viernes, 26 mayo 2017

Vista del área financiera de Shangai (China). Autor: M. Benet

Vista del área financiera de Shangai (China). Autor: M. Benet

Una información de Yosune Villanueva Lucea para Navarra Capital

A partir de su ingreso a la Organización Mundial de Comercio, China ha efectuado avances significativos en la apertura de su mercado a los productos y servicios externos. Las tarifas arancelarias han sufrido desgravaciones importantes, sin embargo, todavía subsisten una serie de condiciones, que de una forma u otra, afectan el acceso y el incremento de la participación de nuestros productos y servicios. “Es importante estar bien asesorado, conocer a la otra parte, tener buenos socios y crear alianzas para exportar a China, porque es clave la relación personal. También la empresa debería tener cierta madurez exportadora antes de elegir China como mercado objetivo, comenta Ana Cañada, responsable de Comercio Internacional en Cámara Navarra.

La realidad es que la exportación navarra está muy concentrada en el mercado europeo y principalmente en la zona euro, aproximadamente el 70% de las exportaciones navarras tienen como destino la Unión Europea, “pero es aconsejable diversificar mercados y China puede ser un buen objetivo”, asegura Cañada.

Loxin, productos en China

Maquinaria de Loxin

La empresa navarra Loxin exporta y tiene su propia planta de producción en China. Dedicada a las máquinas de alta precisión, que son especialmente adecuadas para procesos de fabricación y montaje de elementos aeronáuticos, desembarcó en China hace 7 años: “En 2008 se firma el primer acuerdo de agencia en China. El motivo es que se empiezan a oír rumores de que China va a desarrollar su propio avión para competir con el duopolio Boeing-Airbus”, explica Enrique Cristobalena, director comercial de Loxin. En otros mercados, con mas tradición en la fabricación de aviones, el cliente final es el que tiene la mayoría del conocimiento y, aunque se exige un cierto nivel de proactividad por parte de los proveedores de tecnologías, suele ser el cliente el que tracciona los nuevos desarrollos: “El mercado Chino es un poco diferente, en estos momentos, se espera que el proveedor de tecnología no solo suministre la tecnología, sino que aporte ideas que le hagan mas competitivo y les ayude a desarrollar una industria solida“, asegura el Director Comercial de Loxin.

Halaco Navarra es otra empresa foral que comercializa sus productos en China desde hace un año y está formada por 7 empresas ecológicas que se unieron para desarrollar un Plan de Internacionalización Agrupada. Según comenta Raúl Labat, el gerente de proyectos de Halaco: China tiene sus particularidades y hay que lograr entenderlas antes de ponerse a desarrollar cualquier tipo de actividad empresarial o comercial en el país. Si no, es muy probable que se fracase en el intento”. Han contado con el Apoyo del Gobierno de Navarra, que en el año 2014 subvencionó las acciones de ‘internacionalización agrupada’ que llevaban a cabo en Rusia y en China y que “en el presente año 2015 ha vuelto a apostar por nosotros al adjudicarnos las mismas subvenciones, esta vez con la nota más alta de todos los participantes de la convocatoria”. “El Apoyo Institucional nos ha abierto muchas puertas en el extranjero y ha sido clave para poder desarrollar adecuadamente la estrategia de Internacionalización Agrupada que estamos llevando a cabo”.

El mercado chino tiene sus particularidades que lo hacen difícil, especialmente la barrera idiomática y el choque cultural”

También es cierto, como recuerda Ana Cañada, que “hay otros países interesantes para dirigir las exportaciones navarras, como el sudeste asiático, India, México, Estados Unidos, Colombia o Perú son también mercados a tener en cuenta”.

LA REALIDAD CHINA

Planta de Loxin en China

El poder adquisitivo de la población crece, aunque de forma dispar. La brecha entre el ingreso urbano y rural ha aumentado y, dentro de las zonas urbanas, el sector de mayores recursos aún constituye una ínfima minoría. Es verdad, no obstante, que debido al alto índice de población, aún esta minoría alcanza a un número muy atractivo de consumidores. Por esto, las exportaciones a China desde España, están creciendo en los últimos años, aunque de manera lenta. En 2014 se exportó de España a China por valor de 4.000 millones de euros y solo las ventas desde Navarra suponen un 1’7% del total de España, unos 70 millones de euros.

Según Enrique Cristobalena: El mercado chino tiene sus particularidades que lo hacen difícil, especialmente la barrera idiomática y el choque cultural que obliga a entender mecanismos un tanto ajenos a nuestra forma de trabajar”.

China requiere estar bien informado y asesorado, además de elegir los socios más adecuados

En la actualidad, tras la devaluación del Yuan en agosto pasado, la desaceleración del mercado chino se está notando a nivel interno y, dicen los expertos, que puede llegar a afectar a las exportaciones. Sin embargo, las empresas navarras exportadoras siguen apostando por el mercado asiático: “A corto plazo sí que influye algo esta situación. Sin embargo es tal el interés entre países, que si el negocio o relaciones comerciales las planteas a medio-largo plazo, como debería ser en todo negocio serio, la coyuntura actual no es tan importante“.

China es una economía gigantesca de 1.350 millones de personas, la segunda mayor del mundo, después de Estados Unidos. Tiene muchísimas posibilidades, tanto en la exportación como en la importación y la implantación allí. Pero requiere estar bien informado y asesorado, además de elegir los socios más adecuados.

Otro dato a destacar y que debe ser tenido en cuenta por el sector turístico de la Comunidad Foral es que los turistas chinos son quienes más gastan cuando viajan al extranjero y España es uno de los países donde más compran. Para ellos, España podría ser la meca de la moda, y por eso más de la mitad de lo que se gastan aquí lo dedican a ropa. Según un estudio del BBVA, si miramos lo que se deja cada nacionalidad de media, los chinos lideran el gasto con 640 euros.

SE PUEDE INVERTIR EN CHINA

Las empresas que trabajan en el mercado Chino, como es el caso de Loxin y Halaco, recomiendan la expansión al país asiático: Las dificultades no son nada comparadas con las oportunidades que brinda un mercado en continuo desarrollo, plagado de necesidades que hay que cubrir, muy ágil y con una gran liquidez. Además, me gustaría destacar que es un país acogedor, porque viví allí un año y la experiencia fue muy buena”, señala Enrique Cristobalena. 

Raúl Labat añade: “Personalmente, estoy muy agradecido y orgulloso de poder promocionar internacionalmente no solo las empresas que componen nuestra agrupación y sus productos, sino también mi tierra, cultura, tradiciones, fiestas, naturaleza… En definitiva, promocionar Navarra por el mundo”. 

01_Stand Halaco Prodexpo 2014_Rusia

Socios de Halaco durante una feria

China es un mercado muy peculiar y bastante desconocido en general, pero interesantísimo y con un enorme potencial por desarrollar todavía y, poco a poco, se está abriendo a occidente. Su economía ha crecido exponencialmente a lo largo de los últimos años y cada vez son más las personas que se pueden permitir el viajar fuera de su país y conocer otras culturas, lo que está permitiendo una continua ‘occidentalización’ de su masa social y la adopción progresiva de usos y costumbres occidentales.

Se puede decir que occidente está de moda en China en estos momentos y que irá a más en el futuro. Así pues, ante la disyuntiva de tener que realizar una inversión inicial para lograr beneficios o permanecer al margen del mercado chino, la primera parece ser la mejor opción.

 

To Top