domingo, 24 septiembre 2017

sede-bce

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo, BCE, ha decidido este jueves rebajar los ipos de interés del euro al mínimo histórico del 0,05%, una decisión que se enmarca en la preocupación de los líderes de la eurozona por el fantasma de la deflación.

La presión para la actuación del BCE se ha incrementado recientemente después de que el dato de inflación de julio bajara al 0,4% desde el 0,5% de junio, el menor alza de los precios en la región desde octubre de 2009. El pasado 22 de agosto en Jackson Hole, el propio presidente del BCE Mario Draghi ya expresó la preocupación de la entidad por el posible desanclaje de las expectativas de inflación, así como el compromiso de actuar por parte del BCE en apoyo de la recuperación.

Asimismo, el Banco Central Europeo también ha dejado el tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito en el -0,20%, mientras que el tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito continuará siendo del 0,30%. De esta manera, la atención se centrará de nuevo en la rueda de prensa del presidente del Banco emisor europeo, Mario Draghi, donde podría haberse planteado la posibilidad de lanzar un plan de compra de titulizaciones por importe de hasta medio billón de euros. Draghi había despertado grandes expectativas en los mercados después de advertir en Jackson Hole (Wyoming) de que han bajado las perspectivas de inflación.

REACCION AGRESIVA

Sin embargo, la mayor parte de los analistas descartaba que el BCE fuera a reducir el precio del dinero y pensaba que la entidad esperaría a ver el efecto de las medidas anunciadas en junio.

Pero al final el BCE ha reaccionado de forma agresiva con un nuevo recorte de sus tasas de interés. El Riksbank (banco central de Suecia) mantuvo su tasa de interés de refinanciación en el 0,25 %, tras haberla recortado de forma agresiva en julio, y el Banco de Inglaterra la dejó en el 0,5 %.

Draghi informará de la posibilidad de que el BCE compre bonos de titulización de activos de alta calidad para activar el mercado de crédito y dejará la puerta abierta a una expansión monetaria mayor en caso necesario, prevén los expertos de UniCredit.

FACILITAR EL CRÉDITO

El objetivo es facilitar el crédito del sector bancario, que representa la mayor parte de los créditos de la UE. Y también hacer que nuestro balance vaya a tener la dimensión que tenía a principios de 2012“, ha explicado Draghi en una rueda de prensa.

El máximos responsable del BCE concluyó su rueda de prensa diciendo que las medidas buscan otro propósito: “Que no haya más malentendidos para saber que ya hemos tocado el suelo. Y sí: ya hemos tocado el suelo“.

 

To Top