martes, 30 mayo 2017

apd-cen-reforma-fiscal-7

La bienvenida al salón de actos de la Confederación de Empresarios de Navarra, CEN, en Pamplona, donde se desarrolló en estas últimas horas el encuentro “La Reforma Fiscal en Navarra: Novedades Fiscales y Previsiones Normativas para el Ejercicio 2016” corrió a cargo de José Antonio Arrieta, consejero de la Asociación para el Progreso de la Dirección, APD, en Navarra y Consejero Delegado de ARPA Abogados Consultores y; Javier Hernández, Director Comercial de Bankinter.

En una sala abarrotada de público y donde se percibía el interés y la expectación del cerca de centenar de profesionales y directivos que acudieron a la cita, el primero en intervenir fue el director gerente de Hacienda Tributaria de Navarra, Luis Esáin quien indicó que la “situación de Navarra no es catastrófica pero tampoco es fácil”.  Como ejemplo de esto último recordó la evolución que han seguido tres grandes magnitudes macro que, en su opinión, describen el estado de nuestro territorio.

apd-cen-reforma-fiscal-2En concreto se refirió a la aportación de Navarra al Estado; los intereses de la deuda y; la capacidad de endeudamiento de la región. Pues bien, afirmó, “que si sumamos su evolución en estos seis años, el resultado es que se ha constreñido la capacidad de manejar el presupuesto de la Comunidad Foral en más de 700 millones de euros, aproximadamente un 20 por ciento del presupuesto”.

Luis Esáin, señaló, además, que la reforma fiscal, como bien indica en su texto, busca una mejora en la recaudación, con el fin de dar más y mejores servicios públicos que palíen situaciones de emergencia social que se están viendo. Asimismo, quiso trasladar un cierto mensaje de optimismo con vistas al futuro ya que “si bien es cierto que la propuesta va a suponer un aumento en la imposición en otros puntos la Comunidad foral está mejor comparativamente con el resto del Estado”, expuso.  Aquí se refirió a las deducciones por reinversión e I+D; patronazgo o mecenazgo, por citar algunos ejemplos.

En todo caso, el director gerente de la Hacienda Tributaria de Navarra también quiso incidir en que la propuesta planteada por el Ejecutivo foral supone una recuperación del nivel que existía en 2014 y, por lo tanto, presenta una cierta coherencia con el trabajo que desde el Gobierno de Navarra se había realizado en el apartado de impuestos hasta entonces.

ARPA ABOGADOS 

A continuación, un panel de expertos analizó las novedades fiscales y previsiones normativas tributarias para el ejercicio 2016 en Navarra. Así, José Ignacio Pérez de Albéniz y Jorge Santos, director general y director del departamento fiscal de ARPA Abogados Consultores, respectivamente y;  José Miguel Ancín, director de Deloitte Abogados fueron los encargados de hablar sobre el proyecto de ley de la reforma fiscal para Navarra para el año 2016 y las novedades que presenta el Impuesto de Sociedades, IRPF e Impuesto sobre Patrimonio. 

La valoración general del proyecto de reforma fiscal recientemente aprobada en Navarra no ha sido  positiva. Según los expertos de ARPA Abogados Consultores, “el proyecto supone un aumento generalizado de impuestos para los contribuyentes navarros, tanto empresas como particulares”.

En un momento en el que la recuperación económica empieza a ser un hecho, y en que los territorios vecinos proyectan y llevan a cabo rebajas tributarias, dichos ponentes defendieron “que una subida de impuestos no ayudará a estimularla, sino que más bien retraerá rentas de las personas y empresas que pudieran destinarse al ahorro, consumo e inversión, y por tanto generar más actividad y más empleo”. Es más pusieron en duda de que “los efectos recaudatorios sean los que se anuncian, ya que la recaudación va muy ligada a la marcha de la actividad, y no solo a las modificaciones del legislador”, comentaron.

Se destacó que la reforma deja a Navarra en una posición de desventaja competitiva respecto a los territorios vecinos, ya que los contribuyentes navarros tendrán, con carácter general, el Impuesto sobre la renta más alto de todo el entorno. En cuanto al Impuesto sobre el Patrimonio, también será el más gravoso de toda España, con grandes diferencias con Madrid y La Rioja. Por último, en cuanto a las empresas, también verán aumentada su tributación, al subir el tipo general para las grandes y el tipo mínimo para todas. Ello hará que se pierda atractivo para nuevos proyectos de inversión y que se puedan plantear deslocalizaciones reales.

Así, los expertos también insistieron en el perjuicio que para la estabilidad y seguridad jurídica se ocasiona con las sucesivas reformas, realizadas además en sentidos opuestos. En este sentido, aseguraron  que “las empresas y los inversores requieren de reglas claras y estables, y el continuo cambio en un tema tan esencial no ayuda a la creación de una atmósfera favorable a la inversión”.

apd-cen-reforma-fiscal-3No obstante lo anterior, y en sentido constructivo, desde ARPA Abogados Consultores anunciaron que han realizado varias propuestas que podrían moderar el proyecto y atenuar en gran medida estos efectos. Propuestas que podrían tener la oportunidad de ser consideradas teniendo en cuenta que en el momento actual está abierto el trámite de enmiendas parlamentarias.

Por lo que respecta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, IRPF, se señaló que las medidas tributarias proyectadas para 2016 en materia de IRPF implican una modificación sustancial de la normativa vigente, que coloca a la generalidad de los contribuyentes navarros en una peor situación que la que ostentan los contribuyentes en el resto del territorio nacional.

DELOITTE

En su intervención, José Miguel Ancín, director de Deloitte Abogados dijo que “no parece, en los tiempos que corren, con indicadores claros de reactivación de la economía, que dicha política fiscal esté justificada en términos de equilibrio entre recaudación y estimulación, ni parece justo que una comunidad como Navarra, históricamente ejemplar en materia tributaria durante muchos años, envidia de todos los españoles, tenga que soportar la calificación de ser la Comunidad que peor trata a sus administrados”.

En este sentido, Ancín añadió que “igualmente gravosa” es la medida anunciada en materia del Impuesto sobre el Patrimonio por la que se elimina la exención existente para la “empresa familiar” y se sustituye por una deducción parcial en la cuota del Impuesto. Según este experto, esta decisiónresulta especialmente gravoso en aquellos supuestos en donde el patrimonio empresarial del contribuyente representa la mayor parte de los bienes y derechos del mismo. De nuevo, y a diferencia de lo que ocurre en todo el territorio nacional, esto implica un aumento considerable de la presión fiscal sobre los empresarios navarros”.

No parece tampoco razonable, ni siquiera se ve la necesidad, -continuó Ancín- que sobre un colectivo que emprende, crea empleo y distribuye riqueza en nuestra Comunidad Foral recaiga una presión fiscal sustancialmente superior a la existente en Comunidades vecinas como lo son a título de ejemplo la del País Vasco, la Rioja o Aragón”, indicaron desde Deloitte Abogados.

Como reflexión final el director de Deloitte Abogados subrayó que “es necesario indicar que el sistema tributario debe hacer contrapeso entre dos principios tributarios contrapuestos: conseguir un nivel de presión fiscal adecuado y estimular el crecimiento de la inversión”.  José Miguel Ancín abogó porque la propuesta debiera dirigirse hacia ese segundo contrapeso “para que su objetivo, además de recaudar y redistribuir la renta, sea dinamizar y fortalecer el tejido empresarial de la Comunidad Foral de Navarra, consideró.

Sin embargo, concluyó, “no parece que las medidas plasmadas hoy en día en el Proyecto de Ley Foral de Medidas Tributarias para 2016 estén definidas y alineadas con la persecución de este objetivo”.

PARLAMENTO Y TUDELA 

apd-cen-reforma-fiscal-5Finalmente, el consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, se pudo incorporar a última hora a este encuentro celebrado en la CEN una vez finalizada su intervención en el Pleno del Parlamento de Navarra que, precisamente, en esas mismas horas había debatido y rechazado las propuestas a la totalidad planteadas por los grupos de la oposición a la Reforma Fiscal. 

Se abre ahora, por tanto, el período de las enmiendas parciales aunque todo parece indicar que el proyecto finalmente será aprobado el próximo día 22 y, por lo tanto, desde el próximo 1 de enero, Navarra contará con nuevo sistema tributario. 

Cabe recordar que un encuentro similar al celebrado en Pamplona tendrá lugar el próximo miércoles 16 de diciembre en Tudela. Todos los interesados pueden obtener más información sobre el mismo en este enlace

To Top