sábado, 18 noviembre 2017

Estocolmo, la Venecia del frío

La capital sueca, cuna de los premios Nobel, es una de las Venecias del norte bañada por el Báltico... ¿Sabemos algo más de esta capital situada al norte de Europa, aparte de que se ha convertido en un escenario de ficción para los complicados crímenes que resuelven el periodista Mikael Blomkvist con la enigmática Lisbeth Salander, el inspector Kurt Wallander, el detective Thomas Andreasson junto a la abogada Nora Linde… en la tan aclamada ‘novela negra’ sueca?

Vanity Capital
Estocolmo - 9 septiembre, 2017

Vista de Estocolo desde el lago Mälaren

Vista de Estocolo desde el lago Mälaren

Vamos a iniciar un recorrido de 5 días por el conjunto de las 14 islas que forman Estocolmo, pero donde no es necesario utilizar ningún barco para trasladarse. Todas ellas están unidas por puentes, un total de 57, que conectan todas las islas de la ciudad. Sus más de 2 millones de habitantes y los más de 10 millones de personas que visitan la ciudad al año se benefician de estas infraestructuras prácticas y bellas al mismo tiempo.

Una vez aterrizado en el pequeño aeropuerto de Arlanda, se recomienda o bien coger el tren, que resulta más económico; o  un taxi de las compañías Stockholm o Sverige, que por un precio estándar de 470 coronas te trasladan al centro de la ciudad. Para que nos hagamos una idea del coste, el cambio se sitúa en 1€ = 9,47 coronas suecas (SEK).

Sin embargo, no es necesario cambiar moneda debido a que en Estocolmo se acepta el pago con tarjeta de cualquier cantidad por mínima que sea, incluido un botellín de agua. Incluso en determinados locales solo admiten el pago con tarjeta. Pero el aeropuerto es un buen lugar para hacerlo si se prefiere.

Primera visita, el  Ayuntamiento de la ciudad, Stockholms stadshus, data de 1907 y está situado sobre la isla Kungsholmen. Es recomendable tomarse un tiempo para pararse a contemplar las vistas al lago Mälaren.

estocolmo2

Cerca, en Hötorget,  nos podemos dejar llevar y sentirnos premio Nobel por un día. Para ello, conviene visitar la Sala de conciertos de Estocolmo o Konserthuset, donde tiene lugar la entrega de estos premios cada 10 de diciembre.  Este edificio es la sede de la Real Orquesta Filarmónica de Estocolmo (Kungliga Filharmonikerna).

Una vez visitado lo más institucional, nos proponemos callejear por Gamla Stan, también conocida como ciudad entre los puentes. Situado en la isla de Stadsholmen, constituye el origen y corazón histórico de la capital de Suecia. De estilo medieval y renacentista, sus calles son perfectas para perderse y hacer fotografías. Abundan los edificios históricos, las tiendas de souvenirs y los cafés preparados para el descanso de los turistas.

Tampoco hay que perderse el museo Fotografiska, moderno edificio en la isla de Södermalm, inaugurado en 2010 para albergar exposiciones de fotografía contemporánea. Los fans de la novela negra pueden aprovechar la visita para pasera por el barrio de Blomkvist y Salander.

El arquitecto Rafael Moneo reconstruyó el Moderna Museet, a partir del edificio original de 1958

En Djurgården, imprescindible el Vasamuseet o Museo Vasa. Es una ocasión única para contemplar muy de cerca un barco de madera sueco hundido en 1628, nada más salir del puerto. Reflotado en 1961, está totalmente restaurado. El museo se construyó en el mismo lugar donde se reflotó este buque de guerra, diseñado para ser el más imponente de la armada sueca, tras permanecer 333 años bajo las aguas del Báltico.

Una vez finalizada la visita del Vasa, resulta sencillo coger un barco para dirigirse al Moderna Museet, museo de arte moderno reformado por el arquitecto español y Premio Pritzker Rafael Moneo.

Especialmente si en el grupo hay niños, reserve cerca de cuatro horas para visitar Skansen, museo al aire libre por el que el visitante puede viajar a través de los últimos 5 siglos de la historia de Suecia. Constituye un completo testimonio etnográfico, al que se puede acceder por 180 SEK los adultos y 160 los menores.

COMER, CENAR Y COPAS

Lisa Elmqvist, Råkultur, Rolfs KöK, Pubologi, LUX Dag för Dag o Urban Deli son algunos de los restaurantes en los que se puede comer al medio día. El horario habitual es de 11h a 13h un, aunque hay restaurantes que abren hasta las 15h.

Para cenar, podemos elegir entre otros P.A &Co, Mathias Dahlgren, Sturehof, East, Taverna Brillo, Bistro Berns o La Vechia Signora. Las 7 de la tarde es la hora estándar.

panaderia-estocolmo

Panadería Dessert och choklad

Ya para tomar una copa, la isla Kungsholmen, sobre el lago Mälaren, está llena de barcos o terrazas ideales para la ocasión. Eso sí, el precio del alcohol en toda Suecia es muy elevado.

No podemos terminar esta pincela de Estocolmo sin hablar de los bollos de canela o kanelbullar tan habituales en la novela negra. Merece la pena probar la de Dessert och choklad, panadería de Estocolomo con obrador en la isla Lilla Essingen, pero con tiendas repartidas por toda la ciudad.

To Top