lunes, 22 mayo 2017

Eulen Alimentaria Tudela

Una crónica de Ismael López para Navarra Capital

El hotel AC Tudela acogió la Jornada Técnica celebrada por Eulen Alimentaria en la capital ribera en estas últimas horas y que logró reunir a una amplia representación de empresarios y directivos del sector agroalimentario de la Comunidad Foral y de La Rioja.

Fernando Laguna, Director de EULEN Zona Norte, fue el encargado de dar a la bienvenida a los asistentes. Aprovechó su presentación para reconocer el crecimiento que ha vivido la empresa desde su inicio hasta nuestros días. En la actualidad, aseguró, su compañía emplea a 1.500 trabajadores, de los cuales un 6 por ciento cuentan con algún tipo de discapacidad. Además, facturan anualmente 35,4 millones de euros solo en España.

Centrándose en Eulen Alimentaria, adelantó que la intención de sus responsables es conseguir incrementar su facturación este año hasta los 15,5 millones de euros y, al mismo tiempo, aumentar su plantilla de los 590 empleados actuales a una cifra total de 650 trabajadores. Tras esta intervención, Laguna dió paso al resto del programa previsto que incluía la celebración de diversas ponencias. 

CONGELADOS NAVARRA

Jornada Eulen Tudela La primera, titulada “Caso de Éxito: Congelados de Navarra” corrió a cargo de Benito Jiménez, su Consejero Delegado y fundador. Dedicó su conferencia a narrar su experiencia como emprendedor cuando decidió dejar su empleo como ingeniero agrónomo y fundó Congelados de Navarra. Dieciocho años después, la empresa cuenta con varios reconocimientos internacionales por su calidad como el concedido por TESCO, uno de los mayores distribuidores de alimentos en Europa.

Le siguió la segunda charla a cargo de la Directora de Calidad de la empresa, Rosa Martínez, con “La calidad de los procesos productivos en Congelados de Navarra”, que centró su ponencia en la búsqueda de la excelencia y la reducción de costes como base de la competitividad. Para Martínez, la principal diferencia en el concepto de calidad con respecto a los anteriores años es la experiencia del cliente. “Su exigencia es lo que diferencia el posicionamiento de una empresa”, afirmó.

Gracias a la colaboración de EULEN, Congelados de Navarra ha desarrollado un sistema de Calidad y de Seguridad Alimentario propio que les ha hecho merecedores de la máxima calificación del sello BRC. Martínez resumió en seis claves el éxito para lograrlo: inocuidad, calidad y vida útil de los productos, imagen ante el cliente, mantenimiento del equipo y prevención.

“Si solo sacas buena nota el día del examen no es suficiente” declaró; “hay que mantener ese nivel, buscarlo y trabajarlo”, añadió la directora de Calidad de Congelados de Navarra. A día de hoy, esta sociedad emplea a 700 personas en sus tres fábricas, dos de ellas ubicadas en Navarra, y acaban de abrir una filial en EEUU.

EULEN AUDITORÍA HIGIÉNICA

Mago Moré Tudela EulenClaudio Goldarbeiter le tomó el relevo para hablar de la externalización de servicios que ofrece el Grupo EULEN con su charla titulada: “Modelo de Auditoría Higiénica basado en la gestión integral de la higiene”. “Si lo tenemos nosotros, ¿por qué no ofrecerlo a los clientes?”, dijo. Con esta premisa el Director de Limpieza del grupo expuso las bases de su labor a través de un servicio personalizado que incluye supervisión, procedimientos de limpieza, desinfección y concienciación de los empleados. Parafraseó al abogado Peter Drucker para definir sus valores: “El resultado de un buen negocio es un cliente satisfecho”.

La última conferencia de la jornada la dio el Mago More, conocido por colaborar en programas como La Hora de José Mota. Sorprendió a los asistentes con la revelación de su faceta empresarial como socio en cinco entidades distintas. Su charla, titulada “El poder positivo del cambio”, se centró en hablar de la innovación como motor económico para las empresas en la actualidad. Con lemas como: “o te adaptas o estás muerto” y “lo único constante es el cambio”, More destacó la importancia de adaptarse a los tiempos y a las nuevas tecnologías.

Mago More puso como ejemplos los fenómenos de Whatsapp o las cámaras digitales frente a tecnologías ya asentadas como el SMS y las máquinas analógicas. “¿Dónde están ahora esas empresas? Las telecos y Kodak se reían porque eran líderes de mercado”. “La clave de la competitividad es innovar. Cambiar es una cuestión de actitud”.

En el mundo empresarial del siglo XXI, concluyó, lo importante ya no es ser grande, sino ser más rápido. “Es curioso” dijo, “que siempre acertemos al último intento. Hay que cometer errores. Los problemas se convierten en oportunidades de negocio si se es positivo”.

Olga Risueño, concejala de Agricultura y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Tudela, fue la encargada de cerrar la jornada con agradecimientos a los ponentes. Finalmente, Javier de Arnedo, director de Marketing del grupo EULEN, presentó los vinos y carnes a degustar por los asistentes durante la comida, que concluyó el encuentro.

To Top