lunes, 25 septiembre 2017

Venta de Piher de Tudela a un grupo norteamericano

Amphenol Corporation garantiza la continuidad de la factoría ribera aunque le pide ser más competitiva. Inquietud entre unos trabajadores que lamentan la ausencia de más información. Una información de Germán Pérez para navarracapital.es

Redacción
Tudela - 17 agosto, 2017

Imagen de Rafael Fernández-Ladreda, actual director general de Piher Tudela (archivo navarracapital.es)

Imagen de Rafael Fernández-Ladreda, actual director general de Piher Tudela (archivo navarracapital.es)

La firma británica Meggitt PLC ha vendido  sus acciones de Piher Sensors&Controls, ubicada en Tudela,  a la compañía estadounidense Amphenol Corporation . Los antiguos propietarios persiguen desprenderse de empresas que producen sensores industriales, una tecnología alejada de su línea principal de negocio: la aeronáutica.

Desde la nueva dirección aseguran la continuidad de  la planta ribera aunque aspiran a ser más  competitivos. Por su parte, los trabajadores consultados lamentan  la ausencia de información.

La operación ha incluido otras dos factorías. Así Amphenol Corp, una compañía industrial global diversificada,  ha pagado a Maggit un total de 82M. de libras por la compra de Meggitt Maryland, Piezo Technologies y Piher.

El trato entre estas dos empresas cotizadas se cerró el pasado  día 16  junio de 2017

Amphenol Corporation es una de las  compañías más grandes del mundo de conectores eléctricos, electrónicos y de fibra óptica, sistemas de interconexión, antenas, sensores y productos basados ​​en sensores y cable especial coaxial y de alta velocidad. 

Dirigida por Richard Adam Norwit, diseña, fabrica y ensambla sus productos en América del Norte y del Sur, Europa, Asia, Australia y África.  Lidera sectores tan diversos como la  Automoción, Comunicaciones de Banda Ancha, Aeroespacial Comercial, Industrial, Tecnologías de la Información y Comunicaciones de Datos, Militares, Dispositivos Móviles y Redes Móviles.

Meggitt PLC, por su parte, anunció a sus accionistas  la operación cuando, el pasado 30 de junio, dio a conocer los  resultados provisionales correspondientes al semestre finalizado: “los tres negocios operan como entidades autónomas y proporcionan una gama de tecnologías de sensor y control  en los sectores industrial y automotriz donde las sinergias con el resto del Grupo son limitadas. La operación -explicaron- está en consonancia con nuestra estrategia de enfocarnos en negocios  donde nuestra posición de  líderes ofrecen un mayor potencial de crecimiento y mayor eficiencias de tipo operacional“.

Los productos de la factoría tudelana se comercializan en casi 40 países

Cabe señalar que PIHER SENSORS & CONTROLS, es una empresa especializada en la fabricación de sensores de posición y potenciómetros de control con tecnologías de efecto hall y de contacto para aplicaciones de automoción, industriales, marina, electrónica médica y electrodomésticos. Su producción llega a casi 40 países.

Por el contrario, Meggitt PLC se dedica a la  ingeniería especializada en componentes y subsistemas de alto rendimiento para los mercados aeroespacial, de defensa y de energía.

Lincoln International, uno de los principales bancos de inversión de mediano nivel mundial, ha servido como asesor financiero exclusivo de Meggitt PLC en la venta de tres de sus negocios de Sensores Industriales, trabajando en estrecha colaboración con la Compañía y los equipos de gestión durante todo el proceso de venta. Esto incluyó proveer experiencia en asesoría en fusiones y adquisiciones y administrar las fases de mercadotecnia, negociación y debida diligencia de la transacción“, informan fuentes conocedoras del proceso.

INQUIETUD

Ni la empresa, dirigida aún por Rafael Fernández Ladreda, ni el comité de empresa, presidido por el sindicato Solidari, han ofrecido información oficial sobre este asunto.

Sin embargo, navarracapital.es  ha podido hablar  con algunos de los casi 300 trabajadores que integran la plantilla de Piher. Todos nos han transmitido su inquietud.

En resumen, han dicho lo siguiente: “cuando la operación está cerrada, conocemos la venta. Todo se produce con mucho sigilo, es oscuro. Sí que han prometido que habrá continuidad laboral, pero ya han advertido que se debe aumentar la productividad para ser más competitivos. En cierto que los objetivos de la empresa no han sido muy ambiciosos, pero se cumplían. Confiemos que la competitividad no recaiga en los salarios, dado que esta empresa  va a necesitar un buen plan de inversiones. El momento es complicado; además llevamos dos años sin negociar el convenio laboral“.

Piher está vinculada al desarrollo industrial de la Ribera

Hace dos años celebraron sus bodas de oro  en Tudela. Llegó a tener 1.100 trabajadores. Tras vivir un periodo de incertidumbre, pasó a manos de SODENA y, años después, el Gobierno de Navarra firmaba  un documento privado de venta de la empresa Navarra de Componentes Electrónicos (Nacesa.Phier), con el consorcio británico Meggitt, en una operación de reprivatización de la factoría.

Con motivo del  referido 50 aniversario, el director general de Piher, Rafael Fernández-Ladreda, explicaba a NavarraCapital.es   que “a pesar de la competencia del mercado chino la compañía ha logrado aumentar su facturación, su plantilla y su capacidad tecnológica para abordar futuros proyectos”. Unos resultados que han sido posibles gracias a “una eficiencia operativa muy elevada, con un componente de automatización altísimo y una capacidad de realizar trajes a medidas para nuestros clientes”.

To Top