sábado, 22 julio 2017

Adrián Larripa en el stand de su empresa en la reciente Innovaction Week. Fotos: Víctor Rodrigo.

Adrián Larripa en el stand de su empresa en la reciente Innovaction Week. Fotos: Víctor Rodrigo.

Utilizan el potencial creativo y el Design Thinking para solucionar problemas y transformarlos  en oportunidades que generen innovación. Es el objetivo de bigD, una consultoría que ofrece soluciones innovadoras para empresas con un gran impacto positivo en las personas y en la sociedad a través del diseño de producto y servicios. Adrián Larripa, CEO de bigD explicó a los asistentes de la Innovaction Week que se acercaron a su stand qué labor hace y como trabajan en esta empresa .

En bigD trabajamos la innovación empresarial a  través del pensamiento creativo o design thinking. El pensamiento creativo es el pensamiento de diseño el cual, en lugar de enfrentarse a los problemas de una manera lineal (lo más habitual en el ámbito de la ingeniería) lo lleva a cabo a través de un proceso más divergente y convergente propio del design tinking donde exploras muchas opciones, prototipas rápidamente, testas y elijes aquella opción que te da mejor resultado. Es un proceso de mejora continua”, explica Larripa.

“Ya no vale tener un producto o servicio muy bueno y muy diseñado si cuando se usa no es intuitivo”

adrian-larriba-bigd-3Según señala el CEO de bigD, actualmente en el mundo empresarial nos encontramos problemas cada vez más complejos, que van más allá de las responsabilidades de un solo departamento o de las capacidades de una sola consultora. “Para resolverlos, se deben llevar a cabo procesos colaborativos, en los que haya que integrar a todos los agentes de la cadena de valor, el pensamiento creativo se convierte en una de las líneas de innovación más importantes”.

En todos los ámbitos de la empresa, tanto en la oferta como en la configuración del propio negocio de la empresa y en la experiencia de la marca, el diseño se convierte en un factor transversal muy importante. “Ya no vale tener un producto muy bueno y muy bien diseñado si cuando lo utiliza el usuario no es intuitivo o el servicio a través del cual lo visualiza no es bueno. Es lo que queremos reflejar desde bigD, no centrarnos sólo en el producto sino también en el servicio y en la experiencia de la persona con la marca”.

CO-CREAR SOLUCIONES CON EL CIUDADANO

El pensamiento creativo no sólo se circunscribe en un entorno empresarial. También puede utilizarse en otros ámbitos como el social, incluso en sociedades en vías de desarrollo. Es el caso de Paco Design Collaborative,  empresa con sede en Italia con gente asociada en todo el mundo. Su labor es trabajar la innovación social a través del diseño participativo y procesos de design thinking.

Paco Design Collaborative también trabaja en comunidades en vías de desarrollo de Sudáfrica y Namibia

El diseño para la innovación social trabaja de forma colaborativa con el ciudadano. Se trabaja con las personas que tienen algún problema en su sociedad para co-crear soluciones. “Es un proceso de innovación social de abajo a arriba de la pirámide. Tradicionalmente, las decisiones se toman desde arriba (instituciones, gobierno, etc) y llegan al ciudadano de a pie muchas veces sin entender realmente sus problemas. Nosotros trabajamos con el ciudadano, para a través de la empatía, encontrar soluciones y co-crearlas con ellos”, explica Larripa.

Por otra parte, Larripa destaca la importancia del prototipado de los servicios en estas propuestas públicas. “El objetivo es testar lo antes posible esas medidas para contrastar si realmente satisfacen las necesidades del ciudadano o no. Esto ahorra costes y acelera mucho los tiempos”.

Paco Design Collaborative también trabaja en comunidades en vías de desarrollo como en Sudáfrica y Namibia. “Estamos trabajando con el pueblo de los San o bosquimanos para trabajar su autoestima, el sentimiento de pertenencia a su comunidad y por extensión, de pertenencia al mundo global. Involucramos a ONG´s”.

“El prototipo es un factor clave para ahorrar costes y agilizar plazos”

Para Adrián Larripa, este tipo de iniciativas como la feria de Innovaction Week “son una muy buena oportunidad para darnos a conocer, hacer networking, y conocer otras empresas en similares circunstancias con las que puedan surgir oportunidades de colaboración. Tenemos recursos limitados para invertir en comunicación y difusión de nuestra marca y esto nos da visibilidad”, finaliza.

To Top