miércoles, 18 octubre 2017

Iñigo Urkullu, Uxue Barkos y Alain Rousset, representantes de la Eurorregión Aquitania-Euskadi-Navarra.

Iñigo Urkullu, Uxue Barkos y Alain Rousset, representantes de la Eurorregión Aquitania-Euskadi-Navarra.

El Consejo Plenario de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos ha sido el escenario para oficializar el inicio del proceso que llevará a Navarra a la Eurorregión que ya conforman Aquitania y Euskadi. Precisamente, en este encuentro se ha visualizado la importancia de la cooperación entre las vertientes norte y sur de los Pirineos y sus zonas de litoral, una colaboración que se enmarca dentro de las prioridades que emanan de la Estrategia Europa 2020 y sus modelos complementarios de crecimiento.

CTP2bEl apoyo financiero se materializará, según ha señalado la Presidenta de Navarra, en más de 189 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para proyectos POCTEFA (Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Francia-Andorra) en el periodo 2014-2020,unos fondos de los que Navarra recibirá unos 20,8 millones y que permiten alcanzar nuevas oportunidades de cooperación entre instituciones y agentes de ambos lados de los Pirineos. Este programa nos permitirá seguir trabajando en los ejes centrales de nuestra acción que van encaminados a dinamizar la innovación y la competitividad, promover la adaptación al cambio climático y la prevención y gestión de riesgos, fomentar la protección, la valorización y el uso sostenible de los recursos locales, favorecer la movilidad de bienes y personas, y reforzar las competencias y la inclusión en los territorios”.

EURORREGIÓN

En cuanto a la Eurorregión, los mandatarios de las tres regiones implicadas han acordado formar en breve un grupo de trabajo con representantes de los tres territorios para poner en marcha el proceso de adhesión.

Como se recordará el pasado 21 de octubre el Gobierno de Navarra acordó solicitar la incorporación a la eurroregión “Aquitania/Euskadi”, con el fin de poner en marcha proyectos comunes que fomenten el desarrollo mutuo y el fortalecimiento de la cohesión económica, social y cultural de los tres territorios, contribuyendo así a la creación de un gran espacio de cooperación que tenga un lugar significativo en Europa. Navarra suscribió ya un acuerdo de colaboración con ambas regiones en 1992, del que se retiró en 2000.

To Top