Asociación de Empresarios de la Ribera (AER) otorga este jueves 20 de noviembre.

El cambio constante, la innovación, la adaptación a  los nuevos tiempos, el no estancarse ni hacer siempre lo mismo, han sido claves, no sólo para superar momentos como la crisis actual, sino según comenta, “nunca he conocido momento malo, gracias a ese constante cambio y la idea de continua evolución en mi negocio. Un domingo en el que el restaurante estaba lleno, me di cuenta de que había que hacer cosas nuevas. Era un momento dulce y bueno para el restaurante, me podía haber quedado así y mantenerme, pero no, quizá por mi forma de ser, siempre he creído que no hay estancarse sino evolucionar”.

Enrique Martínez 1Este empresario de 60 años, casado y con una hija, asegura que antes de llegar la crisis, vivían “en una situación muy buena, casi irreal, por eso siempre he querido prevenir. Reajustar plantilla para que el negocio se sustentara por sí solo y poder ofrecer una variedad más amplia, nos permitió que cuando llegó la crisis pudiéramos afrontarla. Estábamos preparados”.

El empresario cirbonero equipara la evolución del negocio al proceso de elaboración en la cocina. “Al igual que cocinas un plato y vas siguiendo los diferentes pasos con los diferentes productos, así hemos ido progresando, poco a poco… Hemos pasado de cocinar a asesorar, a gestionar, a producir, nos hemos ido adaptando a la actualidad económica”.

Martínez asegura que lo único que echa de menos es “no tener 20 años menos para tener más energía para llevar a cabo todo el trabajo que realizo y deseo seguir haciendo”.

ÚLTIMO PROYECTO, LA PLANTA DE PRODUCCIÓN

El Restaurante Maher abrió sus puertas hace 47 años de la mano de su padre, y Enrique Martínez lleva en el negocio familiar más de 20 años, aunque 40 de experiencia en la hostelería. Desde entonces, sus ganas y pasión por el trabajo han hecho posible que, ahora como Grupo Maher, dispone de varios restaurantes, una sección de catering, un hotel, servicio de asesoramiento, y su último proyecto, una planta de producción de servicios gastronómicos de cuarta y quinta gama en la que ha invertido once millones de euros. La planta, situada en el polígono industrial de Cintruénigo, comenzó su actividad en julio y en ella se elaboran diferentes productos destinados a la cocina de ensamblaje o al acabado final del producto.

EL PREMIO, DE LAS PERSONAS

Enrique Martínez destaca que el mundo de la hostelería es un sector en el que trabajan muchas personas y, por ello, el trabajo en equipo es más importante si cabe. Este premio me hace mucha ilusión y en especial, por ser un reconocimiento que proviene de mi tierra, la Ribera. Me gustaría dedicárselo a todas las personas que trabajan en el Grupo, porque todos somos un equipo. La hostelería sigue siendo un sector con mucha mano de obra. Ellos son los principales factores del éxito de Maher. Por mucha automatización que se haya realizado, las manos de cada una de esas personas, son esenciales para que todo evento, toda celebración, salga adelante y con la mejor calidad”.

To Top