sábado, 21 octubre 2017

Andrés Ramos, Valentín Fortún, Ainhoa Aznárez, Jesús Buitrago, Inmaculada Unzué, Aitor Arregui y Ander Arregui.

Andrés Ramos, Valentín Fortún, Ainhoa Aznárez, Jesús Buitrago, Inmaculada Unzué, Aitor Arregui y Ander Arregui.

La Fundación ONCE de Atención a Personas con Sordoceguera (FOAPS) celebra en este 2017 sus diez años de dedicación a la mejora de la calidad de vida de las personas con sordoceguera en España. Una atención que, en la actualidad, beneficia a 4 ciudadanos navarros con sordoceguera, gracias a la labor que realiza un mediador de la FOAPS en nuestra comunidad.

Con motivo de este décimo aniversario, la FOAPS (de la mano de la ONCE) está llevando a cabo una serie de actos durante el año para celebrar la labor que desarrolla desde hace una década y dar a conocer a la sociedad la realidad de estas personas al grito de “Coge mi mano”.

El recorrido comenzó el pasado 10 de febrero y llega ahora a Navarra, en un acto que contó con la participación la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez; el presidente de la FOAPS, Andrés Ramos; el delegado territorial de la ONCE en Navarra, Jesús Buitrago; y el presidente del Consejo Territorial, Valentín Fortún, entre otras autoridades. Además, Inmaculada Unzue, persona con sordoceguera de Navarra, explicó en primera persona su experiencia en el día a día, de la mano de su mediador, Aitor Arregui.

MÁS DE 2.000 HORAS DE ATENCIÓN

Inmaculada-Unzue-sordoceguera-FOAPS-ONCE

Inmaculada y Aitor

A lo largo de sus 10 años de vida, la FOAPS ha dedicado un total de 2.092 horas de mediación en Navarra, de las cuales 122 corresponden al año 2016. En datos generales, en todo el territorio nacional, han sido 540.573 horas, de ellas 83.384 en el pasado año.

El número de beneficiarios alcanza en la actualidad la cifra de 4 personas con sordoceguera en Navarra; en un principio, en 2007 eran 2 personas atendidas. Para su atención, la FOAPS cuenta con la labor de un mediador que da cobertura a las necesidades de estas personas.

En estos diez años, la Fundación ONCE de Atención a Personas con Sordoceguera ha destinado 25.419 euros en recursos en Navarra y no ha contado con ninguna aportación económica por parte de las instituciones públicas.

EVITAR EL AISLAMIENTO

FOAPS es una Fundación de carácter asistencial, creada a instancias de la ONCE, y constituida el 20 de julio del 2007. Tiene como fin promover el desarrollo de programas dirigidos a la atención de las necesidades específicas de las personas con sordoceguera, poniendo particular interés en los relacionados con la educación y el empleo, al objeto de procurar la integración socio-laboral y mejorar la calidad de vida de estas personas y favorecer su desarrollo humano e intelectual.

La sordoceguera es una única discapacidad que resulta de la combinación de dos deficiencias sensoriales (visual y auditiva), provocando problemas de comunicación únicos y necesidades especiales derivadas de la dificultad para percibir de manera global, conocer y por tanto interesarse y desenvolverse en el entorno.

“COGE MI MANO”

El lema elegido para esta campaña tiene que ver con las necesidades de comunicación de estas personas, que reciben principalmente la información a través de sus manos, mediante diferentes sistemas.

Algunas de estas personas, si tienen algún resto visual, se comunican con lengua de signos en el aire, que es apoyada al tacto, a las manos, cuando hay poco o ningún resto de vista. O bien se comunican mediante sistemas alfabéticos, más fáciles de aprender, como el dactilológico o la escritura en mayúsculas sobre la palma de la mano. En algunos casos, incluso, algunos se comunican a través de las tablillas de comunicación cuando el interlocutor no conoce su sistema.

Por otro lado, la tecnología ha avanzado mucho y cada vez son más las personas con sordoceguera que utilizan para comunicarse ordenadores y móviles, siempre que estos sean accesibles. Leen los textos a través de una línea braille o sistemas lectores de amplificación de voz.

To Top