martes, 17 octubre 2017

gallardo-2

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Quince minutos para enamorar a los inversores. Es el tiempo que tendrán los emprendedores para presentar sus proyectos y conseguir el “flechazo” con un inversor que desee apostar por él. Ése será el punto de partida para comenzar a trabajar juntos por un proyecto común.

El Foro de Inversores de ESIC es un punto de encuentro entre emprendedores que buscan financiación para sus proyectos e inversores que desean invertir su dinero en ideas nuevas y con potencial. Estos inversores además de aportar capital, aportan conocimiento, experiencia, networking y contactos, muy interesante por ser una parte del negocio que los emprendedores todavía no conocen por ser inexpertos en la materia.

De momento, ya hay veinte proyectos presentados pero la búsqueda continúa y se prevé que lleguen a tener en torno a 40-50. “De todos ellos, se elegirán los 8 mejores para ser presentados en el foro. Al resto, les pondremos en contacto directamente con inversores que nosotros consideremos pueden ser interesantes según el tipo de proyecto de que se trate”, señala Nacho Gallardo, coordinador del Foro de Inversores y profesor en la escuela de negocios de ESIC.

La ventaja de que este foro lo lleve a cabo una escuela de negocios es que a la hora de captar los negocios, valida los proyectos según su metodología. Como escuela de negocios, esta iniciativa también es considerada como  responsabilidad social “tenemos responsabilidad de ayudar a todos los emprendedores que salen de nuestra escuela, a saber presentar sus proyectos delante de inversores y apoyarles en que éstos salgan adelante. Es un servicio para ellos, sin ánimo de lucro”.

¿QUÉ BUSCAN?

Los inversores buscan proyectos potentes, de rápido crecimiento, escalabilidad, lo más globales posibles, que tengan una propuesta de valor añadido real y rentables. “También buscan que sea de su sector para que así ellos puedan aportar experiencia, la posibilidad de abrir puertas a nivel comercial”, destaca Gallardo. El perfil de inversor es una persona de más de 45-50 años, en el tramo final de su carrera profesional, suelen proceder de grandes empresas “y consideran que son personas de éxito que en su vida sólo les ha faltado emprender. Echan de menos el poder tener su propio proyecto, y crear algo suyo. Tiene esa parte nostálgica”, añade Nacho.

En este sentido, hay que diferenciar dos tipos de inversores: el que sólo pone el dinero y participa activamente en el proyecto y a los años se va recuperando la ganancia de su inversión, y aquel inversor que no es solo capitalista sino que quiere participar con su trabajo y se involucra en él.

Los emprendedores, además del dinero, buscan un compañero de viaje, alguien en quien confiar, que les aporte experiencia, les ayude y motive y les marque esa “hoja de ruta” que ellos por su inexperiencia, todavía desconocen.

gallardo-5

Ignacio Gallardo

LA CREDIBILIDAD ES EL EQUIPO

Los inversores en Navarra, no son inversores profesionales como en otras comunidades que solo se dedican a ello. Por eso ESIC, dará un curso de formación a los inversores previo al foro. Los inversores huyen de proyectos poco ambiciosos y aquello que son  personalistas y de los equipos poco equilibrados. La credibilidad es el equipo. Los proyectos personalistas son aquellos que giran en torno a una persona y todo depende de esa persona. “Suelen ser perfiles un poco conflictivos. Muchas veces se rechazan proyectos por la parte personal más que por el proyecto en sí mismo. Los inversores invierten su dinero más en un equipo que en un proyecto”, destaca Gallardo.

Los inversores valoran sobre todo la capacidad de escucha y de reacción. “El inversor, cuando llega, siempre hace una serie de propuestas y le gusta ver que el emprendedor atiende a sus ideas, es reactivo, acepta la crítica y tiene capacidad de adaptarse”. La capacidad de trabajo también es valorada para el inversor, ya que si, invierte su dinero en un proyecto, es para que éste tenga rentabilidad, haya alguien que trabaje y luche por él “en cuerpo y alma”, añade.

Los emprendedores por su parte, huyen del inversor tiburón, el que sólo busca rentabilidades, el que tiene exigencias muy rigurosas, el que pone cláusulas de gestión  muy estrictas y el que quiere tomar demasiado poder dentro de la empresa. “El emprendedor lo ve como un peligro para su idea, que ha estado gestando durante años. Al final, al igual que para los inversores, es el tema personal el que decide”.

Los emprendedores, por su parte, buscan un inversor que les aporte calma, tranquilidad y consejo.

PROYECTOS MÁS BUSCADOS

Los proyectos más buscados hoy día por los inversores son fundamentalmente todos aquellos relacionados con las nuevas tecnologías, sobre todo por la escalabilidad que presentan. Pero también, hay mucho emprendimiento en torno a las energías renovables, salud combinada con tecnología o aplicada a móviles, internet de las cosas, educación y economías colaborativas. “Hay un repunte de proyectos industriales después de varios años en los que prácticamente no encontrábamos. Esto a los inversores les gusta porque la mayoría han hecho carrera profesional en un entorno industrial”, destaca.

El 70% de las empresas que se crean no duran más de tres años. Hay muchas buenas ideas, pero no todas las buenas ideas son oportunidades de negocio. Gallardo destaca la gran cantidad de buenas ideas que hoy día aparecen pero que hay que distinguirlas de las que realmente son una oportunidad de negocio. “Una vez que se comprueba que una buena idea es una buena oportunidad de negocio, nos encontramos dos posibilidades: los ‘negocietes’ y  las empresas. La mayoría de las grandes ideas pasan por ser negocietes pero esto lo monta cualquiera. Los proyectos de empresa requieren de mucho más, de un equipo, de una base más estable, de estudios de mercado… Y éstas son las que se pueden presentar a un foro”, termina Gallardo.

El 23 de junio, ESIC realizará una jornada informativa a todos los emprendedores que quieran participar en el foro, el cual, se celebrará el 14 de octubre.

 

To Top